El fin de la Era Obama

¿El emperador benevolente?

La investidura de Donald Trump ha ido precedida de la despedida de Barack Obama, presentado en la totalidad de los medios de comunicación como un presidente democrático, progresista y dialogante, en contraste con el nuevo inquilino de la Casa Blanca. Pero ¿de verdad los ocho años de mandato de Obama son los de un emperador benevolente?

“Cuando el Presidente Barack Obama asumió el poder hace siete años, prometió poner fin a las guerras que heredó de su antecesor, George W. Bush. A solo ocho meses de salir de la Casa Blanca, Obama alcanzó un triste hito que casi ha pasado desapercibido: lleva en guerra más tiempo que Bush o que cualquier otro presidente estadounidense”. Quien así editorializaba no es un medio antihegemonista, sino el mismísimo New York Times, uno de los portavoces oficiosos de la burguesía monopolista norteamericana.

Esta es la realidad del Premio Nobel de la Paz Obama, el presidente bajo cuyo mandato el hegemonismo norteamericano ha desencadenado las guerras de Libia, de Ucrania, de Siria, golpes de Estado -blandos y duros- en Honduras, Brasil o Turquia. Por no hablar de las primaveras árabes en Túnez o Egipto, que resultaron ser inviernos de intervención hegemonista. En sus primeros seis años de presidencia, el Pentágono ordenó bombardeos en siete países: Afganistán, Irak, Yemen, Somalia, Pakistán, además de Libia y Siria. Obama ha ordenado 10 veces más ataques con drones que su predecesor.“El Premio Nobel de la Paz Obama pasará a la historia como el primer presidente norteamericano que ha estado en guerra durante todo su mandato”

Es cierto que, a diferencia de la linea Bush (y de lo que aparenta la línea Trump), la política exterior de Obama ha puesto más el acento en los instrumentos políticos y económicos de dominio imperial, pero -como cualquiera que se siente en el Despacho Oval- no ha dudado en agredir a otros pueblos y países del mundo cuando los intereses de la superpotencia lo han requerido.

Ni tampoco a su propia población. Mientras los medios enfocan la atención a las xenófobas intenciones de Trump de construir un muro y de perseguir a los espaldas mojadas, las cifras gritan que Obama es el presidente norteamericano que más inmigrantes ha deportado en los últimos 30 años: casi 3 millones de indocumentados, muy por encima de Reagan, Bush padre, Clinton o Bush hijo.

Bajo el mandato del primer presidente afroamericano de la historia de los EEUU, la población negra ha sufrido un repunte sin precedentes de la opresión y la violencia policial. La necrópolis negra de la Era Obama se salda, sólo en los dos últimos años de mandato, con cerca de 450 afroamericanos abatidos por la policía (el doble que de blancos) y con enconados disturbios raciales (Ferguson, Louisiana).

Obama se jacta de haber creado casi 12 millones de empleos y de haber dejado a EEUU en una situación cercana al pleno empleo. Pero el descontento de una buena parte de los trabajadores norteamericanos -sobretodo en las deprimidas zonas del ‘Cinturón de Oxido’, los Estados que rodean los Grandes Lagos, graneros tradicionales de voto demócrata que ahora se han pasado en masa a votar a Trump- revelan las draconianas y precarias condiciones de vida y trabajo creadas tras esos puestos de trabajo.

No era oro lo que relucía bajo el ‘Yes We Can’. O quizá sí: el mismo oro de Fort Knox y de las astronómicas ganancias de los gigantes financieros de Wall Street. Para esos plutócratas monopolistas, para los que se han multiplicado las ganancias en un 200% de media (casi un 400% en el caso de los sectores financiero y tecnológico) en estos 8 años, Obama sí que ha sido un auténtico emperador benevolente.

2 comentarios sobre “¿El emperador benevolente?”

  • Que si,alma de cántaro,que Obama era todo un demócrata,que hizo un concierto de BB.King en la Casablanca.¿Seguridad Social y esas cosas?ah,no,de eso olvídate,total ¿para qué los quieres?.¿Que la policía se carga a los negritos?bueno,es que se ponen en medio de la trayectoria de las balas…los mexicanos que se queden en su casa y si los de la Bolsa de Wall Street ganan el 400% es que se lo han currado,por su própio esfuerzo..¡¡se lo merecen!!.¡¡Yes we can!!…meterte en Guantánamo

Deja una respuesta