¿Conspiración alemana contra España?

“Los paí­ses de la Unión Europea (UE) se están preparando para ayudar a España a hacer frente a su “profunda crisis financiera y de deuda” y tienen previsto tratarlo en las reuniones que tendrán lugar esta semana en Bruselas, según publica hoy el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, que cita fuentes de los cí­rculos gubernamentales de Berlí­n”

El rotativo destaca que el aumento de la reocupación por la situación de España se debe principalmente a la situación del sistema bancario del país. Subraya que el sector está intentando, mediante las fusiones de entidades, mantener la crisis inmobiliaria bajo control, pero incide en que la confianza ha caído "drásticamente" y que el mercado interbancario "se tambalea cada día más". Asimismo, apunta que otros estados miembros de la zona euro consideran que las medidas de ajuste presentadas por el Gobierno de Zapatero son "inadecuadas" (EL ECONOMISTA) EL PAÍS.- El nerviosismo de los mercados ante las dificultades por las que atraviesa la economía española resulta comprensible. La exposición de la banca de la eurozona a España ronda los 602.000 millones de euros. Entre Irlanda, Portugal y Grecia, las entidades de la eurozona se juegan 705.000 millones, lo que prueba el enorme riesgo concentrado sólo con España. Esos son los datos del informe trimestral sobre banca y mercados financieros que el Banco Internacional de Pagos hizo público ayer PÚBLICO.- Tres ideas destacan sobre las demás al analizar los datos de la encuesta. Primero, que la derecha de Rajoy mantiene un apoyo constante desde las elecciones de 2008, pero no ha sido capaz de atraer de forma significativa a nuevos votantes. Segundo, que la diferencia entre los dos principales partidos es esencialmente una consecuencia del desplome del PSOE. Y, tercero, que una parte de los votantes socialistas desencantados declara que votará a IU. La conclusión es obvia: el PSOE está perdiendo el respaldo de sus votantes más de izquierdas ABC.- El hundimiento electoral del PSOE parece no tocar fondo, mientras el PP empieza a acariciar la idea de poder ganar las elecciones con mayoría absoluta, como ya ocurrió en el año 2000. Si se celebraran hoy elecciones generales, el Partido Popular lograría una ventaja de 11,8 puntos sobre el PSOE, según el barómetro político de DYM correspondiente a junio, realizado para ABC. Sería la mayor distancia que separa a los dos grandes partidos desde las elecciones de 1989, cuando Felipe González ganó por tercera vez consecutiva y logró 175 diputados. Ahora es el PP el que podría recuperar la hegemonía en el Parlamento y gobernar en solitario. LA VANGUARDIA.- CiU ha decidido tensar la cuerda al máximo con un rechazo frontal a la reforma laboral que el Gobierno puso el viernes pasado sobre la mesa y con la advertencia de que esta vez no habrá salvavidas en forma de abstención de última hora. Duran Lleida expuso ayer con claridad que si el Gobierno quiere su aval político y sus diez votos en el Congreso –lo cual haría innecesario cualquier otro apoyo– tendrá que transformar por completo la propuesta hecha pública y asumir la autoría de la misma. Última hora. El Economista ¿Conspiración alemana contra España? Una información publicada hoy por la prensa germana ha sembrado la polémica al aventurar que España podría estar a punto de pedir ayuda a sus socios europeos. Y no es la primera vez. Ante esta insistencia, se abre el interrogante sobre una posible conspiración de la prensa germana contra España, aunque tanto Bruselas como Berlín han entrado en escena para desmentir de plano los rumores. Por su parte, el ministerio de Economía niega otra vez que España vaya a recurrir a la ayuda europea La prensa alemana insiste: la UE se prepara para rescatar a España Los países de la Unión Europea (UE) se están preparando para ayudar a España a hacer frente a su "profunda crisis financiera y de deuda" y tienen previsto tratarlo en las reuniones que tendrán lugar esta semana en Bruselas, según publica hoy el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, que cita fuentes de los círculos gubernamentales de Berlín. Van Rompuy: “El euro ha sido una droga que no nos ha dejado ver los problemas.” El rotativo alemán resalta que tanto el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, como el del BCE, Jean Claude Trichet, están preocupados, están preocupados. