SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

La zona euro sufrirá una deflación moderada este año si el crudo no repunta

El colapso del petróleo está produciendo un impulso desinflacionario para la economía global y desde J.P. Morgan aseguran que la inflación en la zona euro permanecerá muy por debajo del objetivo del 2 por ciento impuesto por el Banco Central Europeo en el futuro. De hecho, “la eurozona se verá envuelta en un escenario medianamente deflacionista durante buena parte de este año si los precios del petróleo no comienzan a subir”, señaló David Hensley, economista del banco estadounidense.

Desde su punto de vista, tanto el BCE como el Banco de Japón se encuentran en alerta máxima ante el ciclo vicioso entre la baja inflación, las expectativas sobre los precios y la inflación subyacente. “Una cuestión interesante será la reacción de la Reserva Federal ante está sorpresa a la baja en las proyecciones de inflación subyacente”, puso de manifiesto Hensley.

De momento, los últimos datos conocidos en las últimas jornadas confirman que los consumidores a lo largo y ancho del globo están respondiendo de forma positiva al colapso del coste del crudo. Los últimos en subirse al carro fueron los ciudadanos europeos, al hacer crecer las ventas minoristas un 0,5 por ciento en el mes de noviembre, mantieniendo las alzas registradas en octubre.

“Estas cifras deshacen la teoría de que la caída en los precios de petróleo está basada en un shock negativo de la demanda”, explicaron desde J.P. Morgan. A nivel global, el volumen de ventas minoristas alcanzó una subida del 4,6 por ciento en noviembre, en una lectura trimestral, lo que duplica el ritmo registrado a mitad del año pasado, cuando el barril de petróleo comenzó su declive.

La tendencia podría trasladarse también al sector manufacturero. A la espera de conocer los datos definitivos de la zona euro la próxima semana, desde J.P. Morgan apuntan que las tendencias subyacentes son fuertes por lo que la producción industrial debería mostrar avances significativos. “Si asumimos una modesta subide en la eurozona, la producción podría crecer un 0,3 por ciento a nivel mensual, impulsando la lectura trimestral hasta el 3,5 por ciento, por encima del crecimiento cero registrado al comienzo del tercer trimestre”, indican.

Deja una respuesta