PSOE, Ciudadanos y Adelante Andalucía suman 71 diputados

Hay números para un gobierno de progreso en Andalucía

Lo que los andaluces han dicho en las urnas no es un “giro a la derecha”, sino que sigue existiendo una mayoría de progreso, y solo es necesaria voluntad política para traducirla en gobierno.

Los resultados en las elecciones andaluzas dibujan un panorama político complejo. El PSOE ha perdido 14 escaños y medio millón de votos, en los peores resultados cosechados en un feudo como Andalucía. El PP se ha dejado más de 300.000 votos y siete diputados. Y Adelante Andalucía ha “pinchado”, con tres diputados menos de los que sumaban Podemos e IU por separado. Mientras que Ciudadanos ha duplicado sus votos, obteniendo 12 diputados más. Y Vox irrumpe en el parlamento andaluz con una cifra de escaños -12- mayor incluso que la pronosticada en las encuestas.

Habrá que analizar los resultados en profundidad. Todos los medios hablan ya de “un giro a la derecha”, de “una mayoría de derechas en el parlamento”… Pero la realidad, y lo que han dicho los andaluces en las urnas, es otra cosa muy diferente.

Se tendrá que analizar la irrupción de Vox. Y hay que tener en cuenta que ha sido profusamente promocionado por grandes centros de poder que aspiran a encauzar bajo banderas reaccionarias parte del descontento político en España.

Pero la mayoría de votos de los andaluces han ido en otro sentido. Los votos de Vox se corresponden con los que ha perdido el PP. No hay, pues, un ensanchamiento del campo de la derecha en Andalucía.

Pero, sobre todo, hay sumas que son muy claras y rotundas. PSOE, Ciudadanos y Adelante Andalucía agruparán 71 diputados en el próximo parlamento andaluz. Eso es mucho más que la mayoría absoluta, fijada en 55 diputados.

Los andaluces quieren cambio, pero el cambio que más números tienen, que mayor base de votos aglutina, es un cambio de progreso. Quien ha votado a Ciudadanos quiere regeneración democrática para acabar con la corrupción o con el control caciquil. Y los votantes de Adelante Andalucía quieren más políticas sociales.

Hay una base que permite un entendimiento, bajo una u otra forma -gobierno de coalición, pacto de investidura…- entre estas tres fuerzas. Si hubo un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos en la pasada legislatura, puede haber ahora entendimiento, en el que también participe Adelante Andalucía.

Esto es lo que los andaluces han dicho en las urnas.

Lo que hace falta es voluntad política para esto sea una realidad. PSOE, Ciudadanos y Adelante Andalucía tienen la obligación de poner todo de su parte, excluyendo aquello que los enfrente, para hacer posible ese gobierno de progreso que los andaluces han reclamado en las urnas.

Es necesario un gobierno de progreso, porque eso es lo que los andaluces han votado, y para frenar el evidente peligro que supondría un gobierno encabezado por el PP y respaldado por Vox, una alternativa que no es compartida por ninguno de los votantes, ni del PSOE, ni de Adelante Andalucía, ni de Ciudadanos.

Es hora de defender un gobierno de progreso, y de exigir a las fuerzas políticas progresistas con representación parlamentaria un acuerdo que lo haga posible.

19 comentarios sobre “Hay números para un gobierno de progreso en Andalucía”

  • Pacto de progreso…? Del cortijo, las clientelas y las subvenciones paraestatales para mantener una economia periférica a costa del Estado, que se ha vuekto modus vivendi de los caciques de partido, de la farandula, de la telebasura, de la jet. LA GENTE DICE BASTA de progreso.

  • Seguís equivocándoos en los análisis. Los votos de Vox no han sido sólo provinentes del PP. El PP ha perdido unos 300.000 votos y Vox ha sacado prácticamente 400.000. Esos 100.000 votos de más no han salido del PP, de hecho los otros 300.000 tampoco ya que muchos de esos votos perdidos por el PP han ido a Ciudadanos. Pero si los votos no peperos de Vox son 100.000, 150.000 o 300.000 no es lo más importante, lo verdaderamente importante es que miles de personas que tradicionalmente no votaban a la derecha, lo han empezado a hacer. Y eso sí, que debería preocupar a los analistas y los partidos «normales» en vez de seguir creyéndose los más listos de España con sus análisis fallidos que nunca aciertan en las previsiones.