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró el pasado viernes tras el consejo de ministros que es "rotundamente falso" que España vaya recurrir a la ayuda financiera de emergencia de sus socios europeos. Sin embargo, el rotativo recuerda que el Ejecutivo griego hizo declaraciones similares en primavera y luego solicitó ayuda a la Unión Europea. En este sentido, destaca que el aumento de la preocupación por la situación de España se debe principalmente a la situación del sistema bancario del país. Subraya que el sector está intentando, mediante las fusiones de entidades, mantener la crisis inmobiliaria bajo control, pero incide en que la confianza ha caído "drásticamente" y que el mercado interbancario "se tambalea cada día más". Asimismo, apunta que otros estados miembros de la zona euro consideran que las medidas de ajuste presentadas por el Gobierno de Zapatero son "inadecuadas" y recuerda que una crisis de deuda en España sería más difícil de afrontar por parte de la UE, ya que mientras el país heleno supone sólo el 2,5% PIB, España representa casi el 12%. Las afirmaciones del Frankfurter Allgemeine Zeitung están en línea con las del Financial Times Deutchland que, citando a fuentes sin identificar, apuntaba el pasado viernes que España recurrirá a la ayuda financiera de emergencia de sus socios europeos procedente del multimillonario fondo de estabilización dotado con 750.000 millones de euros. EL ECONOMISTA. 14-6-2010 Informe. El País La banca europea se juega más de 600.000 millones en España Alicia González El nerviosismo de los mercados ante las dificultades por las que atraviesa la economía española resulta comprensible. La exposición de la banca de la eurozona a España ronda los 602.000 millones de euros. Entre Irlanda, Portugal y Grecia, las entidades de la eurozona se juegan 705.000 millones, lo que prueba el enorme riesgo concentrado sólo con España. Esos son los datos del informe trimestral sobre banca y mercados financieros que el Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés) hizo público ayer. Esos 602.000 millones son los préstamos de los bancos de la eurozona para España tanto para el sector público como para el privado empresarial y financiero. Esta sería la factura que estaría en juego en el caso de España sufriera serios problemas de solvencia. Por eso, a los países de la eurozona no les interesa que España caiga y presionan para que se adopten medidas con rapidez para tranquilizar a los mercados. Los bancos franceses son los que tienen una mayor exposición a España con 205.000 millones, seguidos de los alemanes, con 167.000 millones. A diferencia de lo que sucede con Irlanda, Grecia o Portugal, también tienen una destacada exposición los bancos de Estados Unidos, por una cuantía que ronda los 140.000 millones, por encima de la exposición de la banca británica (115.000 millones). En sentido contrario, las entidades españolas tienen concentrada su mayor exposición en Portugal, con 110.000 millones y casi dos tercios de ellos, en el sector privado no financiero. Dentro de España, los países del euro tampoco han dirigido sus fondos a los mismos sectores. Así, la banca francesa ha apostado principalmente por el sector privado empresarial (80.000 millones de dólares) mientras que casi la mitad de la exposición de la banca alemana se concentra en el sector bancario (unos 90.000 millones). La semana pasada el mercado interbancario (donde se prestan los bancos entre sí) vivieron momentos de máxima tensión por la desconfianza de todos sobre todos, aunque en mayor medida con las entidades españolas, que se tradujo en el corte radical del crédito. El BIS explica que han sido las dificultades derivadas del riesgo soberano en esos países las que se han trasladado a los mercados monetarios y de ahí el evidente frenazo del crédito interbancario y de la escasez de financiación en dólares. De hecho, el informe apunta que ante las dudas de solvencia que plantea el sistema financiero europeo, sus homólogos estadounidenses estarían reacios a prestarles dinero. Pero no sólo los estadounidenses. La banca ha reducido su exposición en todos los países desarrollados pero sobre todo a la zona euro, en 257.000 millones entre octubre y diciembre de 2009. Aunque las tensiones financieras que han afectado a Irlanda, Grecia, Portugal y España tienen su origen en las dificultades el sector público, apenas supone el 16% de los créditos. El grueso de la exposición se concentra en la banca y las empresas. El BIS insiste en que la integración de los mercados de deuda europeos tras la puesta en marcha de la moneda única "se ha traducido en una mayor diversificación del riesgo en la zona euro". Sin embargo, la exposición a los mencionados países que han sufrido presiones financieras se concentra en un 62% en la región, lo que aumenta las