Entrevista con Helena Motta Profesora y analista política

“Brasil siempre estuvo en el ojo de Estados Unidos por la importancia estratégica del país”

Helena da Motta Salles hizo maestría y doctorado en Ciencia Política, fue profesora de la Universidad Federal de Juiz de Fora (UFJF), de 1980 a 2008.

En la actualidad es profesora de la UAB (Universidad Abierta de Brasil). Tiene artículos y libros publicados, entre ellos “Crise e Reforma do Estado Brasileiro “, publicado por la Editora de la UFJF y ” Gestão Democrática e Participativa “, publicado por CAPES. Ha trabajado en el grupo de investigación “Política Industrial de Países Seleccionados: Brasil, Rusia, India y China (BRICs)”, financiado por la ABDI (Agencia Brasileña de Desarrollo). Fue presidente de la Comisión Municipal de la Verdad (investigación de los crímenes cometidos a lo largo de la dictadura militar en Brasil).

Jair Bolsonaro gañó la primera vuelta con el 46,03% de los votos frente el 29,28% de Fernando Haddad y tendrá que ir para la segunda vuelta. ¿Cómo evalúa los resultados de esta primera vuelta de las elecciones?

Este resultado se debe a varios factores: la población insatisfecha con la crisis que resultó, entre otras cosas, en 13 millones de desempleados, buscó una salida en alguien que se presenta como totalmente diferente de “todo lo que está ahí”, es decir, ahí en el mundo de la política. ¡Eso, aunque Bolsonaro esté en el séptimo mandato de diputado (en realidad, un diputado completamente inexpressivo). La operación “Lava jato” ha traído un sentimiento de descrédito en los políticos en general, y en la política! El universo de la política pasó a ser visto como algo nefasto, plagado de corrupción, absolutamente no confiable. Se añade a esto una campaña contra el PT estimulada día y noche por los grandes medios. Se diseminó un fuerte anti PT, sobre todo después de las elecciones presidenciales de 2014, cuando Aécio Neves, (el candidato que perdió) disconforme con su derrota, pasó a conspirar por el derrocamiento de la presidenta electa, Dilma Roussef.

¿Te sorprenden los resultados alcanzados por el candidato de la extrema derecha? ¿Cómo evalúa su ascenso vertiginoso?

Los resultados evidencian algo que defiendo desde hace décadas: la necesidad de promover la formación política de la población. En cuanto a la manipulación, ya sabemos que la campaña de Bolsonaro utilizó ampliamente “fake news” a través de Internet, principalmente de grupos de whatsapp creados para este fin. Jair Bolsonaro se hizo conocido rápidamente a través de las redes sociales, hoy ampliamente accedidas por la población brasileña. Otro factor que contribuyó a su crecimiento fue la adhesión del obispo Edir Macedo de la Iglesia Universal del Reino de Dios a dicha candidatura y su difusión en las iglesias evangélicas (hay excepciones, pues circuló en Internet un manifiesto de pastores con fuertes críticas al candidato).

La campaña #Él No levantó mucha esperanza entre los sectores populares de izquierda. ¿Esta campaña tuvo menos influencia en el voto de lo esperado?

La campaña “#Ele No”, extremadamente exitosa porque alcanzó un gran número de ciudades y de países afuera y con números expresivos de participantes, divulgó los aspectos autoritarios del candidato, sobre todo la homofobia y la misoginia. Esto provocó también una contra reacción de sus adeptos, que desencadenaron una ola, incomparablemente menor, de “#Él Sí. La campaña “#Él No” tuvo el mérito de movilizar principalmente a las mujeres y revelar los prejuicios y la estrechez de visión del candidato de la derecha, pero no tenía a mi ver muchas condiciones de alterar el voto de sus adeptos, ya que se dirigía más a los temas morales y de costumbres, en respuesta al discurso del capitán, en que tales temas son recurrentes. En esta área (moral y costumbres) las opiniones conservadoras están muy consolidadas, pues tienen raíces en gran parte en creencias religiosas.

Además de los mensajes ultra-reaccionarios, racistas, machistas y homofóbicos, de Bolsonaro usted considera que, de alguna forma, sus propuestas políticas serían la continuación de las políticas adoptadas por Michel Temer? (Venta de empresas públicas, apertura al capital extranjero, mayores poderes para la policía y el ejército, etc.)? Bolsonaro, como Haddad dijo, sería “un peligro para la democracia en Brasil”?

Bolsonaro representa las ideas de Michel Temer llevadas al extremo. Se trata de un candidato ultra liberal, que lleva a las últimas consecuencias el discurso privatizador y de apertura indiscriminada de la economía al capital extranjero. Él no presentó a la nación un plan económico acabado (¡por increíble que parezca!). Lo que se sabe sobre sus posiciones es lo que aparece en sus declaraciones y entrevistas.“Bolsonaro representa las ideas de Michel Temer llevadas al extremo”

Con certeza él representa un peligro para la Democracia en Brasil; de un lado por la defensa del uso de la represión como solución a los problemas y por otro lado por los efectos sociales resultantes de las privatizaciones y demás medidas de carácter liberal como la auto regulación del mercado. En un país desigual como el nuestro, sólo con la mano del Estado es posible corregir (o al menos minimizar) los efectos perversos de la acción egoísta y predatoria de las élites.

