La Cumbre de la OTAN

La “nueva” OTAN

Sólo tres días después del atentado terrorista en Manchester se ha celebrado la Cumbre de la OTAN en Bruselas.

“23 de los 28 Estados de la OTAN no gastan lo que deben. Es injusto para el contribuyente de EE UU.” (…) “Muchas de estas naciones deben cantidades enormes de dinero de años anteriores.” (…) “Incluso ese 2% es insuficiente para cerrar la brecha; debería ser el mínimo para afrontar la amenaza tan feroz y real que tenemos.”

Trump exigió más tributos de guerra para “volver a ganar más guerras”. Una de las primeras medidas de Trump en EEUU ha sido aumentar en un 10% los gastos de defensa, en detrimento de otras partidas como el medio ambiente, la ayuda exterior o la sanidad pública. Como ha dicho el mismo Trump, “antes decíamos que Estados Unidos jamás perdía una guerra, ahora no ganamos ninguna. Es inaceptable; tenemos que volver a ganar guerras otra vez”. Y ello exige aumentar todavía más la supremacía militar yanqui.

Trump defendió que la OTAN intervenga directamente en Siria contra el régimen de Asad y en los principales conflictos de Oriente Medio, propuesta que ya defendió Obama durante su legislatura. Convertir la alianza militar, que Trump ha definido como obsoleta, en una plataforma de intervención directa, que permita reforzar la presencia militar norteamericana directamente, es un objetivo que ha presidido la cumbre. Las fuerzas de intervención rápida, la llamada punta de lanza de la OTAN, y las tropas desplegadas en Lituania son de hecho cuerpos especiales enviados para intervenir directamente, a diferencia de la anterior forma de coalición presidida por EEUU. Stoltenberg, secretario general de la Alianza Atlántica, se ha mostrado contrario a la intervención militar directa de la OTAN. Francia y Alemania se resisten, las distintas posiciones ante una agresiva Rusia separan a los países miembros de la alianza. En la cumbre se volvio a escenificar el aspero trato de Trump hacia Alemania que amenazó con cerrar el mercado americano a los coches alemanes. Alemania tiene el mayor superávit comercial del planeta (253.000 millones de euros en 2016), mientras que EEUU tiene un déficit en su balanza de 470.000 millones (50.000 millones con Alemania). Trump ha declarado que Alemania es el principal escollo para un acuerdo comercial transatlántico, y ha acusado a Berlín de beneficiarse de un euro “muy infravalorado” para aprovecharse de EEUU, multiplicando sus exportaciones. “Hasta ahora los negociadores alemanes lo han hecho mucho mejor que los estadounidenses, pero eso va a cambiar”, aseguró Trump

2 comentarios sobre “La “nueva” OTAN”

  • El déficit estadounidense lo quieren sanear quitándose obsoletos armamentos, q venden y,en España aun tenemos herrumbrado dsd. La epoca aznariana, pq nadie sabe ni siquiera como se montan y a EE UU solo le interesó quitárselas se en medio

Deja una respuesta