2010 empieza con nuevas subidas de impuestos, tarifas y servicios públicos

El recorte real de los salarios y pensiones

A pesar de la profundidad de la crisis y un Índice de Precios por debajo del 1% el gobierno de Zapatero mantiene su polí­tica de favorecer a la banca y los monopolios; aumentando impuestos con los que tapar el agujero de la deuda pública generada para poder dar casi medio billón de euros a bancos y monopolios; y autorizando subidas de precios en servicios esenciales. El año 2010 comienza con un nuevo ataque a la renta real de los trabajadores. Las subidas de impuestos, de tarifas y servicios públicos por encima del IPC van a suponer un nuevo recorte del poder adquisitivo para los trabajadores y pensionistas, una rebaja real de los salarios y pensiones; o lo que es lo mismo: un nuevo trasvase de rentas desde los bolsillos de los trabajadores a las cuentas de resultados de bancos y monopolios.

Casi todos los medios reconocen que en 2010 vamos a sufrir una subida general de imuestos y de precios en servicios tan básicos como la luz, el transporte o el butano muy por encima del IPC, y meten en el mismo saco la subida del Salario Mínimo (1,5%) y las pensiones (1%). Pero nadie saca la conclusión fundamental: lo que se va a producir este año es un severo ataque múltiple a las rentas de la inmensa mayoría de las clases trabajadoras, un recorte del poder adquisitivo y, por lo tanto, una bajada del salario real y de las pensiones, aunque nominalmente los suban el 1%. “Tarifazos” monopolistas El gobierno vuelve a autorizar una subida de la luz cinco veces mayor que la inflación. El ministerio de Miguel Sebastián intenta camuflar el “tarifazo eléctrico” congelando la subida para unos tres millones de consumidores acogidos al “bono social”. Pero la Tarifa eléctrica de Último Recurso (TUR) que afecta a casi 23 millones de hogares y pymes sube desde el 1 de enero un 2,6%. Y lo más probable es que no sea la única como ocurrió el año pasado, subió dos veces, un 3,4% en enero y el 2% en julio. Las asociaciones de consumidores, como Facua-Consumidores en Acción, denuncian lo desorbitado de las subidas de la luz (¡un 22,8% en los dos últimos años!) y temen que la nueva subida de julio para acercarse al 9% de subida anual que piden las eléctricas. Eso además de los 15.000 millones de euros a cuenta del supuesto “déficit tarifario” que les ha entregado el gobierno de Zapatero.“Tarifazos” también en el transporte ferroviario y el transporte público. RENFE sube los billetes del AVE y de los trenes de Larga Distancia un 4%. Pero los más usados por millones de trabajadores diariamente, Cercanías y Media Distancia suben hasta el 6%. Además la inmensa mayoría de las administraciones regionales y ayuntamientos suben el transporte público urbano, desde el 3,7 para el billete sencillo que sube el Ayuntamiento de Barcelona al escandaloso 21,6% que sube el metro-bús de 10 viajes de Madrid.Los “tarifazos” de las petroleras en los combustibles los sufrimos día a día. El gobierno se escuda en que “no sube el gas” para aparentar normalidad en los combustibles. Pero también en este terreno el ataque al bolsillo de los ciudadanos es masivo. Empezamos 2010 con los precios de la gasolina y el gasóleo mucho más caros lo que subieron (un 27% la gasolina y un 14% el gasóleo) en 2009, ¿cuánto seguirán subiendo cada mes? Para 10 millones de usuarios la popular botella de butano se encarece un 3,4%. Incluso al gas habrá que seguirle la pista porque puede subir en las próximas revisiones trimestrales. Impuestos para el “agujero negro” La inmensa mayoría del país, con especial incidencia en las clases trabajadoras, pagaremos con una subida general del impuestos el gigantesco agujero negro de la deuda pública generado por la política del gobierno de entregar, a través de los llamados “planes de rescate”, casi medio billón de euros a bancos y monopolios. La subida de impuestos se suma así a la de las tarifas esenciales para provocar un recorte del salario real y de las pensiones, que evidentemente no compensan las ridículas subidas entorno al 1%.Desde la nómina de enero, la inmensa mayoría de los trabajadores asalariados, pensionistas y trabajadores autónomos (sólo se libran los que ingresen menos de 12.000 euros anuales) verán reflejada la eliminación de los 400 euros de deducción del IRPF. Y en julio, la brutal subida del IVA de 2 puntos en el tipo general (pasa del 16% al 18%) y de 1 punto en el tipo reducido (del 7% al 8%) supondrá un recorte instantáneo de los salarios. En seis meses el gobierno prevé recaudar 1.800 millones más por IVA, la mayor parte de esos millones saldrá del bolsillo de los trabajadores.¿Cómo repercutirá toda esta política del gobierno en la renta de las clases trabajadoras? ¿Cuánto será el recorte real de salarios y pensiones?Según los datos de la Contabilidad Nacional del Banco de España, de 2003 a 2007, en los primeros años de gobierno de Zapatero las rentas salariales perdieron más de un 6,4% respecto a las ganancias del capital. Con la política actual del gobierno de Zapatero, al final de la crisis, la disminución salarial será sin duda aún más escandalosa.

Deja una respuesta