El rincón de Lerena

El éxito de la unidad

La huelga indefinida de Educación en Baleares ha sido suspendida temporalmente. Una huelga histórica marcada por la unidad y la solidaridad

La Assemblea de Docents (órgano de carácter asambleario, participativo y autónomo) ha encabezado la convocatoria de la huelga en todas las islas, dando ejemplo de cuáles son las claves para enfrentarse a los recortes: unidad y solidaridad.

La huelga ha contado con el apoyo de los movimientos sociales de las Islas, y de los sindicatos que, uno a uno, fueron uniéndose a la convocatoria, independientemente de sus diferencias en la línea sindical.

Las cifras de participación han ido variando dependiendo del día, llegando a un 91 % de paro hasta el 55%. Si bien, el baile de participación no ha sido realmente determinante, ya que en los hechos la mayoría de colegios han estado paralizados. La Asamblea de Docentes ha llegado a establecer que mientras el nivel de participación fuera de un 40% los colegios seguirían parados.

La capacidad de movilización ha sido muy importante, sin precedentes en el sector educativo. En islas como Formentera o Ibiza, donde es difícil ver movilizaciones masivas, se han sucedido concentraciones, asambleas y manifestaciones diariamente. El carácter unitario de la protesta ha conseguido que los clásicos centros y núcleos de movilización, como son las capitales de las 4 islas, se hayan visto desbordados, llegando a todos los pueblos y rincones del territorio Balear.

Pese al bloqueo de cualquier negociación por parte del gobierno balear, los ataques, datos falsos y desprestigio continuo, incluso muchos alcaldes del PP han estado insistiendo en la necesidad del diálogo y el consenso.

Las concentraciones han sido masivas, diarias y presentes en todos los actos sociales y educativos de relevancia durante estas semanas.

Pero no sólo ha sido huelga de docentes, ya que la actitud de las Asociaciones de Padres y Madres ha sido ejemplar. La inmensa mayoría no han llevado a sus hijos a las escuelas, recibiendo como respuesta la amenaza de la Defensora del Menor con expedientes por vulneración del derecho a la educación de sus hijos. Pese a esto, se han dado casos de institutos con tan sólo un 3 % de alumnos, aunque los servicios mínimos aprobados por la Conselleria son de los mas amplios que jamás se hayan dado en las Huelgas de Enseñanza, llegando a un 30%.

El conflicto lingüístico e identitario ha sido puesto encima de la mesa como el problema principal, con el único objetivo de ocultar la unidad del 90% de la comunidad educativa ante unos recortes y reformas que suponen un saqueo para la mayoría.

La postura del Govern ha rayado la ilegalidad, como lo ha demostrado el hecho de la suspensión cautelar del TIL, que impuso el Tribunal Superior de Justicia de Baleares el pasado 6 de Septiembre, que regulaba el calendario y la forma de aplicar el TIL, a la espera de resolver los recursos presentados a esta norma, ha sido totalmente ignorada. Suspensión que el Govern ha ignorado. “Las concentraciones han sido masivas, diarias y presentes en todos los actos”

Al mismo tiempo, desde todo el país han llegado apoyos en forma de concentraciones y de… dinero. Sí, dinero. Recuperando la tradición de las cajas de resistencia sindicales, hasta 200 mil euros han sido recaudados en apoyo a los profesionales baleares, ayudando a sostener el pulso en la huelga.

Finalmente la Asamblea de Docentes ha acordado suspender de manera temporal la huelga indefinida de la Educación en Baleares contra los recortes.

Tras tres semanas de huelga, los docentes reunidos en asamblea en el municipio mallorquín de Porrere optaron de forma mayoritaria por “una tregua”, volver a las aulas y seguir las movilizaciones por otros cauces. Aunque todavía no se ha hecho todo el recuento en todas las islas, parece ser que solo en Formentera se ha votado en contra y, aun así, la voluntad manifestada por estos es acatar la decisión mayoritaria.

Una decisión que planteada en términos de “suspensión temporal”, con la cantidad de apoyos recabados, y una estrenada caja de resistencia, coloca encima de la mesa la obligación del Govern de sentarse a escuchar seriamente a los profesionales, padres, madres y alumnos.

Los docentes Baleares volvieron a las aulas el lunes 7 de octubre, no obstante, los comités de huelga han advertido al Gobierno balear que “la vuelta a los centros implicará hacer todo lo posible” para que el Decreto de Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) y los recortes más duros “no se implanten” contra la voluntad de la comunidad educativa, advirtiendo que “cualquier acto represivo contra un funcionario, un director o un profesor tendrá un respuesta colectiva, no individual”.

Esta suspensión temporal, que no una desconvocatoria, permitirá “reiniciar” la huelga “en el momento que se considere oportuno, ya sea de forma puntual, sostenida en el tiempo o indefinida, si la negociación no avanza”.

Mientras, toda la comunidad educativa de Baleares confía en que lo vivido estas semanas en las Islas sirva de ejemplo para el resto de España ante la aprobación de la conocida como “Ley Wert”. Los profesionales baleares esperan que las demás comunidades autónomas deberían tomar esta huelga como referente ante la nueva Ley de Educación.

Sin duda la unión entre familias y docentes que ha existido en el archipiélago se debe trasladar al resto del país. Como se decía en las asambleas “vale más perder un mes de clase que no tener dos años de un plan que nos va a llevar al fracaso absoluto”.

El ejemplo balear debe servir, en realidad, no solo para el resto del país, sino para el mismo movimiento en el archipiélago. Las asambleas amplias, unitarias, abiertas y con carácter decisorio han sido un eje fundamental de la huelga. No pasar por encima de los diferentes sectores, sino poner en sus manos la máxima capacidad de conciencia, unidad, decisión y organización es la columna vertebral del éxito de la lucha contra los recortes.

Deja una respuesta