La tramitación de los presupuestos y el “factor Cataluña”

La batalla del “relator”

¿Pero qué es, y qué supone, la figura del “relator” que el gobierno de Pedro Sánchez propone? ¿Se le ha dado a Torra y Puigdemont lo que reclamaban?

Miquel Iceta, líder de los socialistas catalanes, lo puso encima de la mesa en una entrevista concedida a TV3 por la mañana. Y esa misma tarde la vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo, lo confirmaba públicamente en el Senado. Se nombrará a un “relator” que convoque y coordine las reuniones de la mesa de la que forman parte diferentes partidos catalanes, y “de fé”, toma actas, del contenido de ese proceso de diálogo.

El anuncio se produce un día después de que ERC presentara una enmienda a la totalidad a los presupuestos, que deberá votarse el próximo día 13 de febrero.

Inmediatamente, el PP y algunos medios han calificado esta propuesta de “cesión intolerable” para conseguir el apoyo de ERC y PDeCAT a los presupuestos, y de “una humillación que equipara el Estado de Derecho con el golpismo independentista”.

¿Pero qué es, y qué supone, la figura del “relator” que el gobierno de Pedro Sánchez propone? ¿Se le ha dado a Torra y Puigdemont lo que reclamaban?

El relator es una figura que existe en el ordenamiento jurídico español. Son funcionarios encargados de ordenar y facilitar a los juzgados, cuando estos son colegiados, determinados expedientes. Curiosamente, su papel como figura política tiene hondas raíces en España, ocupando un importante papel en los Consejos y Cancillerías de la monarquía hispánica en los siglos XVI y XVII. En la actualidad, la ONU ha utilizado la figura de los “relatores especiales”, encargados de presentar informes sobre temas específicos.

A falta de una mayor concreción, la vicepresidenta Carmen Calvo ha anticipado que el “relator” nombrado para las reuniones de la mesa de partidos será “alguien  que sea capaz de decir, ‘nos convocamos, tomo nota de lo que vamos hablando’, un poco la figura de lo que hace un relator en el Congreso, alguien que entiende lógicamente de política, no vamos a sentar a alguien ajeno a la situación de Cataluña en España”. Dejando claro que “no  no hacen falta mediadores, ni para el Gobierno ni para el PSOE. Sí acaso alguien que pueda tomar nota, que pueda convocar, que pueda coordinar porque hay diferentes partidos, pero no hacen falta mediadores para estar dentro de la ley”.

Este es un aspecto clave. Lo que las élites independentistas exigen, y así queda reflejado en las 21 condiciones que Torra entregó a Pedro Sánchez en la última reunión previa al Consejo de Ministros celebrado en Barcelona, es un “mediador internacional que ha de facilitar una negociación en igualdad”.

Ni habrá “mediador” ni será “internacional”. Eso supondría equiparar a “Cataluña” y “España” como dos países en conflicto, que necesitan una “autoridad internacional” que dirija el proceso.

Nada de eso va a suceder. Y conviene dejarlo claro.

La labor del “relator” propuesto no intervendrá en las reuniones se se celebren entre el gobierno central y el de la Generalitat, sino solamente en las que se establezcan entre los diferentes partidos catalanes.

Se puede discutir la idoneidad o no de esta propuesta, un gesto por parte del gobierno que busca desencallar la negociación de los presupuestos. Pero no se debe sembrar una confusión interesada, sobre “cesiones” y “humillaciones”, que solo beneficia a las élites independentistas.

En la misma sesión del Senado donde se anunció la propuesta de nombrar un “relator”, la vicepresidenta Carmen Calvo dejó claro que “habrá diálogo dentro de la ley y la Constitución”. Y el ministro de Exteriores, Josep Borrell, remarcó que “el objetivo es encontrar soluciones en el marco de la Constitución”, y que “si el independentismo pone condiciones imposibles” (que el gobierno se inmiscuya en el juicio del procés o celebrar un referéndum soberanista) “habrá que suspender la terapia del ibuprofeno”, la de otorgar concesiones para desinflamar el conflicto.

Vamos a asistir a una batalla, en la que las élites independentistas van a intentar aprovechar el proceso de negociación de los presupuestos, para sembrar una interesada confusión. Presentando al “relator” como un “mediador” entre dos gobiernos en pie de igualdad, o como la confirmación de “las deficiencias democráticas del Estado español”.

Habrá que tener cuidado y estar alerta. 