    Voy a hablar de mí. Toda mi vida he votado a IU en las locales y autonómicas pero al PSOE en las generales. No soy comunista pero tampoco me he sentido nunca a gusto en el concepto de socialdemócrata que mantiene el PSOE, demasiado capitalista para mi entender, así que he procurado siempre equilibrar la cosa. Sin embargo soy de esos que se están planteando votar a Vox como «toque de atención». Estoy completamente con la posición de Jorge Verstrynge con la inmigración y el proteccionismo al obrero «nativo», lo que no significa volverse un insolidario sino mirar por nuestra gente antes que por la de fuera ni cerrar las fronteras sino permitir la entrada de trabajadores extranjeros que el país pueda permitirse sin que los salarios, las condiciones laborales y la identidad cultural del país se empiecen a descontrolar a la baja, no más.
    Tampoco creo que se deba dar puntos a la hora de conceder plazas de guardería, comedor, etc a los inmigrantes por el número de hijos ya que ellos vienen de unos entornos culturales donde la gente tiene hijos como quien tiene un tener canario, pensando que no hace falta mucho para criarlos, no hace falta una estabilidad económica ni laboral ni sentimental, etc. Esto es «competencia desleal» con el nativo, que va a pedir una plaza de guardería hijo único y no se la dan porque una pareja inmigrante con 3 hijos y trabajando en B tienen más puntos y al ser extranjera y no tener familia aquí además corre riesgo de exclusión social. Con los pisos de protección oficial y las ayudas al alquiler no es tan descarado pero también hay algo de eso
    Tampoco creo que una denuncia que parezca coherente sea prueba suficiente para detener a una persona y encerrarla en un calabozo policial al menos durante 24 horas aunque teóricamente podrían ser hasta hasta 72, ni que dar una paliza a un hombre tenga que ser castigado más levemente que dársela a una mujer, ni que la lucha contra el machismo, muy necesaria todavía, desde luego, signifique que hay que dar rienda suelta a la oligofrenia más delirante poniendo faldita a los muñecos de los semáforos (que no son hombres, hasta para eso son ignorantes nuestros políticos, sino figuras humanas esquematizadas: cabeza, tronco y extremidades, punto, ni ropa, ni pelo, ni pito ni tetas. Este tratamiento está normalizado en el lenguaje del diseño gráfico simbólico desde hace décadas, de hecho no sé si recordaréis que hace años el lodo de Desigual eran unos muñecos parecidos a los de los semáforos a los que habían puesto pito y tetas para «desigualarlos»).
    Tampoco creo que por vivir en Aragón tenga derecho a decidir que el resto de los españoles tienen que ser extranjeros en mi tierra y si vienen por aquí que lo hagan como inmigrantes y no como ciudadanos porque si admito ese supuesto derecho, también debería tener derecho sobre mi ciudad y decidir que lo que decida el resto de mi C. Autónoma no tiene por qué aplicarse en la mía porque mi ciudad es «propiedad» de los que la habitamos, y lo mismo vale para los barrios: si el soberano de un territorio es quien lo habita, tendríamos derecho a negarnos a aplicar las directivas municipales y a hacer las nuestras propias para nuestro barrio, y así hasta llegar al único territorio en el que el nadie nos podría decir que nos estamos metiendo en «su jurisdicción», nuestra propia casa y ya está porque incluso el descansillo de la escalera es también propiedad de los otros vecinos. Un disparate. En la medida en que este país desde hace medio milenio ha dejado de construirse mediante invasiones y reconquistas todos los ciudadanos somos igual de soberanos en todo el territorio, auqneu obviamente los que viven en un lugar tienen más derechos a la hora de decidir lo que se hace en ese lugar, por eso uno no puede votar un ayuntamiento ni C. A. si no está empadronado, pero si mañana quiere irse a vivir allí, nadie se lo puede impedir.

