3.000 grandes fortunas ocultan miles de millones de euros en Suiza

La impunidad de los evasores

¿Qué le ocurre cualquier pequeño empresario, autónomo o pequeño ahorrador si no declara, comete un error o se retrasa en alguno de sus pagos a Hacienda? Que Hacienda se lanzará implacablemente a aplicarle a rajatabla todo el “peso de la ley”, recargos, multas y hasta embargos de cuentas bancarias y propiedades con lo que acabará pagando incluso mucho más de su deuda original. ¿Pero qué ocurre con las grandes fortunas cuando defraudan a la Hacienda pública y evaden capitales al extranjero?

La Organización Profesional de Insectores de Hacienda y el Sindicato de Técnicos de Hacienda han denunciado el “escandaloso” trato de favor que el gobierno está dando a los titulares de 3.000 cuentas opacas de bancos suizos en las que grandes fortunas españolas ocultan unos 10.000 millones de euros. Según la información “confidencial” remitida por la Hacienda francesa a la española en esas cuentas hay nombres de conocidos empresarios, financieros, famosos y políticos. Los inspectores de Hacienda denuncian que el ministerio de Economía ha invitado por carta a los grandes defraudadores a que presenten “declaraciones complementarias” para regularizar su situación y “evitar su responsabilidad penal”. En vez de iniciar inspecciones y de poner en conocimiento de los jueces los delitos cometidos por los grandes delincuentes de guante blanco se les facilita una oportunidad para saldar sus delitos contra el país como “honrados ciudadanos”, sin sanciones administrativas, multas y embargos, con apenas un recargo que no excederá del 20% de lo defraudado a Hacienda. “Un escandaloso privilegio, al resto de contribuyentes no se les dan oportunidades adicionales de regularización, y se les impone el sistema sancionador administrativo o penal, con todo el peso de la ley”.Aplicación implacable de las sanciones para los pequeños, creación de espacios de impunidad para las grandes fortunas. Esta es la ley que aplica el gobierno.Las grandes fortunas tributan al 1% de los beneficios que obtienes con sus famosas SICAV (sociedades de inversión), tienen sus cuentas y filiales en paraísos fiscales, pero además reciben del gobierno un tratamiento de impunidad cuando son pillados cometiendo delitos fragantes de evasión de capitales y fraude fiscal. Planes de ajuste y reforma fiscal para las grandes fortunas Ya ocurrió con los casi 200 defraudadores descubiertos en Liechtenstein, o con los acaparadores de millones en billetes de 500 euros a los que se les permitió blanquear el dinero con “declaraciones voluntarias” en 2008 y 2009.Ahora el gobierno de Zapatero vuelve a crear esos espacios de impunidad para un caso aún mucho más grave y especialmente sangrante. Por la situación: trato de privilegio a grandes fortunas cuando se está sometiendo a draconianos planes de ajuste a las clases populares, y se pasa por alto que la deslocalización-evasión de capitales en plena crisis priva de recursos a la economía nacional. Y por la cantidad: una evasión de capitales de más de 10.000 millones de euros y un fraude de unos 4.500 millones de euros a Hacienda, o sea tanto como el gobierno va a rebajar del sueldo de los funcionarios o tres veces más de lo que quitará a los pensionistas.¿Por qué no aplicar un duro “plan de ajuste” a estos grandes defraudadores, sean famosos, políticos, banqueros o empresarios monopolistas, con todo el peso de la ley? ¿Por qué no exigir la vuelta de esos capitales y su confiscación para ponerlos al servicio de la economía nacional y la salida de la crisis?Y sobre todo, ¿por qué no una profunda reforma fiscal progresiva para que paguen más los grandes capitales, favoreciendo el ahorro y la reinversión mientras se hace recaer el peso impositivo sobre las grandes fortunas especuladoras e improductivas?

Deja una respuesta