Patricia Fernández. Coordinadora de Barrios

CIE, el “Guantánamo” español

Un grupo de 39 inmigrantes se manifestaron en el CIE de Aluche en Madrid, pasando 11 horas subidos en la azotea exigiendo “libertad”. Los CIE (Centro de Internamiento para Extranjeros) son centros donde se mantiene encerrados a inmigrantes “ilegales” como paso previo a su expulsión del paí­s, y donde impera un limbo legal que permite actuaciones como si fueran cárceles, y con numerosas carencias en instalaciones, sanidad y comunicación.Entre 10 y 15 inmigrantes huyeron anoche del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Sangonera la Verde (Murcia)

Patricia Fernández es abogada de Coordinadora de Barrios, una de las pocas organizaciones que ha tenido acceso al CIE de Aluche. Patricia Fernández, especializada en Infancia y Migraciones, fue abogada de la acusación particular de los sucesos del Tarajal cuando 14 inmigrantes murieron ahogados tras la actuación de la Guardia Civil.

Coordinadora de Barrios ha tenido acceso al CIE de Aluche. ¿ Cuál es la situación real de los centros?

La situación actual de los CIEs tanto en Madrid como en Barcelona, Murcia o Tarifa es de absoluta falta de derechos.

En los centros todo el modelo de atención es puramente policial basado única y exclusivamente en la seguridad. No hay ONGs autorizadas a entrar dentro. Las cuatro entidades que entramos al CIE de Madrid; SOS Racismo, Karibu, Pueblo Unidos y Coordinadora de Barrios, lo hacemos unicamente a locutorios. Los internos con los que nos hemos entrevistado nos hablan de violencia policial explícita y uso indebido de la fuerza.

Los CIE no tienen, además, condiciones de habitabilidad, están situados casi todos en antiguas prisiones que se cerraron por no reunir las condiciones necesarias pero que sin embargo luego se reabrieron para internar a las personas migrantes. En el CIE de Barranco Seco en Canarias las mujeres, por ejemplo, no tienen patio y no se les provee del kit básico de higiene íntima. Estamos hablando de condiciones muy degradantes. En el CIE de Aluche uno de los internos se escaldó las manos en la ducha; después de eso se ha cortado el agua caliente y los internos se duchan con agua fría. Se designa a las personas por un número, las horas de visita son muy exiguas…

En los medios se habla de un “motín”. Pero realmente estamos hablando de gente privada de libertad que no ha cometido ningún delito

Lo que ocurrió en el CIE de Aluche no fue un motín, no es verdad. Se incrementan y se falsean los datos sobre las expulsiones cualificadas haciendo ver que las personas internas en los CIEs son un problema de seguridad ciudadana cuando son un problema de derechos humanos.

Se ha especulado mucho sobre si tienen antecedentes penales o no. El motivo para entrar en un CIE es única y exclusivamente no tener documentación o incluso que esta te haya caducado.

El Ministerio del Interior habla de expulsiones cualificadas refiriéndose a las personas expulsadas que tiene antecedentes policiales. Pero las estadísticas publicadas por el ministerio no se corresponden con la realidad. Si una persona es detenida en Madrid por no tener documentación ya tiene un antecedente policial desfavorable y le consta una detención. El mismo hecho de estar en una situación irregular constituye un antecedente policial desfavorable que es utilizado después para justificar su internamiento. También algunas personas son detenidas presuntamente por haber cometido un delito pero luego el procedimiento se archiva por falta de pruebas contra ellos o son absueltos. Aunque no tenga antecedentes y no haya sido nunca condenado, le figura la detención en su ficha. Hay una clara infracción del principio de inocencia porque cuando el Estado ha declinado perseguirte la policía sí sigue utilizándolo en tu contra.

Aunque jurídicamente los CIES son centros de internamiento no penitenciario la experiencia nos demuestra que son peores que cárceles, por eso los definimos como un “guantánamo”, en el sentido de la falta de acceso a derechos.

¿Qué ocurrió en el CIE de Aluche?

El jueves anterior a la protesta un grupo de internos que habían llegado recientemente en patera a Almería solicitaron hablar con el director. No tenían acceso a abogados, desconocían el procedimiento, no conocían el idioma, estaban nerviosos… Tras una semana sin tener respuesta protestaron pidiendo libertad o deportación. ¿Por que les mantienen privados de libertad si no han cometido ningún delito?.

Los antidisturbios tomaron el CIE reprimiendo a los internos. La mayor parte de estas escenas se produjeron en el interior de las celdas y no olvidemos que hay muchos lugares del CIE de Madrid donde no hay cámaras de seguridad. Los jueces de control de CIE han dictado una sentencia que obliga al CIE de Madrid a colocar cámaras. Los internos nos han hablado de agresiones posteriores a los hechos contra quienes denunciaron. Esto es el testimonio de los internos porque como he comentado no hay ONGs que entren a las instalaciones; solo Cruz Roja que presta asistencia humanitaria pero por mandato no efectúa denuncias ni hace monitoreo.

¿Qué medidas se deben tomar de manera inmediata?

De manera inmediata se tiene que cerrar los CIE. Si hubiera que proceder al aseguramiento de la libertad deambulatoria para proceder a la deportación de una persona hay otras medidas como la retención del pasaporte o el arresto domiciliario… No necesitamos los CIE. La única medida respetuosa con los derechos humanos es el cierre de los CIEs.