    Concluyendo: Me planteo votar a Vox porque hay una serie de demandas que mucha gente incluso de izquierdas lleva haciendo desde hace varios lustros y los partidos de derechas tradicionales no escuchan porque obviamente son los primeros beneficiados de que en los últimos 15 o 20 años hayan entrado cerca de 8 millones de trabajadores, entre legales e ilegales, que se contentan con poco y no protestan si no les pagan las horas extras o las vacaciones o si tienen que compartir piso con otras 5 o 6 personas. El mercado del alquiler en España nunca ha ido tan bien incluso durante la crisis, que los alquileres, al contrario que el resto, no hacían más que subir. Pero es que tampoco los de izquierdas quieren poner freno a esto porque según ellos la solidaridad ha de ser infinita, no sea que te vayan a llamar nazi, y por otra parte fomentar políticas de planificación familair en el tercer mundo les parece una injerencia imperialista, así que por una parte hay que seguir alimentando a gente que culturalmente considera que cuantos más hijos, mejor, que ya se los mantendremos los europeos, y por otra no hay que poner límites a que cuando esos niños tan monos que nos dan tanta penita, dentro de 20 años estén como locos por entrar en nuestro país.
    El tema de la sustitución del sano feminismo por el hembrismo revanchista, tres cuartos de los mismo, ni derecha «moderada» ni izquierda van a corregir ni un grado el rumbo injusto que ha tomado la lucha contra la discriminación a la mujer, bueno, sí, la discriminación sigue, pero ahora es positiva, privilegiadora, y la igualdad no va de eso, no.
    Así que si hay que dar un toque de atención, y puesto que en Podemos a Verstrynge parece que le hacen poco caso, habrá que votar a estos trogloditas de Vox, que ganar no van a ganar, pero igual si los «sesudos» analistas de izquierdas y centro-derecha se sacan la cabeza del culo, hacen que los partidos normales empiecen atender las demandas de gente que está harta ya. Decían que había que escuchar a ese 47% de catalanes que quieren quitarnos el derecho a los demás a ser ciudadanos en Cataluña, y creo que tienen razón, si el 47% quiere expulsarnos algo debemos de estar haciendo mal y hay que llegar a acuerdos para arreglarlo, pero eso también vale para los millones de españoles que están hartos de la inmigración o que cada vez que leen «todxs», «trabajadores y trabajadoras» o cualquier estupidez similar ignorante de la categoría de género común, se sienten un paso más cerca del «fascismo».

    Esperemos que se empiece a tomar nota antes de que cada vez más españoles sintamos que son nuestros propios partidos de toda la vida los que nos están expulsando de la política más o menos sensata para que votemos a los descerebrados estos que sería un desastre que gobernasen pero no que forzasen a que partidos normales a adoptar ciertas medidas que la mayoría de los españoles comprte.

    Saludos y perdón por la biblia, no pensé que fuera a enrollarme tanto.

  • Es bastante cercano a la realidad este artículo.
    Pero falta un matiz importante:
    Ha sido un núcleo conservador el que ha aglutinado un MUY JUSTIFICADO descontento social, un descontento que no es sólo de derechas.
    Desde que tenemos democracia, los españoles NO TENEMOS DERECHO A LA CONSTITUCIÓN.
    Muchos «Padres Separados» y abogados de Padres Separados lo han visto claramente con las «Leyes de Género», que les discriminan y les atribuyen una PRESUNCIÓN DE CULPABILIDAD.
    Pero tampoco se respetó el Derecho a la Vivienda (Art. 47 CE), violado claramente por el Decreto Boyer de 1985, ni la no discriminación por razón de sexo al suprimirse el Servicio Social Femenido, pero dejando el Militar «masculino».
    PREVARICACIÓN OBLIGATORIA DE LA JUSTICIA
    Todo esto implica la prevaricación obligatoria de la «Justicia» y la censura previa o condicionamiento del profesorado y de los medios de comunicación.
    Con razón, el juez Francisco Serrano nos dijo, hace años:
    «Hay que reconocer que en España hay 2 leyes que realmente se cumplen:
    UNA ES LA LEY DE LA GRAVEDAD
    y
    LA OTRA ES LA LEY DEL EMBUDO»
    Este es un pensamiento de un EXTREMO INDIGNADO, más que uno de extrema derecha.
    La lástima ha sido que los demás partidos no han tenido sensibilidad para el respeto de los derechos de los ciudadanos.

