Bruselas pide a España más medidas de ajuste

“Los niveles de deuda de España y Portugal pueden convertirse en una “bola de nieve” durante los próximos años, por lo que es necesario llevar a cabo los recortes de gasto anunciados para cumplir con los objetivos de déficit fijados hace apenas un mes, ha afirmado hoy la Comisión Europea en su evaluación del plan de estabilidad español para el periodo 2010-2013. Sin embargo, pide al Gobierno que concrete cómo va a llevar a cabo el esfuerzo adicional del 1,75%, frente al 1% anunciado por el Ejecutivo”

En total, este nuevo esfuerzo suone en dinero constante y sonante unos 15.000 millones, 5.000 de ellos en 2010 y el resto para el próximo ejercicio. Por tanto, la recomendación de hoy de Bruselas supone que en lugar de ahorrar 10.000 millones más de lo previsto en el plan de estabilidad antes de su revisión, ahora esta cifra sube a 17.500. Para hacerse una idea, la polémica rebaja de sueldo de los funcionarios, la primera en democracia, equivale a un ahorro de 4.400 millones al año. (EL PAÍS) ABC.- Ni en sus peores augurios el PSOE había calculado que a mitad de legislatura los varapalos económicos generarían internamente en el partido, y externamente en la sociedad, una crisis de credibilidad y desconfianza tan severa. Lo peor para los socialistas, según se empieza a admitir en círculos del PSOE, es la incapacidad y el escaso margen de maniobra para remontar. El temor es que la pésima gestión de la crisis económica y los «bandazos» impuestos desde el exterior conviertan el declive electoral del PSOE en un proceso irreversible. En este sentido, la gran incógnita que abre esta encuesta es el límite que tiene el PSOE para tolerar el daño que Zapatero le está causando. No sería extraño que pronto empezara una campaña de opinión publicada y de mensajes encriptados desde el partido que trasladara al ciudadano la idea de que Zapatero ya no representa al verdadero PSOE y de que va por libre PÚBLICO.- A Alemania sí le interesa tensar la cuerda sin que se rompa: que la deuda española se encarezca sin llegar, por supuesto, a una bancarrota. Las malas noticias para los PIGS son buenas nuevas para el bono alemán: cuando los inversores ven mal el Mediterráneo, se refugian en la aburrida y previsible deuda alemana. En el último año, Alemania se ha ahorrado unos 35.000 millones de euros gracias a esta segunda parte de la crisis. La deuda le sale más barata a Ángela Merkel porque al resto nos cuesta más cara. Como tantas veces, unos pierden porque hay otros que ganan. Última hora. El País Bruselas pide a España más medidas de ajuste Los niveles de deuda de España y Portugal pueden convertirse en una "bola de nieve" durante los próximos años, por lo que es necesario llevar a cabo los recortes de gasto anunciados para cumplir con los objetivos de déficit fijados hace apenas un mes, ha afirmado hoy la Comisión Europea en su evaluación del plan de estabilidad español para el periodo 2010-2013. Sin embargo, pide al Gobierno que concrete cómo va a llevar a cabo el esfuerzo adicional del 1,75%, frente al 1% anunciado por el Ejecutivo, para llegar al objetivo del 6% adelantado por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando anunció las nuevas medidas de ahorro a principios de mayo. "España necesita alcanzar los objetivos de 2011 con medidas concretas. El techo de gasto fijado para el presupuesto (122.000 millones de euros) ayudará en ese proceso, porque supone ya una reducción del 1%. Pero falta otro 0,75%. Así que, en total, para el año que viene, España tiene que especificar medidas equivalentes al 1,75% del PIB", ha explicado el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Olli Rehn. Para 2010, sin embargo, considera que las actuaciones planteadas son las correctas. Campa afirma que "es una buena noticia" Desde España, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha asegurado que la Comisión Europea lo que ha hecho es manifestar "claramente su apoyo" al plan español para reducir el déficit y que sólo le ha pedido que concrete las medidas que harán posible esa reducción en el Presupuesto de 2011, tanto en el central como en los autonómicos. "Es una buena noticia", ha señalado antes de añadir que el propio Rehn ha afirmado