En España y en la Unión Europea, pero muy especialmente en España, tenemos una política de control de fronteras absolutamente ajena a los derechos humanos. Tenemos además una política de control de fronteras que lo contamina absolutamente todo. Todo lo que tenga que ver con protección de personas vulnerables, acceso al asilo, acceso y protección de menores extranjeros no acompañados, protección de personas víctimas de trata y tráfico de personas… todo ello, esta totalmente contaminado por la política de fronteras. España está deportando a personas susceptibles de protección internacional o de protección humanitaria. Tenemos un matrimonio sirio solicitante de protección internacional interna en el CIE y separados durante más de cuarenta días en distintos módulos.

Esto es inadmisible e inconcebible en un país que ha firmado la Declaración Universal de los Derechos Humanos y que además forma parte de la UE y le es imperativo la Directiva de “retorno”.

Nuestro gobierno suele decir que las devoluciones en caliente o los CIEs son necesarios porque así lo exige Europa. No es verdad, es una gran falsedad. La Directiva de “retorno” dicta que a las personas en situación irregular hay que retornarlas o regularizarlas, dicta también que hay que priorizar la vinculación familiar especialmente en el caso de personas con arraigo familiar con ciudadanos de la Unión Europea. La semana pasada se deportó a una mujer brasileña casada con un residente legal. Además, y esto es muy importante, la directiva establece que hay privilegiar la salida voluntaria. Esto no se está haciendo, a las personas que salen voluntariamente de España se les mantienen los expedientes de expulsión. España no está cumpliendo las leyes; la Directiva de “retorno” da muchísimas soluciones y no incluye los CIEs como una solución prioritaria.

Desde Coordinadora de Barrios monitoráis también la entrada por la frontera sur. Llevaste la acusación particular del crimen del Tarajal en el que murieron 14 inmigrantes tras la actuación de la Guardia Civil. ¿ En qué situación esta el caso?

El auto ha sido recurrido. Actualmente hay dictado un auto de archivo por parte del juzgado que estaba investigando los hechos. Se archiva las devoluciones en caliente porque entiende que no son delito y se archiva provisionalmente la investigación de las muertes y de las lesiones en la playa del Tarajal. Se alega que no es posible continuar con la investigación porque Marruecos no ha aportado las autopsias de los nueve cuerpos que aparecieron en Marruecos y porque los supervivientes y testigos fueron devueltos. El auto contiene una aseveración que a mi juicio es inadmisible pues dice que no hay imprudencia por parte de la Guardia Civil en el no salvamento de estas personas porque se lanzaron voluntariamente al mar. Es inadmisible, hasta el suicida, la persona que se pone en peligro, tiene derecho a ser salvado.

En vez de emplear métodos de salvamento se emplearon métodos de contención de masa que se han revelado como muy peligrosos. Se dispararon 500 detonaciones contra 23 personas entre disparos de pelotas de goma, salvas de fogueo, y botes de humo. ¿Quinientos disparos contra 23 personas? ¿De verdad creemos que esto es algo proporcionado? Murieron ahogados, pero, ¿por qué unas personas sanas y fuertes mueren ahogadas en una zona que no es peligrosa?

El lanzamiento de las pelotas, las detonaciones, y los gases contribuyeron a la muerte de estas personas. Por eso mantenemos la acusación y hemos formulado un recurso de apelación que esta pendiente de resolución.

Además nos parece grave que todavía no se hayan identificado los cuerpos de las personas que están en España. Marruecos ha identificado a los nueve jóvenes cuyos cuerpos aparecieron en sus costas. Se ha puesto en contacto con sus familias y ha permitido un enterramiento conforme a sus costumbres… En España sólo se ha identificado uno de los cinco cuerpos, de los otros se han hecho cicateros esfuerzos por la identificación, permanecen enterrados con un número en el cementerio de San Antonio y el consulado español denegó el visado que los familiares solicitaron para velar a sus familiares en el cementerio de Ceuta. Hay más dolor en la desaparición que en la muerte y hay familiares que consideran que sus hijos están desaparecidos.

Fernández Díaz, entonces ministro de interior, ni siquiera compareció ante los hechos ¿No debemos luchar para que paguen los máximos responsables para que este crimen no quede impune?

La impunidad en la frontera sur es una constante. Por supuesto que hay impunidad. Hay impunidad personal, todavía no se ha conseguido sentar en el banquillo a las personas directamente responsables; pero también hay impunidad política porque alguien envió a esos guardias a hacer eso. A mi me resulta especialmente ofensivo y cruel que apenas un mes después de los hechos el ministro de interior estuviera en la playa del Tarajal y no hiciera ningún acto de reconocimiento a esos jóvenes. No sólo no lo hizo, sino que además declaró que el día más duro de su mandato fue el 6 de febrero del 2014.

De los 16.000 refugiados que debía acoger España sólo se han reubicado doce. ¿Cómo valoras este hecho?

No hay una crisis de refugiados, hay una crisis de derechos humanos. Europa y especialmente España no están sabiendo dar respuesta a las necesidades de las personas refugiadas pero tampoco a la sociedad civil. ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para el Refugiado) reconoce que la sociedad española es la que más donaciones aporta de la Unión Europea. La sociedad española es acogedora y solidaria pero eso no se traduce en la política de su gobierno.

Deja una respuesta