El gobierno rebaja el Impuesto de Sociedades a las grandes empresas

La navidad y los banqueros magos

A partir de ahora, las grandes empresas -los 3000 grandes ban­cos, monopolios y multinaciona­les denominados “grupos con­solidados”- pagarán aún menos impuestos a Hacienda de lo que ya lo hací­an . El Impuesto de So­ciedades para ellas se reducirá -nominalmente- del 28% al 25%, con lo que las arcas públicas dejarán de recibir teóricamente 2.600 millones de euros al año.

Pero el regalo de navidad es aún mayor: gracias a innumerables técnicas de “ingeniería fiscal”, estos grandes bancos y monop­olios pagan en la práctica… sólo un 3,5% de sus astronómicos beneficios a Hacienda, o incluso nada. En 2014, la mitad de las compañías del IBEX35 no pa­garon ni un sólo euro por el Im­puesto de Sociedades. Mientras un millón y medio de Pymes soportan una carga fiscal de un 17% de Impuesto de Sociedades, y que tras otros impuestos se ven obligados a tributar más del 25% de sus exiguos beneficios, los grandes “grupos consolidados” -un puñado de 3000 grandes ban­cos y corporaciones- disfrutan en España de lo que no puede llamarse sino paraíso fiscal: en los hechos, pagan -de media- en torno al 3,5% de sus gigantes­cas ganancias.

El Impuesto de Sociedades -lo que pagan las empresas a Hacienda según los beneficios declarados- era “teóricamente” del 30% hasta hace un par de años. Pero las navidades pasadas, el gobierno de Rajoy les hizo un regalo: una rebaja del 30% al 28%. Ahora tocan los Reyes Magos, y el ejecutivo ha vuelto a recortar el IS de los grandes de España del 28% al 25%. Cinco puntos menos en dos años, lo que supone en teoría un ahorro para esas empresas de 2.600 millones. Un regalo que pagarán los con­tribuyentes y que dejarán de in­gresar las arcas públicas. “Los grandes monopolios, bancos y multinacionales no tributan un 30, ni un 28 ni un 25%. Su presión fiscal real es de un enojososo 3,5%”

“La ley es igual para todos”, suelen decir los discursos oficia­les en nochebuena, ante el estu­por o la risa floja de la audiencia. La realidad es que, incluso den­tro de estas 3000 grandes empre­sas, tampoco la ley es igual para todas. Hay empresas grandes, gigantes… y luego están las que realmente imponen las reglas.

Los grandes monopolios, bancos y multinacionales no trib­utan un 30, ni un 28 ni un 25%. El Sindicato de Técnicos de Ha­cienda (GESTHA) lleva tiempo denunciando que su presión fis­cal real es de un enojososo 3,5% de media.

Y ni siquiera todas. A falta de conocer informes similares de 2015, lo que ha revelado un estudio de CCOO -publicado en Infolibre- es que la mitad de las compañias del IBEX35 no paga­ron ni un sólo euro de IS en 2014. Cero euros.

Son monopolios magos. Hacen magia contable. “Bases imponibles negativas, regular­ización fiscal interanual, créditos fiscales con las administraciones tributarias de los países en los que actúan […] son algunas de las manifestaciones que mues­tran la gran capacidad de actu­ación estratégica de estas em­presas para diferir, programar o, simplemente, eludir sus obliga­ciones fiscales”, concluye el in­forme de CCOO. “Las otras 18 generaron bases imponibles pos­itivas, pero disfrutaron de deduc­ciones y desgravaciones de las que las compañías no informan y que redujeron su factura a Ha­cienda en una cuantía imposible de conocer”. Ninguna de ellas, denuncia CCOO, publica cuál es su “tributación real a la Hacienda pública de España”. La ley -su ley- se lo permite.

La navidad no es igual para todos. ¿Que le han traído a usted?

Deja una respuesta