SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Internacionalización del RMB beneficia al mundo entero

El proceso de internacionalización de la moneda china, el renminbi (RMB), ha logrado un nuevo avance durante la presente reunión anual del Foro Económico Mundial, con la firma de un acuerdo entre Beijing y Berna para expandir la cooperación financiera.

Bajo el acuerdo, firmado el miércoles en Davos, China ofrece a Suiza una cuota de inversión de 8.000 millones de dólares estadounidenses bajo el programa Inversionista Institucional Extranjero Cualificado, y las dos partes planean abrir un banco chino en Zurich para la futura liquidación del RMB.

Mientras China se ha convertido en una potencia líder económica y comercial, la liquidación transfronteriza del RMB ha ido en aumento. Cifras oficiales muestran que el volumen subió desde 589 millones de dólares en 2009 hasta 1,3 billones de dólares en los primeros 10 meses de 2014.

Un informe emitido el pasado noviembre por la compañía global de servicios de pagos SWIFT, con seda en Bélgica, clasificó el RMB como la séptima moneda de pago en el mundo, mientras en 2011 la divisa se situaba en en el puesto 21.

China avanza de manera estable por el camino de la internacionalización del RMB, con una estrategia descrita como “atravesar el río tocando las piedras”. Hasta ahora, 12 ciudades, incluidas Hong Kong, Londres, París y Sídney, han anunciado oficialmente el establecimiento de un centro offshore de RMB.

Los beneficios son obvios. Para los bancos chinos, el proceso proporciona una oportunidad estratégica para mantener a sus clientes en el extranjero y desarrollar sus negocios de liquidación de pagos internacionales.

Las compañías chinas, especialmente las pequeñas y medianas, pueden utilizar el RMB para el comercio transfronterizo en lugar en una moneda extranjera, reduciendo así los costos y riesgos de cambio de divisas.

Para compañías extranjeras, el proceso facilitará sus negocios con más empresas chinas, ayudando a incrementar el volumen total comercial, diversificar sus activos, y hacer frente a la depreciación de una moneda.

Analistas describieron la ruta de la internacionalización del RMB como un proceso de tres etapas: el uso de la moneda primero para el comercio, después para la inversión y finalmente a largo plazo como moneda de reserva.

El desarrollo del RMB en las primera y segunda etapas han capturado la atención de la comunidad financiera internacional, pero todavía se necesitan algunas acciones estratégicas para impulsar el proceso de internacionalización.

Se necesitan políticas más liberales y menos restricciones para crear marcos más transparentes y estandarizados para el pago y la inversión en RMB, con el fin de promover un ambiente regulador más favorable.

El mejoramiento de mercados financieros domésticos también forma parte crucial de la internacionalización del RMB, lo que significa que China necesita construir un mercado mayor y más abierto con una variedad de productos más extensa.

La internacionalización de la moneda de un país sigue el ritmo del mismo proceso del sistema bancario del país. Por lo tanto, los bancos chinos, con cinco de ellos entre las máximas 20 instituciones financieras del mundo, deben considerar cómo jugar mejor su papel.

El uso internacional del RMB está todavía dando sus primeros pasos, pero a largo plazo esto ayuda a diversificar y mejorar el sistema global de reservas, que está actualmente dominado por un dólar estadounidense volátil.

Deja una respuesta