Antonio Rios (Federación MCA-UGT Euskadi)

“Lo que se consigue es luchando y peleando. Ahora no podemos ceder nada.”

Los sindicatos, UGT y CCOO, han convocado movilizaciones para el 18 de diciembre. El Gobierno no tiene intención de dar marcha atrás sino de llevar hasta el final el plan impuesto por Washington y Berlí­n. El éxito de la huelga del 29-S debe servir como enseñanza para multiplicar la amplitud de la movilización, desmontando sus mentiras sobre cuál es el problema y quiénes son los culpables. Antonio Rios es secretario general de la Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT – Euskadi.

¿No cree que el nuevo gobierno es una resuesta ante la contundencia de la Huelga?   Sí­, viene motivado por la huelga, aunque no podamos decir que totalmente. De se mete a un hombre que tenemos confianza en que tenga un margen para dar soluciones a la reforma laboral, aunque no se pueda echar atrás.   Pero hay que tener cuidado. No olvidemos que todaví­a es un referente el Javier Solana que dijo OTAN de entrada no, y acabó de Secretario General de la OTAN…   Sí­, pero en eso estamos un poco cogidos. Porque si bien Valeriano Gómez no estaba de acuerdo con la reforma laboral no entiendo que entre como Ministro de Trabajo sin que tenga posibilidad de maniobra. Si es para más de lo mismo caeremos en lo de antes, que se legisle dejándonos tirados. Como sindicato es complicado, porque si abrimos una negociación siempre hay que dejar cosas. Hay que tener cuidado con el “no” porque si estamos al final nos va a tener que tocar acordar. Todo lo que queremos conseguir no va a ser posible, y ¿qué hacemos?, ¿rompemos la mesa o acordamos el mal menor?.   Es complicado. Nosotros hemos pedido la retirada de la ley y hay que estar expectantes para ver cómo maniobran. Es un debate interno… si retiran la ley o es imposible, o si podemos modificar alguna cosa, suavizarla. Pero tienes razón en la pregunta: confianza la justa.   Pero siempre tenemos que ceder los mismos. No se han movido ni un ápice los recortes, al contrario, en Sanidad, la factura de la Luz… empeorando las condiciones de vida ¿por qué tenemos que tragar más y aceptar que ellos no cedan? Es que además hablamos de que en vez de ganar 100 ganen 50…¿no cree que hay que mantener firme la defensa de los intereses de los trabajadores y de las clases populares?   Pues sí­. Y es curioso porque nos tachan a nosotros de dinosaurios e inmóviles y hemos trabajado desde la Transición dando la cara de forma responsable. Porque los polí­ticos cambian cada cuatro años y trabajan más a impulsos electorales, y por otros intereses. ¿Hasta aquí­ hemos llegado?, pues sí­, nosotros entendemos que sí­. Igual nos confiamos en que las conquistas estaban hechas y nos equivocamos. Lo que se consigue es luchando y peleando. Ahora no podemos ceder nada.   Nosotros negociamos, no nos levantamos a la primera de la mesa, pero no podemos dar más pasos atrás, no podemos permitir la reforma de las pensiones ni la reforma laboral, con toda la crudeza que tiene. Hay que luchar por una redistribución de la riqueza más justa. ¿Y si no podemos acordar en la mesa y lo llevan al Parlamento? Pues hay unos partidos que se dicen de izquierdas que trataron la reforma laboral con una crudeza terrible. Y ¿a quién representan?, siempre a los mismos.   Toda la reforma es beneficiar a los empresarios, y el Gobierno ha inclinado la balanza para dejarnos vendidos. Si se supone que el Estado debe ser un intermediador ¿por qué legislan siempre para los mismos?, ni sensibilidad social, ni nada.   Una de las justificaciones de las medidas, como el recorte de las pensiones es que “no hay dinero”, pero España ha multiplicado por más dos su PIB en los últimos 15 años y existen 4,2 billones de capital financiero cuyo 70% está en manos de un 1% de la población. ¿No es más un problema de redistribución de esa riqueza?   