Cumbre del G-20 en Cannes

Clamor por la redistribución de la riqueza desde la Costa Azul.

Lo que al principio se quiso vaciar de contenido y volverlo difuso va cada vez más cerrando el circulo en torno al poder financiero. La lucha por la redistribución de la riqueza se abre camino de norte a sur, de este a oeste.

Miles de personas tomaron este 1 de noviembre las calles de Niza bajo el lema «Primero las personas, no las finanzas»Así comenzó la Cumbre de los Pueblos en la que se prevé que participen unas 10.000 personas de más de una decena de países.«Arranca así una semana en Niza llena de debates y actos» Una cumbre que se hace frente a la del G-20, la cual se realiza a escasos 30 kilómetros, en la cercana villa de Cannes, y que representa las 20 economías más fuertes del planeta.En la marcha multinacional se pudieron leer pancartas que rezaban lemas como «Les quitamos a los ricos para darles a los pobres. Queremos una mejor distribución de la riqueza», «Ellos son 20. Nosotros somos miles de millones», «Cambiar el sistema, no el planeta» o «Los pueblos se levantan frente a las finanzas». La manifestación, en un ambiente festivo y pacifico, ponía sobre la mesa de forma contundente lo que empieza a ser el eje principal de los indignados en todo el mundo, que la redistribución de la riqueza es el único camino para salir de la crisis y profundizar en una democracia real.Se podían ver participantes de Grecia, Túnez, Francia, Gran Bretaña, EEUU, México, Brasil y Chile entre otros. Por su parte los españoles hicieron un alto en el camino en su marcha a Atenas para unirse a esta cumbre popular.A pesar de la bochornosa presencia policial, más de 2.500 efectivos, un gendarme por cada 4 manifestantes, no hubo ningún incidente significativo. La marcha concluyó con un concierto. Arranca así una semana en Niza llena de debates y actos que darán fuerza y unirán criterios en la lucha por la redistribución de la riqueza y la democracia real.

Deja una respuesta