Abusos bancarios

Crecen los beneficios de la banca, tanto como las reclamaciones

Los afectados en España por abusos bancarios llegan a 10 millones. Pero los gigantes financieros del Ibex obtienen sus ganancias de la explotación del conjunto de la sociedad.

Un informe encargado por la Banca a la consultora Oliver Wyman, apunta a que las reclamaciones de clientes a los Bancos continuarán creciendo. Las denuncias por cláusulas abusivas, comisiones, intereses de usura… aumentan a la misma velocidad que los beneficios bancarios.

El año pasado, los seis principales grupos bancarios (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Bankinter) obtuvieron 27.959,1 millones de euros sólo en comisiones (información oficial de la Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Cuando estalló la crisis los bancos argumentaron que el margen de sus beneficios por intereses de préstamos decrecía y estaban obligados a cobrar servicios antes gratuitos. El resultado es que por este concepto sus ingresos  han aumentado un espectaular 32% en cinco años. Ahora bien, la excusa de un decrecimiento de sus otros ingresos ha resultado ser falsa: las propias patronales bancarias (AEB y CECA), reconocen, como evidencian los datos del cuadro, que las seis principales entidades ganan incluso más ahora en concepto de intereses que hace un lustro.

Ingresos bancarios   comisiones intereses
2013 20.100 mill 98.897 mill
2018 27.959 mill 99.205 mill

A costa de lo que sea

La economía crece el 2% pero la banca ha cerrado 2018 con un beneficio un 22,4% mayor que en 2017. El motor del máximo beneficio empuja a obtenerlo exprimiendo todas las posibilidades. Y si éstas son dudosamente legales, o bien se presiona luego al gobierno para hacer ley lo impuesto a la fuerza (como ha ocurrido con las comisiones por mantenimiento de cuentas corrientes y de ahorro), o bien se presupuesta un ejército de abogados para pleitear en ventaja con el cliente.

Según la consultora citada Oliver Wyman, “un 44% de los clientes no recomendaría su banco, dos tercios han sufrido algún problema con su entidad en el último año, y hasta un tercio ha tenido más de tres experiencias desagradables”. Hemos llegado así a 10 millones de afectados en España por “los términos injustos y la mala conducta de comercialización de los servicios financieros”. 

Y es que la lista de reclamaciones amparadas por los tribunales incluye ya la denucia de abusos en la obligatoriedad de contratar seguros de vida relacionados con las hipotecas (algunos bancos cobran primas que hasta duplican los precios de mercado); cláusulas suelo, y otros gastos de las hipotecas; y preferentes y productos financieros vendidos ocultando su riesgo.

Además, debido a la práctica bancaria de primero cobrar y luego esperar la ley a favor o el pleito en contra, se estima que en los próximos meses la lista de reclamaciones se amplíe a las elevadas tasas que se aplican en demoras en el pago de préstamos, las tasas por la amortización anticipada de la hipoteca, y el denunciado índice de referencia de las hipotecas pendiente de sentencia del Tribunal de Luxemburgo, un lucrativo negocio que reportó a las entidades financieras entre 7.000 y 44.000 millones, según la fuente.

Y con este panorama la presidenta del Santander, Ana Botín, refiriéndose a la propuesta de un nuevo, y modesto, impuesto sobre la banca de tan solo un 2%, se permitía declarar que “la tasa impositiva debe ser la misma para todas las empresas. Los bancos somos una empresa más. Tener una tasa diferente no se justifica”. La lista de agravios y los datos de sus multimillonarios beneficios sí la justifican sobradamente.

Bankia pública

Esto evidencia otro argumento, el del  trato no abusivo al cliente, favorable a una banca pública que se rija de manera estricta por evitar el abuso.  Con un embrión como Bankia, hoy ya rentable, no hay justificación para los planes sobre su privatización. Defender una banca pública que pueda ser motor del crédito a la industria, a la investigación nacional y a las pymes, es imprecindible para el país. Que los clientes se libren de los abusos también.

Deja una respuesta