La precampaña electoral en Euskadi

El viento popular coloca también en Euskadi la lucha contra los recortes en primer plano

La celebración del Aberri Eguna ha supuesto, en los hechos, el pistoletazo de salida para las próximas elecciones autonómicas vascas. Todos los medios se empeñan en colocar el centro de atención sobre la posición de las diferentes fuerzas ante el “derecho a decidir”, desde el PNV a Podemos o Bildu. Para ocultar que, como en el resto de España, en Euskadi son las cuestiones sociales y económicas, “de clase”, las que están en primer plano. Reflejado en el avance de una mayorí­a social que se posiciona tan en contra de los recortes como de la fragmentación. Ya irrumpió con una fuerza desconocida el 20-N, y “amenaza” con ponerlo todo “patas arriba” en las próximas autonómicas. Iniciamos aquí­ una serie de reportajes dedicados especialmente a Euskadi y Galicia, donde van a celebrarse este año elecciones autonómicas.

Mayoría contra los recortes y por la unidadLos datos de la auténtica realidad vasca (reproducidos en el cuadro adjunto) demuestran que como en Madrid o Sevilla, en Bilbao o Donosti son los efectos de los recortes, del saqueo económico contra la población, el aspecto principal.

Por eso en Euskadi la mayoría social se moviliza en la misma dirección que en el resto de España.

Así sucedió en las pasadas generales. La mayoría de la sociedad vasca se pronunció muy claramente en dos sentidos: rechazando la fragmentación y posicionándose en contra de los recortes.

En comparación con las generales del 2011, el voto a fuerzas nacionalistas o independentistas descendió en 125.000, representando tan solo al 28% del censo.

Mientras que el voto a las fuerzas que se manifestaron contra los recortes, ejecutados por Rajoy en Madrid o Urkullu en Bilbao, casi se duplicó, hasta representar el 63,59% de todos los votos emitidos. “Las próximas elecciones autonómicas en Euskadi están dominadas por el avance de la mayoría social contra los recortes y por la unidad”

Lo que existe en Euskadi es una mayoría absoluta contra los recortes y la fragmentación.

La posición del PNVEsta realidad es la que está determinando el “pragmatismo” de que hace gala Urkullu. Huyendo de cualquier equiparación con el camino seguido por Artur Mas y Convergencia en Euskadi.

Pero a pesar de toda esta “moderación”, el PNV no cesa de perder, paulatina pero persistentemente, apoyo social. Si en 2008 agrupaba el 31,57% de los votos, en las pasadas generales solo alcanzó el 24,75%. Y todas las encuestas le otorgan una pérdida de escaños en las próximas autonómicas de entre 4 y 6 escaños.

Por mucho que se disfrace de “moderado”, Urkullu representa en Euskadi las políticas de recortes y el cuestionamiento de la unidad. Por eso acumula un rechazo social cada vez mayor.

La hecatombe de BilduEl avance del rechazo a la fragmentación ha golpeado de lleno a Bildu. El 20-D perdió más de 100.000 votos.

Donde con más radicalidad se refleja su hecatombe es en Donosti, su principal feudo. En las municipales de 2011, conquistó la alcaldía con el 25% de los votos. Cuatro años después se ha quedado en el 13,58%… convirtiéndose en la quinta fuerza política… por detrás del PP.

La maniobra de presentar a Otegi como candidato, a pesar de su inhabilitación, como medio para recuperar la iniciativa política es como querer apagar un incendio con gasolina.

El factor PodemosSe pretende equiparar a Podemos con una “fuerza nacionalista”, después de su participación en el Aberri Eguna defendiendo el “derecho a decidir”. Plantando que todos en Euskadi, “incluso Podemos”, evolucionan hacia el nacionalismo.

La realidad es exactamente la contraria. El éxito de Podemos en Euskadi no está en “haberse disfrazado de nacionalistas”, sino en aglutinar el voto de izquierdas contra los recortes que al mismo tiempo rechaza la fragmentación.

Así lo corroboraran sus resultados el 20-D. Donde mejores registros cosecha Podemos es precisamente en aquellas ciudades más de izquierdas y con mayor presencia del pueblo trabajador: Sestao, Barakaldo, Santurce, Portugalete, Bilbao…

Vuelco político“Terremoto político”. Así califica el último Euskobarómetro los resultados que su última encuesta electoral anticipa para las próximas autonómicas.

El PNV seguiría siendo la fuerza más votada, pero perdiendo entre 5 y 4 escaños. EH Bildu quedaría reducida prácticamente a la mitad, pasando de 21 a 13 diputados. Y la irrupción de Podemos, con 21 escaños y disputándole al PNV el papel de primera fuerza, desbarataría los equilibrios tradicionales.

Estos resultados anticipan que por primera vez en un parlamento autonómico en Euskadi los diputados de fuerzas no nacionalistas serían mayoría. Y el PNV, aún con la alianza con Bildu, quedaría en minoría.

Las próximas elecciones autonómicas en Euskadi están dominadas por el avance de esta mayoría social contra los recortes y por la unidad.

Son unas condiciones extraordinariamente favorables para que avance una alternativa como la que representa Recortes Cero, que defiende de forma consecuente la redistribución de la riqueza y fortalecer la unidad del pueblo trabajador en Euskadi con el del resto de España para luchar contra los recortes.

Esto es lo que tiene que cambiar en Euskadi-Según un informe de ELA el 30% de los trabajadores vascos cobran menos de 1.000 euros, y la mitad de ellos un sueldo inferior al salario mínimo. El 74% de los trabajadores que ni siquiera llegan a ser mileuristas son mujeres.

-El Consejo de Relaciones Laborales de Euskadi desvela que el salario medio de un trabajador vasco es hoy inferior al de 1996. Euskadi fue el año pasado la segunda comunidad española con mayor retroceso salarial.

-El número de parados se ha duplicado desde 2007 (ya son 133.000), y el porcentaje de paro se ha multiplicado por cuatro (llegando al 12,9%). En poblaciones como Barakaldo llega al 23%, y entre los menores de 24 años alcanza el 39,8%. El 65% de de los parados vascos son ya de larga duración.

-La precariedad laboral se ha disparado, llegando al 39,1%. El pasado año únicamente el 5% de los contratos laborales en Euskadi fueron indefinidos.

-La pensión media en Euskadi es de 1.081 euros. Pero de los 526.000 pensionistas, 360.000 (un 62%) cobran menos de 700 euros.

-Los hogares vascos con todos sus miembros en paro se han multiplicado por cinco desde 2007. Sumando ya 47.800.-Según el Consejo Económico y Social de Euskadi, el 50,4% de las familias vascas afronta dificultades para pagar los gastos básicos del hogar, porcentaje que ha subido 11 puntos en el último año.

-Según informes del gobierno vasco, la pobreza real en Euskadi ha crecido un 42% desde el inicio de la crisis, y el número de menores en riesgo de pobreza se han duplicado desde 2004.

-El último informe Foessa, elaborado por Cáritas Euskadi afirma que el 45,3% de los vascos se encuentra en situación de vulnerabilidad social, y la exclusión social afectaría al 16,6% de la población. 2 de cada 10 vascos se encuentran afectados por la exclusión de salud y tienen dificultades para seguir los tratamientos médicos necesarios.

-El Observatorio Social de las Personas Mayores de la Fundación 1º de Mayo de CCOO desvela que casi el 20% de los hogares vascos subsiste gracias a la pensión de un jubilado .

Deja una respuesta