Jordi Martí­nez en Voz Pópuli

Elecciones y confusiones catalanas

Confusión de Rajoy en Onda Cero, incapaz de contestar si en una Cataluña independiente los ciudadanos catalanes que lo deseen podrán seguir manteniendo la nacionalidad española. Confusión de Felipe González en La Vanguardia, donde en una entrevistas reconoce a Cataluña el carácter de nación para a continuación retractarse de lo dicho.

Confusión de Pablo Iglesias que pide un día el voto de los hijos de los inmigrantes andaluces y extremeños, instándoles a defender con orgullo sus raíces y hacer oír su voz el 27S contra la ruptura de la unidad de España, y al siguiente se deshace en disculpas por si alguien (los independentistas de dentro y de fuera de su coalición, claro) se han sentido ofendidos. Confusión la introducida por un Artur Mas que tras el comunicado de los bancos pretende presentarse como adalid de la lucha contra los grandes poderes financieros. Precisamente él que ha sido en todos estos años el más sumiso y disciplinado alumno en aplicar los recortes y el saqueo dictados por el FMI y Merkel.

“¿O acaso no son lo mismo la Gürtel y la Púnica que los casos Ere y formación o el 3% y el caso Palau?” De todas estas confusiones, sin embargo, hay una que en la candidatura de Recortes Cero-Els Verds –una de las nueve que concurrimos el 27-S– nos sorprende y nos subleva a partes iguales. La confusión reinante entre gran parte de las fuerzas de la izquierda catalana (y también del resto de España, por cierto) ante la defensa de la unidad del pueblo trabajador español y, en consecuencia, el tratamiento que cabe dar a las distintas fuerzas que trabajan por romper esa unidad.

Recortes Cero-Los Verdes somos un movimiento político y social nacido hace ahora año y medio del que forman parte 17 organizaciones políticas y sociales de muy diverso signo, con más de 1.400 intelectuales, profesionales y activistas sociales que nos han dado su apoyo como promotores de nuestra alternativa en distintos manifiestos públicos. Pero somos también una alternativa electoral presente desde Vigo hasta Almería, desde Bilbao hasta Sevilla, desde Gerona hasta Tenerife; allí donde está nuestro pueblo, allí estamos presentes. Somos una alternativa para el conjunto de España, de las nacionalidades de España, de las regiones de España, de las naciones hispánicas, que cada uno escoja la denominación que prefiera, tanto da. Somos una alternativa para todos.

Tenemos un proyecto donde nos importa por igual el paro en Cádiz que el aumento de la pobreza y la exclusión social en Barcelona. Luchamos lo mismo contra los recortes de Boi Ruiz en la sanidad catalana que contra los de Cospedal en la de Castilla-La Mancha.

Nos identificamos tanto con la lucha de los trabajadores de Coca-Cola en Fuenlabrada como con la de los de Panrico en Santa Perpetua de Moguda. Nos importa tanto lo que pasa aquí como lo que pasa en el resto de España porque los dictados del FMI y el saqueo impuesto por Merkel y la troika han llegado a todos los rincones de nuestro país, están presentes por igual en todas las casas. De la misma forma que los corruptos anidan en todas partes. ¿O acaso no son lo mismo la Gürtel y la Púnica que los casos Ere y formación o el 3% y el caso Palau?

Por la unidad y en contra de la división

“Estamos por la unidad y en contra de la división y la fragmentación. Y la defendemos con orgullo, no con la boca pequeña ni pidiendo disculpas por ello” Nuestra candidatura defiende la unidad. La unidad de todo el pueblo para defender nuestros intereses comunes. La unidad del pueblo trabajador para poner fin a los recortes salariales y el empobrecimiento. La unidad en un frente amplio del 90% de la población contra el saqueo que nos están imponiendo. La libre unidad del pueblo de todas las nacionalidades y regiones de España para luchar juntos por un futuro de libertad, progreso y prosperidad.

Estamos por la unidad y en contra de la división y la fragmentación. Y la defendemos con orgullo, no con la boca pequeña ni pidiendo disculpas por ello. ¿De qué tendríamos que avergonzarnos? ¿De hacer nuestra la memoria de liberales y librepensadores del siglo XIX levantando la bandera de la primera Constitución democrática surgida de las Cortes de Cádiz en 1812? ¿De la heroica resistencia de nuestro pueblo al alzamiento franquista y los 40 años de lucha para recuperar la democracia y las libertades? ¿De tener como herencia común las aportaciones a la cultura universal de un Cervantes, un Lorca, un Picasso, un Dalí o un Gaudí? ¿De formar parte de un pueblo que frente a unas élites que siempre han abdicado de los intereses y la dignidad nacional, es el que más ha contribuido a que el respeto y el reconocimiento a las nacionalidades sea parte inseparable de la imprescindible unidad de todo el país para defender su independencia y conquistar su libertad?

De lo que nuestra candidatura se avergüenza es de los pactos y acuerdos con quienes levantan el discurso de “España nos roba” mientras ocultan y echan un espeso manto de silencio sobre los verdaderos ladrones. ¿O qué es lo que se quiere decir con esa idea? ¿Que los jornaleros andaluces, los mineros asturianos, los trabajadores madrileños y las mariscadoras gallegas se han puesto de acuerdo con los Botín, las Merkel y los fondos buitres norteamericanos para robarnos a los catalanes? Ya está bien de tanta impostura.

Para Recortes Cero-Els Verds no sólo no es verdad que la unidad de España esté enfrentada a su pluralidad, sino que afirmamos que ambas son inseparables. Nuestra misma historia nos demuestra que la imposición por la fuerza trabaja por enfrentarnos, que ha sido en los momentos donde se ha puesto en valor el carácter plural de España cuando más se ha fortalecido la libre unidad de sus nacionalidades y regiones. Y también que ha sido la unidad democrática de todo el pueblo la que nos ha permitido preservar la diversidad frente a los intentos de acabar con ella.

Recortes Cero-Els Verds nos presentamos a las elecciones del 27S como la candidatura de la redistribución de la riqueza y la unidad. Redistribución de la riqueza porque sólo poniendo los principales recursos económicos del país –que hoy usurpa y usa en su beneficio exclusivo una pequeña minoría– al servicio de los intereses y las necesidades de la inmensa mayoría podremos salir de la crisis en beneficio de esa mayoría inmensa. Y libre unidad del pueblo de todas las nacionalidades y regiones de España porque divididos y enfrentados seguiremos a merced de nuestros saqueadores y sus cómplices, se vistan de derecha reaccionaria o de nacionalismo soberanista.

Publicado en Voz Pópuli. 26-9-2015

http://vozpopuli.com/analisis/68859-elecciones-y-confusiones-catalanas

Deja una respuesta