El ataque a las pensiones continúa

En el dí­a 10 de octubre de 2016, en un lugar tan descaradamente emblemático como la Bolsa de Madrid, se han reunido en una Mesa Redonda a cargo del periódico económico digital Estrategia de Inversión un grupo de expertos para discutir acerca del futuro del sistema público de pensiones en España. Todos ellos directamente vinculados a los grandes bancos. Y que han coincidido en el «diagnóstico»: torpedear las pensiones públicas para aumentar el negocio de las pensiones privadas.

Quienes se han reunido son expertos de la talla de Ricardo Calle, director de relaciones institucionales del departamento de previsión colectiva de Santander AM, o David Carrasco, director general de Instituto BBVA de Pensiones, o Ángel Martín Aldama, presidente de INVERCO (Asociación de Inversiones Colectiva y Fondo de Pensiones), o Ángel de la Fuente, director de FEDEA (Fundación de Estudios de Economía Aplicada, patrocinada por los principales bancos de nuestro país), o Enrique Borrajeros, Presidente del Comité de Comunicación de EFPA España (European Financial Planning Association en España), o Julio Fernández, profesor de IEB (Instituto de Estudios Bursátiles). Toda una serie de cuadros vinculados y al servicio de la oligarquía financiera de nuestro país.«Mientras los altos directivos del IBEX 35 gozan de pensiones multimillonarias, el poder adquisitivo de los pensionistas ha bajado drásticamente»

¿Y cuál ha sido la conclusión que estos “expertos”, claramente imparciales, han desarrollado para el tema de las pensiones? De entrada, estos “expertos” señalan que el sistema público de pensiones no va a ser sostenible en el futuro debido al envejecimiento de la población que genera una pirámide poblacional invertida en los próximos cuarenta años, las mismas profecías apocalípticas que nunca se cumplen porque ignoran como al mismo tiempo que aumenta el número de pensionistas, también aumenta la capacidad de producción por el desarrollo de las fuerzas productivas (una persona produce ahora mucho más que lo que producían 4 hace cuarenta años). Pero lo interesante aquí es señalar las alternativas que estos “expertos” proponen para poder sobrevivir, en sus propias palabras “en un sistema sostenible pero menos generoso”: Complementar la jubilación con un plan privado.

Así, a la vez que señalan como soluciones subir los impuestos, pagar pensiones inferiores o aumentar la productividad y la cotización de las empresas, la primera medida que proponen es la de fomentar los planes privados, y que el gobierno haga más explícita cual será la pensión media estimada para el día de nuestra jubilación, para que nos vayamos preparando y comencemos a ahorrar, sabiendo por adelantado que la pensión que recibiremos no será suficiente. Y por ahorrar, se refieren a invertir claramente en Planes de Pensiones. Ya con ese fin, a finales de septiembre Ángel Martín Aldama ya nos advertía que nuestra pensión será un 40% inferior a la de nuestros padres, utilizando para ello datos de la Comisión Europea. Demostrando que no sólo la oligarquía de nuestro país tiene interés en el auge del negocio de los planes de pensiones. Todos ellos quieren poner sus manos sobre los 100.000 millones de euros anuales que mueve el sistema público de pensiones.

¡Ya está bien! Mientras los altos directivos del IBEX 35 tienen fondos de pensiones acumulados de 536 millones de euros, los pensionistas han perdido de media un 14% de poder adquisitivo gracias a los recortes de Zapatero y Rajoy. Sólo con que bancos, multinacionales y grandes fortunas pagaran impuestos realmente en función de sus multimillonarios beneficios, podríamos elevar las pensiones por encima de 1.000 euros mensuales. Ellos tienen su programa para las pensiones. Nosotros tenemos el nuestro: redistribuir la riqueza.

Un comentario sobre “El ataque a las pensiones continúa”

Deja una respuesta