posibilidades de contagio en caso de que alguno de esos países afronte problemas de solvencia, como así ha sucedido. El BIS agrupa a los principales bancos centrales del mundo y está dirigido por el ex gobernador del Banco de España, Jaime Caruana. Este organismo asegura que la conexión entre los problemas derivados del fuerte endeudamiento público y la baja perspectiva de crecimiento de las economías se traducirá en un retraso en la subida de los tipos de interés de los bancos centrales "más allá" del próximo año. En Estados Unidos, el BIS no contempla el aumento del precio del dinero hasta marzo de 2011. EL PAÍS. 14-6-2010 Opinión. Público El PSOE decepciona a sus votantes de izquierdas Manuel Rico “De depre, nada”, aseguró Zapatero la semana pasada, en un acto ideado para honrar la memoria de Pablo Iglesias y que además sirvió para que los socialistas se dieran un chute de autoestima, en buena medida gracias al discurso de un Felipe González que recetó “militancia pura y dura” para los tiempos de tribulación. Lo cierto es que a los socialistas les resultará difícil no deprimirse cuando lean hoy los datos del Publiscopio. Y es que el PP ha logrado abrir una brecha demoscópica de 8,5 puntos. Tres ideas destacan sobre las demás al analizar los datos de la encuesta. Primero, que la derecha de Rajoy mantiene un apoyo constante desde las elecciones de 2008, pero no ha sido capaz de atraer de forma significativa a nuevos votantes, ya que entonces logró el 40,1% de los sufragios y ahora se sitúa en el 41,7%. Segundo, que la diferencia entre los dos principales partidos es esencialmente una consecuencia del desplome del PSOE, que ha perdido más de diez puntos desde los últimos comicios. Y, tercero, que una parte de los votantes socialistas desencantados declara que votará a IU, formación que logra su mejor resultado en muchos años con una estimación de voto del 7,5%. La conclusión es obvia: el PSOE está perdiendo el respaldo de sus votantes más de izquierdas. Algo lógico si se tiene en cuenta que tanto el duro recorte social como la propuesta de reforma laboral del Gobierno son actuaciones pensadas básicamente para contentar a los mercados, mientras que otras medidas como la subida de impuestos a los ricos siguen durmiendo el sueño de los justos. PÚBLICO. 13-6-2010 Encuesta. ABC El PP gana al PSOE por 11,8 puntos Mariano Calleja El hundimiento electoral del PSOE parece no tocar fondo, mientras el PP empieza a acariciar la idea de poder ganar las elecciones con mayoría absoluta, como ya ocurrió en el año 2000. Si se celebraran hoy elecciones generales, el Partido Popular lograría una ventaja de 11,8 puntos sobre el PSOE, según el barómetro político de DYM correspondiente a junio, realizado para ABC. Sería la mayor distancia que separa a los dos grandes partidos desde las elecciones de 1989, cuando Felipe González ganó por tercera vez consecutiva y logró 175 diputados. Ahora es el PP el que podría recuperar la hegemonía en el Parlamento y gobernar en solitario (…) El ascenso del partido que preside Mariano Rajoy se produce al mismo tiempo, aunque a menor ritmo, que la caída en picado del PSOE. Los socialistas no levantan cabeza y el «tijeretazo» social que llevó a cabo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en mayo sólo ha vuelto aún más negras las expectativas de voto de su partido. El PSOE baja hasta el 33,5 por ciento en estimación de voto, 10,4 puntos menos que en las elecciones generales de 2008 (…) El PSOE se halla ahora en plena depresión electoral. Desde el pasado diciembre ha caído cinco puntos, casi la mitad de su desventaja respecto al PP. El primer semestre de 2010 ha sido clave para este deterioro exprés del partido de Zapatero, un tiempo que coincide con la Presidencia española de la UE, en la que el jefe del Ejecutivo había puesto tantas expectativas optimistas. Zapatero abrió el semestre intentando dar lecciones a toda Europa para salir de la crisis económica con las recetas de España, que ya doblaba en paro a todos sus socios del euros, y al final el Gobierno ha salido escaldado. El mayor recorte social El punto más crítico para los socialistas se produjo sin duda el 12 de mayo, cuando Zapatero anunció en el Congreso el mayor recorte social de la democracia, que traicionaba por completo lo que había sido su discurso hasta ese momento y sus promesas electorales (…) El desánimo de las filas socialistas se trasladó a sus votantes, como refleja el barómetro de DYM. El PSOE sólo retiene el 43,4 por ciento de sus antiguos votantes, mientras que en el caso del PP la fidelidad actual es del 81 por ciento. El dato socialista