La luz sube un 15%, tres veces más de lo anunciado por el ministro de Industria y Energí­a

El café más caro de la historia

“La subida de la luz supone el precio de un café”. Esas fueron las palabras del ministro de Industria, Miguel Sebastián, al referirse a la subida de un 9,8% en enero de la Tarifa de Último Recurso (TUR) que es la que afecta entorno al 85% de los hogares españoles. Sin embargo, los datos de IPC hechos públicos este martes por el INE demuestran que la subida de luz ha sido de un 15%, un auténtico “atraco eléctico” que las asociaciones de consumidores y usuarios vienen denunciando desde hace tiempo.

El residente de la Unión de Consumidores de España (UCE), José Ángel Oliván denuncia la “trampa estadística” utilizada por Sebastián para justificar el “atraco eléctrico”: “El ministro dividió el total de la factura eléctrica por el número de contratos (incluidas las casas vacías y segundas viviendas) y le aplicó el porcentaje, es una trampa estadística, le quedaría muy bien en la rueda de prensa pero no tienen ninguna aplicación real”.La subida real del recibo de la luz está en torno a diez euros mensuales. Sólo hace falta fijarse en las factuas recibidas para comprobar que ahora pagamos entre 60 y 80 euros. Por su parte, FACUA-Consumidores en Acción, ha calculado que la extrapolación de la subida de la luz del mes de enero aumentará la factura anual del usuario medio en 81,24 euros con respecto a lo que pagaba con la tarifa vigente desde el pasado octubre. El presidente de la Unión de Consumidores Españoles, ha declarado que “las asociaciones venimos denunciando la situación de la energía en España, ya que es mucho más cara que en el resto de Europa sin que haya una razón que lo justifique”.Por ello, distintas asociaciones, entre ellas la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) ha puesto en marcha una acción de protesta contra la subida de la luz. CEACCU, que denuncia que la electricidad acumula así un incremento del 43% sólo en el periodo 2007-2011, argumenta para ello que «el gobierno tiene capacidad de decisión política sobre la parte de la tarifa que es regulada (los peajes de acceso). Además, se le urge a revisar «los métodos de cálculo del resto de la factura (energía)”.

Deja una respuesta