El Salario Mínimo subirá a 900€ y el FMI advierte que eso es un peligro

El gobierno de Pedro Sánchez acaba de enviar a Bruselas el borrador de los Presupuestos Generales del Estado para 2019. Según la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la propuesta pactada con Unidos Podemos, “le damos a Bruselas la reducción del déficit estructural que nos pide, pero cumplimos a la vez con los ciudadanos”.

La reacción más dura a la propuesta de Presupuestos de Pedro Sánchez no ha venido de dentro del país, sino de la sede central en Washington del Fondo Monetario Internacional. Desde allí el departamento europeo del FMI advierte que subir el salario mínimo a 900 euros es un peligro. Además dice que aunque se esté en un momento de crecimiento económico hay que aplicar una política de contención del gasto y lamenta que sea escasa la reducción del déficit.

El proyecto de Presupuestos acordados con Unidos Podemos está bajo la influencia del “viento popular” que recorre España y cuyas exigencias han estado presentes en multitud de movilizaciones a lo largo de todo este año, desde las pensiones a los salarios, pasando por las reivindicaciones feministas. Son medidas con un marcado carácter social y su aplicación significaría una notable mejoría de las condiciones de vida y trabajo de una gran mayoría de los ciudadanos.

Entre sus principales medidas se incluyen:

La subida del Salario Mínino Interprofesional a 900 euros mensuales en 2019, un 22% más que el actual.

Actualización de las pensiones de acuerdo al IPC para mantener su poder adquisitivo. Una subida del 3% para las pensiones mínimas y no contributivas.

Igualar los permisos de paternidad a los de maternidad.

Medidas para bajar los precios de los alquileres y favorecer el acceso a la vivienda. Se incremente un 98% el presupuesto del ministerio de Vivienda y se modifica la normativa sobre alquileres para poner techo a las subidas del alquiler, y se permite la regulación por los ayuntamientos.

Se incrementa el presupuesto para financiar el Pacto contra la violencia de género, un 10% hasta los 220 millones de euros. Y se reduce el IVA al tipo reducido del 4% de los productos de higiene femenina.

Y hay un aumento significativo de las ayudas a la dependencia, un 40%, más de 515 millones de euros. Se recupera la cotización a la Seguridad Social por parte del Estado de los familiares que los cuidan, suprimida por el gobierno del PP.

En cuanto al bloque de reformas fiscales, aunque se han rebajado respecto a las propuestas iniciales, los Presupuestos contienen entre otros: la aplicación del tipo mínimo del impuesto de Sociedades del 15% para multinacionales y empresas que facturen más de 20 millones de euros. Y se eleva al 18% para entidades financieras y petroleras. Incremento del 2% en el IRPF para las rentas de más de 130.000 euros anuales; y del 1% en el impuesto de Patrimonio para fortunas de más de 10 millones de euros.

Destacar también la reforma del bono social eléctrico en base a la “renta per cápita” como único criterio. La universalización de la escuela pública infantil de o a tres años. Y el aumento del 6,7% para Investigación y Ciencia.

Bajo la vigilancia reforzada de Bruselas

La propuesta de Presupuestos rebaja una décima las previsiones de crecimiento, con una subida del PIB del 2,6% este año y del 2,3% en 2019. Y se propone como objetivo una reducción del déficit estructural (que no depende del ciclo económico) del 0,4%, dentro de los límites establecidos por Bruselas como una línea roja.

Las cuentas tendrán que pasar la criba de su aprobación en el Congreso y el Senado. PP y Ciudadanos dicen que votarán en contra. Mientras que PNV se han mostrado dispuestos a apoyarlos (“aunque no será gratis”) y sigue pendiente que harán ERC y PdeCAT.

Pero la prueba de fuego, también en esto está fuera, en Bruselas.

El comisario de Economía de la Comisión Europea, Pierre Moscovici espera a estudiar con lupa el borrador para pronunciarse. Pero ya en su visita hace semanas a España advirtió de que “España debe cumplir…, y no cometer errores del pasado”. Y otras fuentes comunitarias han advertido “inquietud” -en la línea del FMI- por el aumento del SMI a 900 euros y”reservas” por la capacidad financiera de la propuesta.

En esta batalla aún no está todo decidido. Desde el FMI y Bruselas, también desde los centros de la oligarquía española, no hay que descartar que sigan las presiones en su intento de limitar el alcance de los presupuestos en medidas vitales como el SMI o las pensiones y el IPC. Pero el movimiento popular también juega y tendrá que hacer valer su capacidad de influencia para hacer frente a los intentos por recortar las medidas propuestas.

Un comentario sobre “El Salario Mínimo subirá a 900€ y el FMI advierte que eso es un peligro”

  • Es todo una mentira, a quien afecta a los empresarios?? Ellos te van a dar una nómina con el salario mínimo o a media jornada, ttabajaras doce horas a cobrarás lo que te quieran dar, asique a que empresarios afecta???? A ninguno.

Deja una respuesta