El airado voto de los españoles sacude al PSOE

“Al reconocer la derrota en la noche del domingo, el Primer Ministro José Luis Rodrí­guez Zapatero, dijo que su Partido Socialista habí­a sido comprensiblemente castigado por los votantes por la gestión de una crisis económica que ha dejado a España con una tasa del 21% de desempleo, más del doble de la media europea.”

Mientras tanto, hay que subrayar cómo ha rendido inesperadamente la iniciativa contra partidos políticos, sindicatos y otras instituciones del stablishment, que reunió a miles de manifestantes el domingo por octavo día consecutivo en la Puerta del Sol en Madrid, así como las principales plazas de otras ciudades. El movimiento liderado por jóvenes, el primero en manifestarse de manera significativa desde que la austeridad comenzó a morder en la crisis de la deuda soberana de Europa, ha sorprendido a los políticos tradicionales de España. (THE NEW YORK TIMES) THE WALL STREET JOURNAL.- El primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero, del Partido socialista ha sufrido pérdidas históricas las elecciones municipales y regionales españolas del domingo, a medida que el descontento con la difícil situación económica se desbordaba en protestas en todo el país. Los analistas han advertido que una gran derrota de los socialistas podría socavar al gobierno minoritario del señor Zapatero. En una nota a los inversionistas el viernes, los economistas de Citigroup dijeron que "una derrota política del Partido Socialista reforzaría nuestras dudas" sobre la capacidad de España para lograr sus "demasiado optimistas" objetivos para el crecimiento económico y la reducción del déficit presupuestario. LE MONDE.- Los socialistas españoles han sufrido el domingo, 22 de mayo, una derrota muy fuerte en las elecciones locales. El partido gobernante ha sido castigado por su política de austeridad contra la crisis y el desempleo récord, que provocó una rebelión social sin precedentes en todo el país. El PSOE, con el 27,81% de los votos, está muy por detrás del conservador Partido Popular (37,58%), según los resultados casi finales. Esta diferencia de casi diez puntos castiga a los socialistas, en el poder desde 2004, a diez meses de las legislativas de marzo 2012 y cuando el país está experimentando una ola de protestas lideradas por los jóvenes.EEUU. The New York Times El partido gobernante en España sufre duras pérdidas Raphael Minder El gobernante Partido Socialista sufrió fuertes pérdidas el domingo en las elecciones regionales y municipales, mientras decenas de miles de españoles que se hacen llamar " los indignados", dijeron que continuarán con sus protestas para forzar una revisión del sistema político del país. Al reconocer la derrota en la noche del domingo, el Primer Ministro José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que su Partido Socialista había sido comprensiblemente castigado por los votantes por la gestión de una crisis económica que ha dejado a España con una tasa del 21% de desempleo, más del doble de la media europea. "Estos resultados están claramente relacionados con los efectos de la crisis económica que hemos estado sufriendo desde hace casi tres años", dijo Zapatero en un discurso televisado. "Casi dos millones de empleos han sido destruidos y sé que muchos españoles se enfrentan a graves problemas. Hoy, sin lugar a dudas, han expresado su malestar. " Mientras tanto, hay que subrayar cómo ha prendido inesperadamente la iniciativa contra partidos políticos, sindicatos y otras instituciones del stablishment, que reunió a miles de manifestantes el domingo por octavo día consecutivo en la Puerta del Sol en Madrid, así como las principales plazas de otras ciudades. El movimiento liderado por jóvenes, el primero en manifestarse de manera significativa desde que la austeridad comenzó a morder en la crisis de la deuda soberana de Europa, ha sorprendido a los políticos tradicionales de España. Al mismo tiempo, algunos de los participantes de la campaña han estado trabajando para llevar más allá su propio éxito, luchando con la necesidad de dar mayor coherencia a sus quejas de amplio