Los hispanos del Sáhara

El Sáhara clama por la celebración de un referéndum de autodeterminación, saboteado y bloqueado permanentemente por un Marruecos respaldado por sus padrinos imperialistas (EEUU y Francia)

Los españoles compartimos con el pueblo saharaui un lazo de hermandad, como con los países latinoamericanos, y como tales deben estar incluídos en el listado de naciones dentro del “plazo privilegiado” para obtener la nacionalidad española. Por fin esta cuestión de rotunda justicia se ha hecho ley. El Parlamento ha aprobado por unanimidad una iniciativa para que los saharauis puedan ser nacionalizados españoles en sólo dos años.

Así, el pueblo saharaui se uniría al grupo de países que, por relaciones históricas con España cuentan con un periodo de dos años para conseguir la nacionalidad, como son los países latinoamericanos, Andorra, Portugal, Filipinas, Guinea Ecuatorial y la comunidad sefardí. El resto de estados debe esperar un periodo de diez años. Además la tramitación reconocerá de forma expresa la validez de los certificados expedidos por los Registros de la República Árabe Saharaui Democrática para probar los hechos que dan derecho a la nacionalidad española. Hasta 1975 los saharauis tenían nacionalidad española -con DNI incluido- y el Sáhara occidental era la provincia 53. “Ojalá este sea el primero de muchos pasos para reparar tanta injusticia con nuestros hermanos saharauis”

Es un paso pequeño, pero justo y significativo, para que nuestro país repare su responsabilidad en la ignomina que sufre el pueblo saharaui desde que en 1975 España se retirara del Sáhara Occidental sin haber culminado su proceso de independencia y autodeterminación, y entregando el país al régimen de Rabat. Desde la Marcha Verde marroquí -respaldada desde Washington en un momento de agudización de contradicciones en la Guerra Fria y acompañada de crueles bombardeos aéreos contra la población civil cuando intentaba huir – la monarquía alauí usurpó un territorio rico en recursos naturales y cerca de 200.000 sobreviven en la zona desértica e inhóspita de Tindouf (Argelia), que se ha convertido en un enorme campo de refugiados desde hace más de 30 años. El resto del pueblo saharaui en los territorios ocupados soporta la feroz opresión de los aparatos represivos marroquíes. El Sáhara clama por la celebración de un referéndum de autodeterminación, saboteado y bloqueado permanentemente por un Marruecos respaldado por sus padrinos imperialistas (EEUU y Francia).

Una ignominia que ha contado con la complicidad de las autoridades españolas. Ojalá este sea el primero de muchos pasos para reparar tanta injusticia con nuestros hermanos saharauis.

Deja una respuesta