refleja una desmovilización general de su electorado que podría elevar la abstención en las urnas. Esa desmovilización de los votantes preocupa y mucho en la dirección federal del PSOE. Los guiños del presidente Zapatero a la izquierda, como fue su anuncio improvisado de subir los impuestos «a los que más tienen», son un mensaje electoralista destinado a los suyos. El Gobierno, además, acaba de anunciar que aplaza la aprobación de la Ley de Libertad Religiosa, en la que tiene intención de regular la prohibición de los crucifijos en todos los centros públicos, incluidos los centros de enseñanza. El aplazamiento de esta controvertida ley, que gusta especialmente a su electorado, permitirá al Ejecutivo intentar escenificar un giro a la izquierda en la recta final de la legislatura. La remontada La cuestión es si será posible la remontada del PSOE o no, y en todo caso si Zapatero será capaz de agotar la legislatura y no convocar elecciones hasta marzo de 2012. De momento, tendrá que superar la prueba de los Presupuestos Generales del Estado de 2011, para los que intentará recomponer los puentes rotos con el PNV y Coalición Canaria, ya que CiU ha anunciado su rechazo y la izquierda parlamentaria (desde IU hasta el BNG pasando por ERC) han levantado un muro frente a la política económica de Zapatero (…) Por el momento, con la tendencia de voto actual, el PP podría conseguir la mayoría absoluta en el Congreso. Desde 1986, rebasar el umbral del 44 por ciento de voto válido ha asegurado esa mayoría. En el año 2000, el PP superó al PSOE por 10,3 puntos. Ahora la diferencia sería incluso mayor: 11,8 puntos. Pero la traducción del porcentaje de papeletas en escaños está condicionada por la fuerza que tengan algunos partidos pequeños que tienen una fuerte concentración de voto en sus territorios. La subida de CiU Es lo que ocurre con CiU en Cataluña. La coalición de Artur Mas y Josep Antoni Duran i Lleida sube en intención de voto, al pasar del 3 por ciento que obtuvo en marzo de 2008 a un 4,2 por ciento. Este resultado refleja también su previsible crecimiento en las elecciones autonómicas catalanas del próximo otoño. El resultado en Cataluña fue una de las claves de la victoria de Zapatero en las elecciones generales de hace dos años (…) Por eso, Cataluña es una de las claves del PP, ya que es muy difícil conseguir una victoria holgada en el conjunto del país con unos pésimos resultados en esa región. Algo parecido ocurre en la Comunidad de Madrid, donde se reparten 35 diputados. En este caso el partido hegemónico es el PP, pero por menos diferencia, ya que en 2008 consiguió 18 diputados frente a los 15 del PSOE. En aquellas elecciones, un partido recién nacido, Unión Progreso y Democracia (UPyD), saltaba por primera vez a la arena política y conseguía un escaño, el de Rosa Díez. Y ésa es la variable que podría dificultar ahora la suma de diputados del PP. UPyD mejoraría sustancialmente hoy sus resultados en las urnas, al pasar del 1,2 por ciento de las generales a un 2,9 por ciento, más del doble. La mayor concentración de sus votos podría producirse en Madrid, y es precisamente esa falta de dispersión lo que complicaría las cosas al PP, a la hora del reparto de escaños. El partido de Rosa Díez también quiere beneficiarse, como una especie de «tercera vía», del descontento creciente de los ciudadanos hacia la clase política. De momento, un 1,5 por ciento de los antiguos votantes del PSOE confiesan que votarían a esta formación. Desde el PP no se refleja trasvase. IU y el voto útil Del resto de partidos lo más llamativo es la subida de Izquierda Unida, que se aprovecha de la caída de los socialistas para llegar al 6,4 por ciento en estimación de voto, frente a, 3,8 por ciento que registró hacer un par de años. El hundimiento del PSOE ha sido todo un balón de oxígeno para la coalición que ahora encabeza Cayo Lara y que llevaba una línea descendente que parecía tener como fin próximo la desaparición en el Congreso. El «tijeretazo» social de Zapatero ha permitido a IU volver a presentarse como la izquierda real. No obstante, la subida de IU puede ser un espejismo, ya que la propia debilidad política de la coalición puede activar un voto útil hacia el PSOE en el momento de la verdad, que al final podría suponer dos o tres puntos. ABC. 14-6-2010 Reforma laboral. La Vanguardia CiU exige una revisión completa para respaldar la reforma laboral CiU ha decidido tensar la cuerda al máximo con un rechazo frontal a la reforma laboral que el Gobierno puso el viernes pasado sobre la mesa y con la advertencia de que esta vez no habrá salvavidas en forma