Al Fatah y Hamás reanudan los contactos en Egipto

Las negociaciones avanzan en El Cairo

Al calor de los cambios en la situación internacional, el diálogo entre las distintas facciones palestinas avanza significativamente. Por primera vez en diez meses, representantes de Al Fatah y otras organizaciones palestinas se reunieron bajo auspicios egipcios con representantes de Hamás. Las partes han decidido organizar otro encuentro “para acelerar la celebración de un diálogo interpalestino” en Egipto. Mientras, Hamás ha ofrecido a Israel un año de tregua a cambio del levantamiento del bloqueo sobre Gaza y la reapertura de sus fronteras.

Además de reresentantes de la OLP (que integra además de Fatah a la Unión Democrática Palestina y al Frente Arabe Palestino) también una delegación del Frente Democrático para la Liberación de Palestina acudió a El Cairo. El domingo se reunieron el domingo con el jefe de inteligencia egipcio, Omar Suleiman, y más tarde, el representante de la OLP, Azam al Ahmed -de Al Fatah- mantuvo una reunión larga con uno de los dirigentes de Hamás, Yamal Abu Hazme. Se trata de la primera vez que representantes de ambas facciones –que se han entrecruzado duras acusaciones los últimos días- se entrevistan desde marzo pasado, cuando se reunieron en Yemen para estudiar una propuesta para iniciar dicho diálogo. Para Al Ahmed, "la reconciliación nacional es la llave para la solución de todos los asuntos como la apertura de los pasos fronterizos y la reconstrucción de Gaza". Según el responsable de Al Fatah, un Gobierno de unidad nacional palestino se encargará en el futuro de los pasos fronterizos, entre ellos el cruce de Rafah, que une Gaza con Egipto, y de la reconstrucción de la franja. Hamás ha dicho que podría aceptar la presencia de fuerzas del Fatah en la parte palestina de la frontera Egipto-Gaza, siempre y cuando los observadores sean habitantes de Gaza, no militantes de Fatah de Cisjordania. Otro terreno donde han avanzado las negociaciones es en la recostrucción de la franja, estimada en más de 2000 millones de dólares. El gobierno de Hamás ha dicho que no se opone a la cooperación con la Autoridad Nacional Palestina para reconstruir la franja "con la condición de que el gobierno de Hamás sea el coordinador y supervisor". La ANP cuenta con los 1000 millones de dólares a los que se ha comprometido Arabia Saudí, mientras que Hamás cuenta con el respaldo de Teherán, que ayer se ofreció a reconstruir el destruido parlamento palestino en Gaza. A pesar de los escollos en las negociaciones, el acercamiento de posturas entre las facciones es notable, teniendo en cuenta que durante y después del ataque israelí se produjeron numerosos “ajustes de cuentas” de militantes de Fatah en Gaza y de militantes de Hamás en Cisjordania, que han crispado uno ánimos ya de por sí enconados desde que a mediados de junio del 2007, Hamás expulsara de Gaza a tiros a las fuerzas de la Autoridad Nacional Palestina, controladas por el presidente Mahmoud Abbas. Por otra parte, las tensas negociaciones para consolidar la frágil tregua entre Israel y Hamás avanzan significativamente, coincidiendo con la visita del enviado especial de Obama, George Mitchell, y a pesar del estallido de un artefacto al paso de una patrulla israelí, en la que ha muerto un soldado. Hamás ha ofrecido a Israel un año de tregua a cambio del levantamiento del bloqueo sobre Gaza y la reapertura de sus fronteras. El gobierno de Tel Aviv, que después de tres semanas de brutal masacre contra la franja dice ahora que “aspira a una tregua de diez años”, ha sugerido que podría aceptar una tregua de dieciocho meses a cambio de reabrir los cruces y levantar parcialmente el bloqueo. Pero Hamás rechaza este supuesto: el bloqueo debe finalizar completamente.

Deja una respuesta