Concentración frente a Hotel Palace contra los fondos buitre

Colectivos en defensa del derecho a la vivienda se han concentrado los días 22 y 23 de mayo enfrente del Hotel Palace de Madrid, en protesta contra la celebración de las jornadas del Gri Club en su interior, un selecto grupo formado por grandes directivos de fondos buitres.

¿Qué es el Gri Club? Ellos mismos se describen como una plataforma que aglutina a los sectores más aventajados del mercado de la vivienda e infraestructuras. Hablamos de fondos de capital riesgo, las llamadas Socimis (Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario), grandes inmobiliarias y constructoras y entidades financieras más importantes de EE.UU. y Europa.

A estas jornadas, han asistido desde EEUU bancos de inversión, socimis y fondos de inversión tan célebres como Morgan Stanley, Cerberus, Kennedy Wilson, H.I.G. Capital, Stoneweg, Kronos, The Baupost Group o Greystar entre otros. Desde Reino Unido han acudido también Clifford Chance o Deloitte, mientras que de nuestro país han estado presentes la Inmobiliaria Colonial, Hispania act Inmob, Grupo Lar, Q 21 Real Estate, Merlin Properties y el Sareb.

No era una conferencia de libre asistencia. Para poder asistir a las jornadas había que ser invitado por el Gri Club, y para estar presente en las mesas redondas el abono era de 3.600 euros. Era una reunión con un público poderoso y selecto, en el lujosísimo Hotel Palace.“En España hay más de 3 millones de casas vacías. Y hay 500.000 familias desahuciadas desde el comienzo de la crisis, según la PAH.”

Pero no todo iba a ser tan suntuoso y exclusivo. Frente a la puerta del Palace se concentraron varias organizaciones populares dispuestas a atragantarles la jornada: asociaciones como la Plataforma Antidesahuicios (PAH), el Sindicato de Inquilinos o la Coordinadora de Vivienda de Madrid entre otros. El objetivo: denunciar que el objetivo real de las jornadas del Gri Club es debatir cómo controlar el mercado inmobiliario en su beneficio e imponer una subida continua de precios a su antojo.

Las asociaciones convocantes no dudan en denunciar a estos fondos buitres como los responsables de la nueva escalada del precio de la vivienda en España. Señalan que actúan de tres maneras distintas:

La primera es la vía del alquiler. Compran edificios enteros para reformarlos y volverlos a poner en alquiler a precios mucho más caros.

La segunda es la vía de la venta. Se hacen con paquetes de viviendas que venden en el mercado sin renegociar las condiciones con los inquilinos. Para expulsar a las familias que viven en esos domicilios, elevan artificialmente el precio del alquiler al arrendatario al expirar el contrato de forma exacerbada. Por ejemplo, en Barcelona los precios del alquiler han subido un 24% en tan solo 3 años. Este fenómeno es conocido como “desahucio invisible”.

Y la última vía es el control del alquiler turístico, viviendas que sólo se alquilan en periodo vacacional a precios desorbitados y que se encuentran en un 85% en manos de estos fondos de inversión privados.

En España hay más de 3 millones de casas vacías. Y hay 500.000 familias desahuciadas desde el comienzo de la crisis, según la PAH. Las distintas asociaciones exigen al gobierno una ley que impida a estos fondos buitres hacer negocio y enriquecerse a costa de una necesidad de la población tan básica como es la vivienda. Una demanda completamente just

Deja una respuesta