de abstención de última hora. El líder de CiU en Madrid, Josep Antoni Duran Lleida, expuso ayer con claridad que si el Gobierno quiere su aval político y sus diez votos en el Congreso –lo cual haría innecesario cualquier otro apoyo– tendrá que transformar por completo la propuesta hecha pública y asumir la autoría de la misma. Tanto a través de su blog como en una entrevista radiofónica, Duran Lleida se mostró ayer contundente tanto rechazando el documento del Ministerio de Trabajo, que calificó de bunyol, como contra la estrategia utilizada por el Ejecutivo. "Tengo la sensación –por no decir la convicción– de que el Gobierno sabe que tiene que ir más allá (en su propuesta) pero no lo hace para no incomodarse con los sindicatos", afirma Duran, quien exige al Ejecutivo que "asuma la responsabilidad y no la traslade a los otros si no quiere correr el riesgo de quedarse sin reforma (laboral)". El portavoz de CiU ya adelantó días atrás que en esta ocasión su grupo no optará por la abstención. El propio Duran y sus colaboradores están citados esta tarde en el Ministerio de Trabajo, donde Celestino Corbacho les desvelará los cambios que el Gobierno quiere incluir, y no están en el documento de base, como el despido de veinte días por año para las empresas que demuestren seis meses continuados de pérdidas, así como los verdaderos límites de la negociación. También están citados el resto de grupos políticos, entre los que existen posturas de lo más variadas. El que parece más próximo a prestar apoyo a la reforma es ERC. Fuentes de su dirección confirmaron ayer a La Vanguardia esa proximidad tras garantizarles Trabajo que el aludido despido de veinte días por año no figurará de forma concreta en el documento final que se llevará al Consejo de Ministros el miércoles. La postura más opaca es la del PNV. Los negociadores del grupo vasco escucharán hoy la última propuesta del Gobierno antes de que su ejecutiva, cuya reunión en Bilbao está prevista para esta misma tarde, tome una decisión. No obstante, fuentes del PNV indicaron que el grupo podría reservarse la última palabra hasta la votación del decreto, prevista para el día 22. Por lo que se refiere al PP, aunque el propio presidente del Gobierno hizo el esfuerzo de llamar a Mariano Rajoy para involucrar al principal partido de la oposición en esta negociación, nadie confía ni en las filas socialistas ni en la Moncloa en que los populares puedan proporcionar oxígeno al Ejecutivo en plena maniobra de acoso y derribo. Su secretaria general, María Dolores de Cospedal, dijo ayer en un acto en Guadalajara que "aunque le molesta al PSOE, el PP es el partido que defiende a los trabajadores, porque es el que tiene la legitimidad de haber hecho políticas económicas que ayudaron a crear cinco millones de puestos de trabajo en ocho años de gobiernos populares". Quien sí parece proclive a votar con los socialistas es Coalición Canaria, desde donde esperan una conversación entre Rodríguez Zapatero y el líder de su formación, Paulino Rivero, para cerrar el apoyo. Y es que sólo dos días antes de que el Consejo de Ministros cierre el texto que se deberá votar la semana que viene en el Congreso, el único interlocutor del Gobierno está siendo Corbacho. Los grupos esperaban y esperan que el propio Rodríguez Zapatero se implique activamente en la negociación en las próximas horas, pues esmucho lo que el presidente se juega en la votación que se producirá la próxima semana. Al igual que sucedió con el decreto de ajuste para reducir el déficit, son numerosas las miradas que en Europa están pendientes de la capacidad de Rodríguez Zapatero para llevar adelante las reformas estructurales que se le han exigido. El portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj, instó ayer en RAC1 al Gobierno a aprobar la reforma laboral con un "amplio consenso" porque "son medidas importantes a medio y largo plazo para mejorar las condiciones del mercado laboral español y atraer inversiones". El viernes está prevista la visita a la Moncloa del director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn. Por todo ello, se da por hecho que el martes el presidente se dedicará de forma exclusiva a afianzar la apuesta política por la que finalmente se decante el Ejecutivo. Tanto en la Moncloa como en el grupo parlamentario socialista admiten que, pese a tener pactada la abstención de CiU que finalmente les proporcionó la victoria en el decreto del ajuste con 169 votos a favor por 168 en contra, ese ha sido el día de más nervios de toda legislatura y que no puede volver a repetirse. LA VANGUARDIA. 14-6-2010

Deja una respuesta