alcance a fin de mantener viva su campaña más allá de las elecciones. Los manifestantes, que insisten en que no tienen afiliación a un partido, quieren un sistema democrático más representativo y exigen poner fin a la corrupción política. Su ira hacia los partidos establecidos se ha visto impulsada por la crisis de la deuda y el aumento del desempleo, pero sus quejas también incluyen llamamientos para el recorte en el gasto militar, el cierre de las centrales nucleares y el fin de algunas leyes, como la reciente legislación dirigida a castigar la piratería digital. Los grupos que han hecho de la Puerta del Sol de Madrid el epicentro del movimiento a nivel nacional discuten un plan para permanecer allí por lo menos hasta el próximo domingo. Las protestas en Barcelona, ​​la segunda ciudad española más grande, se espera que culminen en una gran marcha el 15 de junio, para terminar delante del Parlamento catalán. "Si me hubiera dicho hace unos meses que miles de personas saldrían a las calles a quejarse de nuestro sistema político", dice una manifestante, María Subinas, "me habría resultado difícil de creer, porque parecía como si fuéramos una generación apática, que era incapaz de responder a una crisis, incluso cuando se estaban destruyendo nuestros puestos de trabajo como en un tsunami." La Sra. Subinas, de 33 años, que ha estado en la Puerta del Sol desde el pasado domingo, agregó,"el mensaje sin duda ha llegado a los políticos que no pueden seguir ignorando nuestras frustraciones y pretender que nada ha cambiado. " El Partido Popular ganó con un 37,6 por ciento de los votos el domingo, en comparación con el 27.8 por ciento para los socialistas, según los resultados preliminares dados a conocer a la medianoche con el 98 por ciento de los votos escrutados. A pesar del descontento popular con los partidos establecidos, la participación se elevó al 66 por ciento desde el 63 por ciento de cuatro años antes. El Sr. Zapatero, que ha estado en el cargo desde 2004, anunció en abril que no buscaría un tercer mandato, y el grado de pérdida de los socialistas sugiere que, incluso con un nuevo líder, el partido tendrá que luchar para mantenerse en el poder en las elecciones generales, previstas para marzo próximo. Entre los partidos más pequeños que han obtenido ganancias notables el domingo está Bildu, un partido independentista vasco, que ganó un 1,4% de los votos nacionales lo que podría asegurarle el control de San Sebastián y algunos otros ayuntamientos vascos. A Bildu se le permitió participar en las elecciones sólo después de un fallo de la justicia, en medio de las preocupación sobre sus supuestos vínculos con ETA, el violento grupo separatista. Los socialistas perdieron también el control de Barcelona y Sevilla, dos de las ciudades más grandes de la nación. THE NEW YORK TIMES. 22-2-2011 EEUU. The Wall Street Journal El airado voto de los españoles sacude a los socialistas Jonathan House El primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero, del Partido socialista ha sufrido pérdidas históricas las elecciones municipales y regionales españolas del domingo, a medida que el descontento con la difícil situación económica se desbordaba en protestas en todo el país. Con casi la totalidad de los votos escrutados, la oposición del Partido Popular, liderado por Mariano Rajoy, había conseguido el 37,55% de los votos municipales en todo el país, casi 10 puntos porcentuales más que los socialistas, la mayor diferencia entre los dos partidos desde las elecciones locales de 1991. Además, con más del 75% de los votos escrutados, el PP iba a la cabeza tanto en Castilla-La Mancha como en Extremadura, las regiones que los socialistas han gobernado durante décadas. "El PP ha ganado las elecciones en Castilla-La Mancha", dijo María Dolores de Cospedal, la candidata del partido conservador a la presidencia regional, a sus partidarios reunidos en Toledo, la capital de Castilla-La Mancha. La votación del domingo en 13 de las 17 regiones de España y en sus más de 8.000 municipios es vista como un anticipo de las elecciones nacionales que el Sr. Zapatero debe convocar antes