Totalmente de acuerdo. Cuando hablamos de las pensiones de qué pensiones hablamos, ¿de los que cobran 400 euros, de los de 2000 euros?.; en Euskadi la pensión media está en los 800 euros, y por debajo de eso hablamos de un sueldo de exclusión social. En España la media es de 600 euros. No hay que tocar nada de las pensiones. Si el Gobierno ahondara en la redistribución de las rentas y en el fraude fiscal, por ejemplo, nosotros no tendrí­amos ningún problema, claro. Lo que hay ahora es recorte puro y duro. Lo complicado es meterse con los poderes que están ahí­ y que el legislativo apenas puede con ellos. Lo fácil es tirar de las pensiones.   Nadie puede garantizar que con los cambios que dicen que van a hacer esté todo garantizado. Es mentira. Ahora el legislativo desde arriba impone sobre algo que no es real, porque desde los 70 llevan diciendo que nos cargamos el sistema de pensiones. Hasta antes de la crisis tení­amos un fondo de sesenta mil millones de euros y ahora de repente se nos caen las pensiones. ¡Cuidado con la demagogia barata!. Todos los cambios son recortes sociales. Yo no he visto ninguno de redistribución de salarios y rentas. Puro y duro recorte a los de siempre. Para eso ni gobierno ni nada.   Es que los ejecutivos de la banca tienen fondos de pensiones de 84 millones de euros, y la mayor parte del fraude fiscal se corresponde con las constructoras y grandes entidades, no con los pequeños y medianos empresarios…   Sí­, claro, por eso no se soluciona. Son gente que parece que está por encima de la ley.   Permí­tame que le muestre una cuenta… si aplicáramos los mismos impuestos a las principales empresas del IBEX35 que pagan los autónomos, proporcionales a sus beneficios, el Estado recaudarí­a 44 veces lo que se pretende ahorrar con la reforma de las pensiones… ¿qué opina de este camino?   Lo que me preocupa en este contexto es que si hace un año no habí­a problemas con las pensiones, ¿por qué no se tira de la redistribución fiscal y de la persecución del fraude? Lo que sí­ sabemos es que las entidades del IBEX35 han batido records de beneficios y luego no hay dinero para financiar a las empresas. Y luego dicen que si hay que repartir dividendos entre los accionistas, pero ¡si son los cuatro de siempre!.   ¿Por qué no hace un paréntesis en sus beneficios?, ¿que se les cae la economí­a de mercado?. Es que el esfuerzo lo deberí­an hacer el Banco Santander, Telefónica, Repsol… todos estos capitales. El tema es que tuvimos esperanzas en lo de “refundar el capitalismo” y es más de lo mismo, ahondando en las desigualdades. Luego parecí­a que Zapatero tení­a un discurso diferente en Europa en los temas sociales, pero resulta que ahora Europa presiona para los recortes sociales. Desmoraliza que siempre haya quien quiera tirar con esperanza y que el sistema no cambie sino que aplique más recortes.   Además no se iba a “romper la baraja”, porque el Banco Santander no iba a llevarse sus miles de sucursales fuera de España…   ¡Qué va!, ni que no vaya a haber inversión. Eso es todo mentira, como el cuento de Caperucita. El que invierte en España lo hace porque es un paí­s atractivo para él, y el que deslocaliza porque la mano de obra le sale más barata. Y aquí­ tienen todas las facilidades porque la mano de obra es, con diferencia, de las más baratas de Europa. Pero hay un problema que no resuelven que son los costes energéticos, y eso si que nos quita competitividad. ¿Por qué se encarece tanto la energí­a?, para que las hidroeléctricas tengan beneficios pagando nosotros el coste energético, los particulares y las empresas… el sector siderúrgico, el cementero… son grandes consumidores de energí­a y les ponen unos precios que les impide competir en Europa. De eso si que no dicen nada  

Deja una respuesta