9 comentarios sobre “La batalla del “relator””

  • ¡¡Alarma general!! que el PP y C´s(maldita la hora en que me molesté en hacer agitación política en Barcelona por ellos) hacen una manifestación…¡¡por España!!,tachando a Pedro Sánchez de vende-patrias.El artículo genial y Borrell está muy cabreado con los independentistas https://www.elperiodico.com/es/politica/20190207/pp-facilitara-transporte-personas-fuera-madrid-manifestacion-domingo-7291620 ……Casado,que sólo sabe rebuznar ¡¡viva España!! y la guardia civil(y la santísima Inquisición,y el ancient régmen),pero del caso Gürtel y sus chanchullos con Microsoft se calla como las z…Muy bueno el artículo Joan,los “asuntos de casa se quedan en casita”..¿qué es eso de un mediador internacional?

  • Que Sanchez es un traidor lo sabemos todos.
    Nadie niega la autodeterminacion, por que cadacual es libre de elgir su destino, nadie niega ni impede que algunos no quieran ser españoles y prefieran ser solo catalanes, ningun español le niega a los separatistas que formen una republica catalana, lo que 45 millones de españoles les decimos que la formen pero que no se les ocurra robarnos del territorio nacional ni un solo cm.2 para formar sun repùblica y creo que esos 45 millones estara de acuerdo conmigo en decirle que dado que españa es un pais libre, que todo el que no quiera ser español utilice esa libertad y se marche de España que seguro que nadie lo va impedir pero si quieren seguir en España tiene que cumplir con toda la ley al igual que el resto de españoles, asi que si ustedes, asi que si ustedes los separatistas, apoyados por un presidete, desquiciado y preñado de ambicion, intenta robarnos un trozo de esta España que es de todos tengan por seguro que no se lo vamos a consentir. por esta razon nos uniremos este domingo en la plaza de colon, para decirle a Sanchez y a ustedes los separatista que España y nuestra dignidad no esta en ventan.

  • de acuerdo con Mari. Llevar adelante una politica en Cataluña que sin ceder en nada de lo fundamental tenga mano izquierda es una política inteligente, que quita argumentos a los independentistas y crea division en sus filas , cosa que no pasaba antes.
    La derecha con esa politica de crispación ayuda a la división y al enfrentamiento, cuestión que los independentistas mas retrógrados están deseando. se dan de la mano.
    Respecto a la posición del de verdad digital y de UCE creo que si posición por la unidad está clara no sólo en este artículo sino en toda su trayectoria y posicionamiento.
    Casado hace Bueno a Rajoy. no todo vale en política

  • MANOLÍN MAOTÍNEZ dice:

    Decepcionante artículo. La figura del mediador a la que accedió el gobierno Sánchez es sólo la manifestación más palpable de que la intentona golpista iniciada en Cataluña el 1-O con la proclamación de la DUI se ha extendido a toda España desde el Palacio de la Moncloa. Defender la democracia exigiendo elecciones generales anticipadas y la dimisión del doctor Sánchez, o defender la intentona golpista y separatista. Este es el dilema que UCE escaquea. Por la creación de una Izquierda patriótica y democrática y por la abstención electoral en las elecciones del próximo veintiseis de mayo.

  • Hay que saber discernir el aspecto principal o aspectos centrales del problema, del resto. ¿ quienes son oportunistas? Los independentistas, es decir, la burguesía burocrática catalana. El articulo lo deja bien claro en su ultimo párrafo, como conclusion y a la espera de lo que vaya sucediendo. Este escenario aun no esta cerrado.Buen articulo.

  • Completamente desafortunado el artículo intentando quitar hierro a un asunto que lleva dinamita.
    A cambio de recibir el apoyo a un presupuesto que beneficia a Cataluña más que a nadie se acepta esta figura que beneficia a los golpistas más que a nadie. ¿De locos?
    Con este nombramiento se institucionalizan y remachan definitivamente el bilateralismo y la internacionalización del problema. ¿De tontos?
    La sola aceptación del foro de partidos es la aceptación definitiva de que el Parlamento catalán es una institución absolutamente inútil y de que hay fuerzas políticas que representan, guste o no, a la ciudadanía que “sobran” en este proceso. ¿De frívolos?
    No, ni tontos, ni locos ni frívolos, simple constatación de la necesidad del sr Sánchez de consolidar su cada vez más tambaleante posición en su partido presentándose como el gran muñidor de la reconciliación de la burguesía catalana con la del resto de España, al precio que sea claro. Sumemos a esto su más que evidente posición activa ante todo lo que pueda conducir a la desmembración de su izquierda política fuera del PSOE y ¿qué tenemos?: un PSOE que supuestamente recupera la centralidad absoluta de la política frente a una derecha cada día más radicalizada y una izquierda en muy probable proceso de descomposición.

Deja una respuesta