de marzo de 2012. En la sede del Partido Socialista en Madrid, Zapatero reconoció que su partido había "perdido claramente" las elecciones y felicitó al PP por su victoria. Dijo que la derrota ha estado "muy claramente relacionada con la crisis económica." Los analistas han advertido que una gran derrota de los socialistas podría socavar al gobierno minoritario del señor Zapatero, en un momento en que está tratando de impulsar un amplio programa de reformas económica y recortes presupuestarios. El Sr. Zapatero, sin embargo, descartó elecciones anticipadas. Dijo que su partido va a recurrir a sus aliados parlamentarios habituales para obtener el apoyo necesario "para llevar a cabo las reformas económicas que necesita el país". En la semana previa a la votación, el nerviosismo previo a las elecciones hizo subir la prima de riesgo de España, medida por el aumento del interés de su deuda pública a diez años sobre el valor de referencia alemán, alrededor de 0,2 puntos porcentuales, hasta los 2,43 puntos. En una nota a los inversionistas el viernes, los economistas de Citigroup dijeron que "una derrota política del Partido Socialista reforzaría nuestras dudas" sobre la capacidad de España para lograr sus "demasiado optimistas" objetivos para el crecimiento económico y la reducción del déficit presupuestario. Peor aún, algunos economistas locales y líderes empresariales predicen que los cambios en los gobiernos regionales y municipales podría conducir al descubrimiento de montañas de deuda no declarada, como sucedió en Cataluña. Después de que los nacionalistas moderados catalanes desalojaran al gobierno socialista en la rica región del noreste, en noviembre, los funcionarios entrantes dijeron que el déficit presupuestario local es el doble de grande de lo que se pensaba anteriormente. Las preocupaciones sobre la deuda oculta jugó un papel central en la campaña en regiones como Castilla-La Mancha, donde el PP y los líderes empresariales locales dijeron que la región no ha abonado 90.000 facturas pendientes de pago que suman alrededor de mil millones de euros. La Sra. Cospedal, ha prometido que lo primero que hará si es elegida será encargar una auditoría de las cuentas de Castilla-La Mancha. En Madrid, los jóvenes siguieron concentrados multitudinariamente en la plaza central de la Puerta de Sol, como parte del movimiento que durante una semana han llevado a cabo decenas de miles de manifestantes en varias grandes ciudades españolas. Exasperado por unos políticos incapaces de encontrar soluciones a una profunda crisis económica y una tasa de desempleo de más del 21%, están pidiendo nuevas ayudas para los desempleados, la eliminación de los privilegios de los políticos y apoyo a los jóvenes para acceder a la vivienda. Sin embargo, el número de manifestantes no es inusual para los estándares locales, en un país donde las manifestaciones en una sola ciudad a menudo atraen a miles para protestar contra el terrorismo o en favor de causas sociales o internacionales. Y no parecen haber atraído a muchos seguidores en ciudades más pequeñas. "En Toledo, no han tenido un gran impacto", dice Nicolás Moragón, un estudiante de 24 años. "Sus ideas son demasiado idealista." La Junta electoral central de España había declarado ilegales las reuniones durante el fin de semana de las elecciones, aunque el gobierno rehuyó ordenar a la policía dispersar las grandes reuniones en ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia. A la salida de un colegio electoral de Madrid, Natalia Molinos, de 31 años, dice que ha votado a favor de un partido llamado Ciudadanos Por un Voto en Blanco. "No quería votar a favor del PP o los socialistas", dice. Las protestas no parecen haber minado la participación electoral, que aumentó ligeramente en comparación con las elecciones locales de 2007. THE WALL STREET JOURNAL. 23-5-2011 Francia. Le Monde Los socialistas españoles registran una fuerte derrota en las elecciones locales Los socialistas españoles han sufrido, el domingo 22 de mayo, una derrota muy fuerte en las elecciones locales. El partido gobernante ha sido castigado por su política de austeridad contra la crisis y el desempleo récord, que provocó una rebelión social sin precedentes en todo el país. