El apoyo real de Mas, Puigdemont y el 'procés'

“Lo que no nos dieron las urnas lo corregimos con la negociación” (Artur Mas)

Despues de tantas declaraciones autoproclamando el ‘procés’ como fruto inequí­voco de la sagrada voluntad del pueblo catalán expresado el 27-S, un pequeño lapsus de sinceridad -o de frustración- nos permite ver la verdad escondida bajo varias capas de propaganda. Las urnas no quieren a Artur Mas, ni a los que son una versión de lo mismo -Carles Puigdemont- ni tampoco al tan famoso ‘procés’ de independencia. La realidad matemática es que hoy sólo les apoya… uno de cada diez catalanes.

Tras quemar sus últimos cartuchos y tener que dejar el testigo a una nueva versión de sí mismo, Artur Mas dejó para las hemerotecas una reveladora declaración. “Lo que no nos dieron las urnas lo corregimos con la negociación”, dijo el ya ex-President.

Para variar, dijo la verdad. Las urnas no les han dado nada. O mejor dicho, les han dado muchos disgustos. El 27-S, presentado por activa y por pasiva como unas elecciones plebiscitarias por la independencia, Junts pel Sí obtuvo 1,6 millones de votos (un 39,5% de los votos, pero un 30% del censo). Aún sumando los votos con la otra fuerza independentista, las CUP -votos que no está claro que puedan ser sumados- los votos por la independencia de Cataluña dan 1.953.371 voluntades, un número muy similar a los de la consulta celebrada el 9N del año anterior. “¿Cuantos partidarios del ‘procés’ hay?. 1,95 millones. Sólo el 36% de la población catalana. Matemáticas.”

En suma: todo aquel que defiende la separación de Cataluña de España fué a dejar constancia en las urnas el 9N y el 27S. ¿Cuantos partidarios del ‘procés’ hay en estos momentos?. 1,95 millones. Una cifra notable… pero sólo el 36% del censo. Sólo algo más de un tercio. O mejor dicho: los dos tercios de la población no apoyan ese camino. Matemáticas: no mienten.

La cosa empeoró -y mucho- para Artur Mas y JxSi tras las elecciones generales, sobretodo con los resultados en Cataluña. Bien es cierto que los votantes catalanes votan diferente cuando lo hacen en clave española que cuando lo hacen en clave autonómica, pero que la lista más votada fuera la de En Comú Podem, con 928.000 votos y casi el doble que la de ERC (599.000), y que la lista de Artur Mas quedara relegada a un triste cuarto puesto (565.500 votos) sólo tiene una interpretación: la mayoría de catalanes -como el resto de los españoles- han votado en contra de los recortes y por la unidad del pueblo.

La suma de votos el 20D, por opciones independentistas en Cataluña, quedó reducida a 1.165.000 votos, un escaso 22% de la población, perdiendo casi 100.000 votos respecto al resultado de 2011 y 357.000 respecto a los resultados de septiembre de JxSi. Y Artur Mas con una sangría de casi medio millón de votos respecto al anterior resultado de CiU. Mientras que la suma de votos por opciones no independentistas alcanzó los 2.553.000 votos, el 48% del censo.

Sí, díjo la verdad: las urnas no les dan. La democracia no les deja. Hay que domeñarla, torcerla y forzarla mediante la negociación.

Los que apuestan por los recortes, por dividir y enfrentar al pueblo por cuestiones identitarias y por hincar la rodilla ante la troika son minoría, y ellos lo saben. Ahora hay que hacer consciente al viento popular contra los recortes y por la unidad… que es la verdadera mayoría.

Deja una respuesta