que son "claramente suficientes" y que las necesarias para 2011 en gran medida "ya están tomadas". Campa ha explicado que el 1% de la concreción del 1,75% que reclama Bruselas está incluido en el techo de gasto aprobado por el Consejo de Ministros y corresponde, por tanto, a la administración central. El 0,75% restante tendrá que concretarse en los presupuestos de las comunidades, que esta tarde se reúnen con el Gobierno en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para dibujar las grandes pautas de sus sendas de reducción del déficit. En la cumbre del 9 de mayo en la que se acordó poner en marcha el multimillonario plan de emergencia dotado con hasta 750.000 millones de euros para salir en rescate de los países con problemas de deuda, España, además de una aportación de 53.900 millones, aceptó su parte del acuerdo: realizar más esfuerzos de consolidación. Compromiso con el fondo de emergencia Tras la reunión, el Gobierno anunció los controvertidos recortes de gasto en el salario de los funcionarios y la congelación de las pensiones para 2011, entre otras medidas de austeridad. En total, este nuevo esfuerzo supone en dinero constante y sonante unos 15.000 millones, 5.000 de ellos en 2010 y el resto para el próximo ejercicio. Por tanto, la recomendación de hoy de Bruselas supone que en lugar de ahorrar 10.000 millones más de lo previsto en el plan de estabilidad antes de su revisión, ahora esta cifra sube a 17.500. Para hacerse una idea, la polémica rebaja de sueldo de los funcionarios, la primera en democracia, equivale a un ahorro de 4.400 millones al año. Tras aprobar el Gobierno estas medidas, también presentó su nuevo cuadro macroeconómico actualizado. Según sus últimas cifras, el déficit esperado para el conjunto del Estado en 2010 se mantiene en un 9,3%, en 2011 bajará al 6%, al 4,4% en 2012 y volverá al límite del 3% en 2013. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, se comprometió la semana pasada en el Ecofin ante sus homólogos a hacer más esfuerzos el año que viene "si hace falta" y anunció que los recortes proseguirán los años 2012 y 2013. No obstante, se mostró convencida que con las medidas anunciadas hasta ahora hay suficiente para cumplir hasta 2011. EL PAÍS. 15-6-2010 Editorial. ABC Zapatero hunde al PSOE EL Partido Popular tiene actualmente una ventaja de voto estimado de casi doce puntos porcentuales sobre el Partido Socialista, según la encuesta que hoy publica ABC, realizada por la empresa DYM. La diferencia refleja la tendencia general de los sondeos conocidos en las últimas semanas, a raíz del «decretazo» antisocial aprobado por el Gobierno, que puso de manifiesto todas las contradicciones y falsedades del discurso oficial sobre la crisis. Esa ventaja del PP es también importante en la intención de voto, con casi nueve puntos de diferencia, cuando en diciembre de 2009 era solo de 1,4 por ciento. Hay, por tanto, una tendencia preelectoral que está consolidándose a favor del PP y en contra del PSOE. Si esta tendencia llega en las condiciones actuales a las próximas citas electorales —comicios catalanes el próximo otoño y elecciones municipales y autonómicas en la primavera de 2011—, la debacle socialista puede ser histórica. Esta perspectiva empieza a calar en el socialismo español, y tiene razones para que sea así, porque la encuesta de DYM revela que, a día de hoy, Rodríguez Zapatero perjudica claramente la «marca PSOE», hasta el extremo de que una mayoría de sus votantes (55 frente a 37 por ciento) considera que no debe ser candidato en las próximas elecciones. La valoración sobre Mariano Rajoy como candidato es mejor entre sus seguidores, pero por la mínima, porque sus votantes apoyan en un 50 por ciento, frente a un 48, que sea candidato. Lo importante para los populares es que esta opinión sobre Rajoy —mejor visto como presidente que Rodríguez Zapatero— no merma la fidelidad del voto de sus electores, lo que a su vez explica la solidez del PP sobre el PSOE. Ahora bien, que ambos líderes compartan la misma valoración (una mala nota de 3,2, y bajando) debe emplazar al PP a cambiar los fundamentos de su ventaja, para que dejen de tener un sesgo coyuntural y pasen a ser definitivos. En cualquier caso, es significativa