  • Todo es cuestión de reunirse, sentarse, hablar, y Pedro Sánchez ha demostrado que ese tipo de política la practica. En 2016 alcanzó un acuerdo de mínimos con Ciudadanos y lo cierto es que las medidas eran mínimamente progresistas dentro de lo que se considera el arco Parlamentario y determinadas líneas rojas que ya se sabe que no van a traspasar, aun así se vió porque era público que se hacían propuestas para mejoras básicas y socialmente sustanciales para las condiciones de vida de la gente, similares en algunos aspectos al acuerdo que se llevaba perfilando con Podemos hasta hace poco a nivel central, si bien, no tocaron C’s y PSOE en aquella ocasión el tema de la banca. Igual se hubiese producido dicho acuerdo de mínimos entre los tres al mismo tiempo, no lo sabemos, de no ser por el golpe de estado interno contra Pedro Sánchez. Con un mínimo de voluntad política, debatiéndolo… Además, Ciudadanos no es el PP ni mucho menos comparativamente hablando, hay que revisar los programas y no hacer caso de los medios afines a una línea editorial y a ideologizaciones partidista financiadas por grupos corporativistas, porque más de un elector o persona despistada se puede llevar una sorpresa más grata de lo que piensa y caerse de un guindo. Hasta cierto punto. No estamos hablando de socialismo, sino de más medidas sociales, un gobierno de progreso con partidos que no son PP y Vox. ¿Qué tienen que ver PP y Vox con Ciudadanos? Pues nada de nada. Porque en realidad sí que es verdad todo lo que afirma el artículo; no es cierto que se haya producido un giro a la derecha como nos quieren hacer creer. Queda plasmado por los resultados que la gente ha propiciado con su voto, que en el gobierno de progreso entren estas tres fuerzas políticas progresistas que están por la regeneración democrática, es más que plausible, en números también=71 escaños representa la suma de los tres. Excelente artículo para difundir en redes y a todos nuestros contactos.
    Felicitar los resultados de mi coalición, por un excelente trabajo: Recortes Cero-Por un Mundo mas Justo y Los Verdes GV que han más que duplicado los votos.

  • https://youtu.be/4IGIojICqOw
    Hemeroteca Joan Arnau. Es de ingenuos pensar que ciudadanos pactará con los partidos que desprecia. Los neoliberales de ciudadanos jamás pactaran con Podemos a ver si nos enteramos. Una cosa es el votante y otra cosa es el aparato neoliberal que articula el partido. Un artículo ingenuo y propagandístico que no se basa en los hechos.

  • Ciudadanos ha provocado estas elecciones no para casarse otra vez con el PSOE sino para echarles. Ciudadanos no pasa una, ni muestra el menor síntoma de acercamiento al PSOE en el Congreso ni en las Asambleas o parlamentos autonómicos. El PSOE es un buen caladero de votos para Cs según afirman las encuestas. Y el votante de Cs se escora poco a poco cada vez más a la derecha. ¿De qué estamos hablando?

  • No creo que C’s y adelante Andalucía se junten con o sin Psoe, Eso para empezar y luego flota esa otra posibilidad de unión entre las derechas y extrema derecha, las que ya ssvemos…

  • Es una excelente noticia la duplicacion en numero de votos de la coalicion RC+Por un Mundo mas Justo+Los Verdes
    Unica alternativa, con proyecto para la poblacion, de izquierdas, que sube!!!! Gran trabajo!!

    Y sí, Andalucia, como el resto de España, demanda nuevamente que PSOE, Ciudadanos y Adelante Andalucia trabajen por unirse en los puntos en comun y poder avanzar asi en mejorar las condiciones del 90% de la poblacion.
    Sigamos empujando en esa direccion! Seguimos adelante!!!

Deja una respuesta