Entrevista a Flavita Banana

Desdibujando el machismo

Flavita Banana, viñetista catalana, se caracteriza por la crítica a los patrones socialmente establecidos para la mujer, estéticos, emocionales o culturales en sus viñetas, siempre en tono irónico y humor ácido. Su especialidad, tal y como ella misma describe está en “en narrar lo absurdo y cómico de las relaciones humanas, entre sí y con las redes sociales”.

En mi caso a raíz de la publicación de los libros cualquier invitación a un evento siempre es una oportunidad para darte a conocer y un agradecimiento a la gente que te sigue. Y en mi caso, como el de otras compañeras que también han venido, quizás podamos echar un poquito de luz e informar sobre el feminismo. Además, un medio agradable como es el dibujo y el humor, es la forma más seductora de tocar un tema delicado.

¿Qué piensas de que se dedique un espacio especial sobre arte y feminismo?

Es un tema complicado. Yo creo que mientras no se consiga la total igualdad evidentemente hay que reforzar el trabajo de las mujeres, darle más luz ya que hasta ahora siempre se le ha dado a los hombres. Por tanto no me parece mal que se dedique un espacio concreto a las mujeres. Evidentemente se está haciendo para que un día no se tenga que hacer más, así que yo lo veo como un medio y no como un fin. A la vez me pone contenta y me duele que esto ocurra, porque necesitamos una galería de veinte metros con nuestras imágenes solo nosotras. También hay hombres que tratan este tema y lo hacen muy bien.¿Crees que el hecho de ser mujer te ha puesto el camino fácil o más difícil para dedicarte al arte?

Creo que en los inicios me lo pusieron más fácil porque fue justo cuando comenzó el boom de la “gordura”, sin pelos en la lengua que se dice. Además había un mercado que se estaba abriendo y lo teníamos más fácil. Luego seguí con Las cosas del querer, pues el filón ahí también estaba fuerte con el feminismo, y ahora ya no se me tiene en cuenta que sea mujer. De hecho la revista con la que colaboro y la editorial donde trabajo actualmente no tienen como objetivo el público femenino. Como mujer ilustradora y dibujante de cara al 8M, ¿consideras importante reivindicar el papel de la mujer en el arte?

Considero reivindicar el papel de la mujer en general. Creo que más allá del arte, en casa, con la familia lo que debe hacer el feminismo es conseguir que se cambien las maneras de hacer las cosas, no tanto invertir los roles, no tanto poner a todos los directivos mujeres, porque acabarían teniendo un comportamiento masculino.“No solo dibujamos, usamos el lenguaje del humor, considerado masculino durante mucho tiempo”

En una empresa significaría desmontar el sistema piramidal, es un sistema patriarcal de control. No digo que los hombres sean así, digo que los han educado así. Lo ideal sería que el 8 de marzo desaparecieran por un día las mujeres de la tierra y quizás se vería lo que aportan las mujeres a un nivel emocional, que yo creo que es la parte que falta resaltar un poco y que debería cambiar en la sociedad. Sencillamente que los hombres comenzaran a tener comportamientos femeninos a nivel profesional, empresarial. Eso ya seria un gran logro.

Las mujeres que estáis aquí, os caracterizáis por utilizar vuestros dibujos para reivindicar el papel de la mujer en la sociedad. ¿Crees que el arte puede ser un arma de transformación en este aspecto?

El arte en general. No te sabría decir, porque en otras ramas del arte el papel de la mujer sigue estando muy poco representado, pero en el humor gráfico sí, porque por ejemplo no solo dibujamos; es el hecho de que usamos el lenguaje del humor, que se ha considerado masculino durante mucho tiempo. Las mujeres o no hacen reír para muchos hombres o tienes que ser muy fea para ser graciosa. En cambio con el humor gráfico estamos dibujando, y además siendo graciosas de una forma inteligente porque estamos pasando un mensaje en el que si pillas mi chiste te sentirás avergonzado, y si no, no lo dirás porque no te atreves a decir que no lo entendiste. Por eso creo que es un lenguaje potente, inofensivo… y solo es constructivo en mi opinión. Si tuvieras que decir algo a todas las mujeres que están pensando o quieren dedicarse a lo mismo que tú… ¿qué les dirías?

No me dirigiría a las mujeres, sino a la gente que quiere dedicarse a lo mismo que yo. En mi caso no tuve trabas por ser mujer, en absoluto, y creo que al final se trata de una confianza absoluta en uno mismo, muy fuerte. Los hombres lo suelen tener más a menudo, en mi caso lo he tenido desde siempre. Si precisamente son mujeres que se quieren dedicar a esto, lo que tienen que hacer es dejar de dudar, de pensar que no valen o que valen menos. Si llegas al punto de que te gusta mucho lo que estás haciendo y es a lo que te quieres dedicar creo que ahí ya consigues un punto de confianza en ti mismo que te abre todas las puertas. Y esta es Flavita Banana. Un pequeño fragmento de ella. Una de esas mujeres que como la gran Frida Kahlo solía decir de sí misma “no pinta sueños ni pesadillas, pinta su propia realidad”.

Deja una respuesta