la reserva de votos que a priori conserva el PP respecto a las elecciones generales de 2008, en contraste con los sufragios que retendría el PSOE, ya que el 81 por ciento de los votantes que hace dos años se inclinaron por apoyar a Rajoy continuarán haciéndolo, cuando en el caso de Rodríguez Zapatero solo repetirían voto el 43 por ciento, dando pie a una amplia abstención. El dato resulta demoledor, especialmente porque si hace dos años, tras la derrota electoral, surgieron muchas dudas en el centro-derecha español sobre la idoneidad de que Mariano Rajoy repitiese candidatura en 2012, ahora el 45,3 por ciento de los votos que el sondeo DYM atribuye al PP le situarían directamente en un escenario de mayoría absoluta, que abriría una profunda crisis en el PSOE. Solo el incremento de votos previsto para UPyD y CiU podría «rebañarle» escaños al PP en Madrid y Cataluña, pero en ningún caso serían escaños en liza con el PSOE. Ni en sus peores augurios el PSOE había calculado que a mitad de legislatura los varapalos económicos generarían internamente en el partido, y externamente en la sociedad, una crisis de credibilidad y desconfianza tan severa. Lo peor para los socialistas, según se empieza a admitir en círculos del PSOE, es la incapacidad y el escaso margen de maniobra para remontar. El temor es que la pésima gestión de la crisis económica y los «bandazos» impuestos desde el exterior, unidos al efecto del «tijeretazo» social, a la incapacidad para generar empleo, a las consecuencias que pueda conllevar el «decretazo» de la reforma laboral y al incremento de impuestos en los próximos meses, conviertan el declive electoral del PSOE en un proceso irreversible. En este sentido, la gran incógnita que abre esta encuesta es el límite que tiene el PSOE para tolerar el daño que Zapatero le está causando. No sería extraño que pronto empezara una campaña de opinión publicada y de mensajes encriptados desde el partido que trasladara al ciudadano la idea de que Zapatero ya no representa al verdadero PSOE y de que va por libre. El canibalismo de los partidos es implacable, pero en este caso la responsabilidad política de Zapatero por la desastrosa gestión de la crisis y del Estado está compartida con su partido. ABC. 14-6-2010 Opinión. Público Lo que gana Alemania Ignacio Escolar Rumor número uno: el Financial Times Deutschland publicó el viernes que la banca española está a punto de quebrar. La UE lo negó. Rumor número dos: ayer el Frankfurter Allgemeine Zeitung aseguró que el rescate español es inminente. La UE lo volvió a desmentir, y también se hizo una pregunta obvia: con lo grande que es Europa, ¿por qué los rumores sobre la quiebra de España salen siempre de Alemania? Para Bruselas, la respuesta es evidente. Ayer, el portavoz de Asuntos Económicos de la UE, Amadeu Altafaj, acusó veladamente al ejecutivo alemán de estar detrás de estos bulos. El Gobierno español también está convencido de que nuestros amigos los alemanes son esa mano invisible que agita con rumores los mercados. Ayer les salió bien. A pesar de los desmentidos, el bulo funcionó. Cuando el río suena, el mercado se asusta por si agua lleva, y el diferencial de la deuda española sobre el bono alemán subió por encima de la barrera de los dos puntos. Financiar nuestra deuda es hoy más caro. Pero ¿qué gana Alemania con todo esto? El déficit exterior español se divide más o menos en tres tercios: uno es para importar energía, otro es de China; y el tercero es, en efecto, de Alemania. Los bancos alemanes nos han prestado 167.000 millones de euros. Si España se hunde, la economía alemana quedaría muy tocada. Sin embargo, a Alemania sí le interesa tensar la cuerda sin que se rompa: que la deuda española se encarezca sin llegar, por supuesto, a una bancarrota. Las malas noticias para los PIGS son buenas nuevas para el bono alemán: cuando los inversores ven mal el Mediterráneo, se refugian en la aburrida y previsible deuda alemana. En el último año, Alemania se ha ahorrado unos 35.000 millones de euros gracias a esta segunda parte de la crisis. La deuda le sale más barata a Ángela Merkel porque al resto nos cuesta más cara. Como tantas veces, unos pierden porque hay otros que ganan. PÚBLICO. 15-6-2010

Deja una respuesta