Ha sido una elección extremadamente polarizada, con el país bajo la influencia de un “golpe blanco” que sacó del poder a una presidenta electa y luego colocó en la cárcel Lula (cuando él era el candidato con mayores posibilidades de vencer). Ante este cuadro, ¿cómo evalúa los resultados del candidato del PT, Fernando Haddad?

El lanzamiento tardío de la candidatura de Haddad, la campaña extremadamente diseminada contra el PT y la campaña difamatoria contra la ex presidenta Dilma Roussef, todo eso sólo evidencia que la presencia del candidato en la segunda vuelta representa una victoria. El enorme prestigio del ex presidente Lula desempeñó un gran papel también en esta conquista.

¿En vista del ascenso de la Bolsa ante los anuncios de una posible victoria de Bolsonaro, se puede decir que éste sería el candidato preferido del mercado financiero? ¿A qué se debe este hecho?

Él es sí el candidato preferido por el “mercado”, aunque el hecho de ser un desconocido traiga también gran dosis de inseguridad. Como dije anteriormente, Bolsonaro aún no ha presentado al país su plan para la economía. De cualquier forma, el mercado financiero prefiere a alguien con sus posiciones ultra liberales que un candidato que promete un impuesto a la renta progresivo, la tasación de grandes fortunas, acabar con la concentración bancaria y sobrepasar los bancos que practican intereses abusivos.

¿Qué papel tendrían los medios de comunicación monopolizados por la oligarquía brasileña, en estas elecciones? ¿El poder de las redes sociales habría reducido la influencia de los medios tradicionales?

Nuestros grandes medios están dominados por un pequeño número de familias ricas, que controlan la opinión pública según sus conveniencias. Esta gran concentración de la información es extremadamente perjudicial para la democracia, pues los grandes vehículos no están exentos, defienden intereses económicos, traen noticias sesgadas en favor de candidatos favorables a sus intereses, etc.

En el país, se confunde la regulación de los medios -que podría evitar la concentración de poder por unos pocos grupos-, con el cercenamiento a la libertad de prensa. Esta confusión es intencional para evitar que los gobiernos intenten democratizar el acceso a la información, fomentando, por ejemplo, las radios comunitarias u otras iniciativas provenientes de asociaciones de la sociedad civil, o el fortalecimiento de medios de comunicación estatales.“Los fiscales de la “Lava jato” aceptaron la intervención norteamericana para perseguir a políticos en Brasil, especialmente al ex presidente Lula”

La Internet en este contexto es muy importante, pues ha venido a posibilitar exactamente la democratización de la información, que puede circular fuera del control de esos grupos poderosos. Por otro lado, ella misma puede transformarse en amenaza a la Democracia en razón de las “fake news” (noticias falsas) y de la actuación de los robots que simulan identidades para propagar ideas, etc. Dichas nuevas tecnologías aún no están bajo el control democrático.

¿Se puede hablar de elecciones marcadas por un “made in the USA”? Y, en este caso, ¿cómo habría sido la influencia del “amigo americano”?

Brasil siempre estuvo en el ojo de Estados Unidos por la importancia estratégica del país en América latina. El golpe de 1964 tuvo clara interferencia americana como ya quedó ampliamente demostrado. En esta elección, la campaña digital de Bolsonaro (con miles de grupos de whatsapp y la utilización de perfiles falsos) fue dirigida por Steven Bannon, que también actuó en la campaña de Trump en Estados Unidos y es la mayor referencia de la ultra derecha en todo el mundo. Hubo interferencia del Departamento de Justicia norteamericano sobre el proceso de la “Operação lava Jato” que tiene fuerte protagonismo del juez Sérgio Moro, cuyas acciones son partidistas y tienen la marca de la persecución política de sus adversarios. En nombre de la cooperación internacional para la lucha contra la criminalidad, los fiscales de la “Lava jato” aceptaron la intervención norteamericana para perseguir a políticos en Brasil, especialmente al ex presidente Lula.

¿Una victoria, difícil, de Fernando Haddad significaría una reanudación de la actuación brasileña en los BRICS, señalando una dirección opuesta a la que viene tomando el actual gobierno de Temer?

Con certeza, si es elegido, Haddad retomará la política de Lula de fortalecer la integración latinoamericana y la cooperación Sur-Sur, con destaque para África, apoyando el multilateralismo. El fortalecimiento de los BRICS ciertamente será prioritario, pues forma parte de una política externa que deberá fortalecer a los países en desarrollo en el escenario internacional.

Haddad venció en el Nordeste, una de las áreas en que las políticas sociales de Lula tuvieron mayor impacto. Este hecho podría alimentar las esperanzas de que la actual situación de ventaja del candidato del PSL podría revertirse en las próximas dos semanas? ¿Cuáles serían las posibles estrategias del PT para elegirse?“El apoyo a Haddad en el Nordeste será aún mayor en la segunda vuelta, pero la realidad de las demás regiones es diversa y los resultados no dependerán solo de una región”

La región Nordeste de Brasil fue fundamental para que Haddad haya ido a la segunda vuelta. Históricamente abandonada por sucesivos gobiernos, dicha región tuvo en Lula un incansable defensor de programas que vinieran a minimizar la pobreza y las deficiencias en infraestructura. Con certeza la votación expresiva que Haddad tuvo en el Nordeste será aún mayor en la segunda vuelta, pero la realidad de las demás regiones es diversa y la votación en las mismas dependerá más de los desdoblamientos de la campaña que de la influencia de una región.

Deja una respuesta