Música

El último solo de Gary Moore

Doblan de nuevo las campanas en el mundo del rock. Nos pilló pronto este año. Un 6 de febrero de 2011 Gary Moore amplio la letra del “concierto para ellos” de Barón rojo convirtiéndola en un trabalenguas imposible de cantar pero imposible también de olvidar.

Un hombre duro del rock, al que nacer en Belfast en 1952, dejó marcado en su rostro la crudeza de una vida donde la guitarra era lo único que odía llenar los corazones que vaciaban las balas.Desde niño, fue la guitarra española donde encontró como expresarse, y en las notas de Andrés Segovia y Narciso Yepes, la influencia que reconoció siempre tanto en armonía como en digitalización.Su constante fue la innovación, no con experimentos despegados de la realidad, sino recogiendo los sonidos que fluyen por las calles y dándoles su sello, su característico sello de usar la aspereza para ir desnudando una melodía fina, limpia, que se te cuela en el alma.Y es que esta manera de trasmitir, no se podría entender sin su relación con el "British Blues" de Clapton y Mayall, de Hendricks y Burdon, pero sobre todo Peter Grren de Fleetwoock Mac, y que no abandonaría en toda su carrera. Por diferentes estilos que tocara, la libertad de creación y el reconocimiento a los orígenes recorrería toda su producción.Desde Skid Row (nada que ver con la banda de hard americano), grupo que formo con solo 16 años y con el que edito dos álbumes "Skid" en 1970 y "34 hours" en 1971, de blues progresivo, hasta Scars, proyecto que impulsó en 2002 con miembros de dos provocadoras bandas, Gass lewis de Skunk, y Anainse y Darin Moerg de Primal Scream, donde trató de dar profundidad al rock alternativo surgido en los 90, nunca dejó de apostar por el camino difícil, y que solo la maestría de sus acordes lo hacían parecer fácil.Su intermitente paso por Thin Lizzy entre 1974 y 1979, unió su nombre a otro irlandés universal Phill Lynnot, y aunque no cuajo esa relación, si dejó su huella en diferentes trabajos y giras.Entre tanto, Gary Moore continuaba sorprendiendo con fusiones de jazz y rock progresivo, un lógico desarrollo del rock que pocos se atrevieron a plasmar y del que su banda Coloseum II edito tres lp´s "Stronge new flesh"(76) "Electric savage"(77) y "War dance"(78).La década de los 80 comenzó con su nueva formación G Force como adelanto a su inmediata carrera en solitario que lo convertirá en un guitarrista de referencia para todos aquellos que se quisieran adentrar en los sonidos mas metaleros del rock.Los 90 fueron la ruptura. El magnífico "sill got the blues" contaba con la colaboración de grandes del Blues como Albert King y Albert Collins entre otros. Su romance con las raíces negras del rock acabo en un matrimonio del que ya no se separaría nunca, cosa que sus seguidores agradecerían. Y reconocerían en él, al maestro capaz de revitalizar el rock apoyándose en los orígenes y colocándolo de nuevo en lo mas alto de la música popular, no solo por calidad sino en cantidad de seguidores que volvían a emocionarse con el sonido "Blue Note" presente de nuevo en grandes escenarios y festivales. Remachar esa década con un homenaje al anteriormente citado Peter Green"Blues for greeny" (95) y el excelente proyecto BBM con el álbum "Arround the next dream" con Jack Bruce y Ginger Baker, sirvió para que ya nadie pueda olvidar la contribución de Gary Moore a la historia del Blues-Rock. Sus dos últimos trabajos continuaron en esa dirección "Classe as you get" y "Bad for you baby".Su corazón decidió descansar en Estepona, Málaga, sin lograr que su rostro duro lo suavizara el cálido Mediterráneo. Con 58 años tenia mucho que aportar, pero sus rifs de guitarra no dejarán de sonar largamente en nuestro recuerdo. Thank`s

Deja una respuesta