Fallece Mohamed Abdelaziz, presidente de la RASD y lí­der del Frente Polisario

El león del Sáhara

Mohamed Abdelaziz, presidente en el exilio de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y Secretario General del Frente Polisario, ha fallecido tras una larga enfermedad. Desde estas páginas queremos, en primer lugar lanzar un mensaje de condolencia al pueblo saharaui y de homenaje para este lí­der revolucionario.

“En nuestro pueblo hay muchos líderes, mucha gente que puede proseguir con nuestro objetivo que es la libertad para el pueblo saharaui. Seguiremos adelante aunque tengamos que morir en el campo de batalla. Vamos a seguir luchando. Vamos a seguir persiguiendo nuestro objetivo. Todos somos Mohamed”. Estas palabras de un portavoz del Polisario expresan perfectamente la voluntad indoblegable de lucha de un pueblo que lleva medio siglo luchando por su libertad frente a la opresión y la ocupación del régimen de la monarquía alaüita marroquí, respaldada por las grandes potencias imperialistas, con Francia y EEUU a la cabeza. “En nuestro pueblo hay muchos líderes, mucha gente que puede proseguir con nuestro objetivo que es la libertad para el pueblo saharaui. Todos somos Mohamed”

Las contribuciones de Mohamed Abdelaziz a la lucha por la autodeterminación del Sáhara Occidental son tan decisivas como su impulso al movimiento de las naciones africanas contra el imperialismo y el colonialismo. Abdelaziz participó en 1968 en la fundación del Movimiento Nacional de Liberación Saharaui liderado por Mohamed Sidi Brahim Basir, y en 1973 en la fundación del Frente Polisario. Después de la muerte de El-Ouali Mustapha Sayed se convirtió, en 1976, en el Secretario General del Frente. En 1982, fue elegido presidente de la República Árabe Saharaui Democrática y fue una de los que redactaron la primera constitución de la RASD. En 1985 Abdelaziz fue elegido vicepresidente de la Organización para la Unidad Africana (OUA), firmando a su vez la presencia del Sáhara en esta organización como miembro permanente.

Siempre contrario al terrorismo, Abdelaziz insistió permanentemente en que la guerra de guerrillas del Polisario contra las fuerzas de ocupación marroquíes siempre excluyeran de su punto de mira a los no combatientes.

A pesar de la enorme presión policial y militar de Marruecos en los territorios ocupados, nada ha podido evitar que miles de saharauis desafiaran las prohibiciones y llenaran las calles de El Aaiún, Smara y Bojador en grandes manifestaciones, coreando consignas como “labadil, Labadi antakrir el Massir” (no hay otra solución que la autodeterminación ).Este es el mejor homenaje que puede recibir el león del Sáhara: su pueblo con el puño en alto.

Deja una respuesta