Hace 10 años López de Lacalle fue asesinado por ETA

í‰l ha ganado, ellos han perdido

Estos dí­as se ha celebrado un homenaje a José Luis López de Lacalle, cuando se cumplí­an diez años de su asesinato por ETA en Andoain (Guipúzcoa). El propio alcalde del pueblo, el socialista Estanis Amutxastegi presidió el acto y afirmó que por ser “un infatigable luchador por las libertades” los franquistas le encarcelaron 6 años y los actuales fascistas [ETA] lo mataron. Lo podemos decir, lo debemos destacar, quién ha ganado la batalla contra ETA y el régimen étnico ha sido López de Lacalle. Porque Arzalluz está escondido en el armario, Ibarretxe está desaparecido y ETA perseguida sin tregua. Porque hay un gobierno vasco constitucionalista y el PNV está en la oposición. Ellos son los que han perdido.

Y todo ello gracias a José Luis Lóez de Lacalle, que se opuso al régimen étnico y a ETA exponiendo su vida hasta la muerte, y a todos los demás demócratas la situación en el País Vasco ha empezado a cambiar. El propio Ayuntamiento de Andoain ha organizado el homenaje con la presencia de su viuda, Mari Paz Artolazabal, y de su hijo Alain. El mismo lehendakari, Patxi López, participó en un acto en el Palacio de Miramar de San Sebastián. En la televisión pública vasca López de Lacalle va a ser recordado en el primer capítulo de la serie documental Erretratuak-Retratos, que repasará los más de 20 asesinatos de la banda cometidos en el año 2000. Un cambio que se refleja en la condena ciudadana de ETA y del régimen étnico a través de esas instituciones, como el gobierno autonómico, la televisión autonómica, las alcaldías…, que anteriormente en manos de la camarilla dirigente étnica del PNV mantenían el nacionalismo obligatorio y excluyente, dentro del que vivían impunemente los etarras y su entorno político. En palabras de López de Lacalle, en uno de sus artículos, publicados bajo el epígrafe “La niebla y el trasluz”: “En las paredes abundan las amenazas. La calle es de unos: otros viven atemorizados.” Hay que seguir llevando firmemente adelante el cambio democrático profundo, apoyándose en la movilización ciudadana, que desarticule todo el entramado creado por el régimen étnico del PNV. Con otras palabras de López de Lacalle: “Un amplio sector de la población se siente atropellado, desprotegido. Nada peor que la inhibición ciudadana. Es bueno que, defendiendo la libertad, se exteriorice la pluralidad.” El mejor homenaje a los diez años de su muerte: “Viva José Luis, viva la libertad.”

Deja una respuesta