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con el 27,81% de los votos, está muy por detrás del conservador Partido Popular (PP, 37,58%), según los resultados casi finales. Esta diferencia de casi diez puntos castiga a los socialistas, en el poder desde 2004, a diez meses de las legislativas de marzo 2012 y cuando el país está experimentando una ola de protestas lideradas por los jóvenes. "Sé que muchos españoles sufren (…) serias dificultades y que muchos jóvenes ven su futuro con preocupación. Hoy han expresado su malestar", dijo el primer ministro, José Luis Rodríguez Zapatero. "Era razonable pensar que el Partido Socialista sufriría un castigo en las urnas, que asumimos y entendemos", agregó. Los manifestantes que tomaron posesión de la Puerta del Sol, en el corazón de Madrid, decidieron el domingo continuar por lo menos una semana esta ocupación. Por la noche, una multitud de varios miles de personas, como todos los días, invadió el lugar alrededor de la aldea que alterna lonas azules y tiendas de campaña convertida en el corazón de la contestación. El movimiento, que reúne a muchos jóvenes, pero también a ciudadanos de todos los orígenes, surgió a partir del15 de mayo a través de las redes sociales para crecer rápidamente, extendiéndose por todo el país y estructurándose. Espontánea y colorida, laboratorio pacífico de ideas para las reformas por venir, este movimiento ciudadano, que se quiere apolítico, denuncia la injusticia social, los excesos del capitalismo y a los "políticos corruptos". Más importante aún, revela la angustia de millones de españoles ante el desempleo, que alcanza el 21,19% y afecta a casi la mitad de los menores de 25 años. También muestra una gran desconfianza hacia los principales partidos políticos. Las manifestaciones continuaron el sábado y el domingo en Madrid y en la mayoría de ciudades de España, a pesar de la jornada de reflexión electoral que prohibe toda actividad política. Pero el gobierno, en una situación delicada, renunció a la medida de evacuar a los manifestantes por la policía. No a las elecciones anticipadas En este contexto turbio, todos los municipios de España eligieron a sus ayuntamientos y trece de las diecisiete Comunidades Autónomas a sus respectivos parlamentos. Cataluña, País Vasco, Galicia y Andalucía votan en otras fechas. El anuncio, el 2 de abril, de la intención de Zapatero de no postularse para un tercer mandato en 2012 no ha tenido ningún efecto sobre el declive de la popularidad de su partido. El jefe de gobierno ha rechazado sin embargo el domingo la hipótesis de elecciones anticipadas. Los socialistas han perdido Barcelona, la segunda ciudad del país, que controlaban desde las primeras elecciones de la era post-franquista en 1979. Son superados por la coalición nacionalista conservadora Convergencia i Unio (CiU). También han sido golpeados en Sevilla, la cuarta ciudad más grande de España. Entre las regiones, los socialistas han perdido uno de sus bastiones históricos, Castilla-La Mancha. Después de estas elecciones, no podrán gobernar en solitario mas que en una de las diecisiete regiones de España, Andalucía. La derecha conserva como era de esperar Madrid y Valencia, la tercera ciudad más grande del país. Bildu a la cabeza en San Sebastián La nueva alianza separatista vasca Bildu, autorizada en el último momento por la justicia española, llego el domingo a la cabeza de la carrera por la alcaldía de San Sebastián, una de las tres principales ciudades vascas, según los resultados con el 100% de los votos escrutados. Bildu obtuvo ocho concejales, frente a siete de los socialistas –que gobierna desde 1991– seis para el Partido Popular y seis asientos para los nacionalistas de centro-derecha del PNV (Partido Nacionalista Vasco). Esta es una victoria importante para la alianza creada específicamente para estas elecciones municipales y asegura una presencia indirecta en el escrutinio a Batasuna, brazo político prohibido del grupo armado ETA. LE MONDE. 23-5-2011

Deja una respuesta