Manifestaciones contra el racismo en las principales ciudades de España

¡Cerrad los CIEs! ¡No al racismo institucional!

Con el lema “Contra el racismo institucional”, miles de personas, principalmente migrantes pero no exclusivamente, salieron a la calle el domingo 11 de noviembre en las principales ciudades de España para exigir acabar con el racismo que todavía impera en la legislación española.

Convocada por 30 organizaciones distintas, la manifestación principal tuvo lugar en Madrid. SOS Racismo Madrid, Mapa 12N, el Sindicato de Manteros de Madrid, Asociación Feminista Antirracista (AFA) o Movimiento Moro Antirracista son solo algunas de ellas. En torno a 3.000 personas, según las organizaciones convocantes, salieron a las 17:00 desde Cibeles y atravesando la Calle Alcalá llegó hasta la céntrica Puerta del Sol.

No fueron los únicos. Centenares de personas se han manifestado también en Zaragoza, Bilbao, Valencia y Barcelona. Un éxito para los propios convocantes, debido al poco tiempo que se le pudo dedicar a organizar la manifestación para que coincidiera con la de Madrid.

Consignas como “Contra el racismo y su violencia, ahora y siempre, resistencia”, “La Ley de Extranjería mata gente cada día” o “CIE, redadas, vallas y fronteras, así se construye la riqueza europea” fueron coreadas a todo volumen durante las manifestaciones.

Todas las manifestaciones tenían el hilo común de denunciar el racismo, y en concreto, el racismo en las instituciones. Advierten que el racismo no solo existe en el auge del discurso del odio o en la extrema derecha, sino que de una forma u otra está presente en toda la sociedad. Dánae García, activista antirracista presente en la manifestación de Madrid, afirmó: “Hay un auge de la extrema derecha muy preocupante, pero siempre hemos estado así, y el racismo no solo es cosa de la gente de extrema derecha o los nazis, hay racismo en todos sitios, en todos los ámbitos de la vida, también en la izquierda blanca”.

Por ello mismo, exigen acabar con todas las leyes e instituciones que perpetúan el racismo. Piden que se elimine con la Ley de Extranjería, que impide el libre movimiento de los migrantes y que puedan tener acceso a un trabajo digno. Demandan cerrar todos los CIES, centros donde se encierran a migrantes como presos, violando derechos humanos como denuncian multitud de ONGs. Y exigen acabar con las redadas, las devoluciones en caliente, las vallas y el cierre de fronteras.

No solo ha sido una manifestación de denuncia, sino también de homenaje. Entre los gritos se ha recordado a Mame Mbaye, el mantero que murió en Lavapiés el pasado marzo tras una persecución policial. También se ha recordado a Mohamed Bouderbala, un joven argelino que falleció hace ya casi un año en el CIE de Archidona. O a Manuel Fernández Jiménez, gitano fallecido en la cárcel de Albòcasser, en Castellón. Y se ha conmemorado el vigésimo sexto aniversario del asesinato de la dominicana de origen africano Lucrecia Pérez, la primera víctima reconocida de asesinato por racismo.

España es uno de los países más inclusivos de la Unión Europea, con mayor presencia de razas y mayor solidaridad entre ellas. Por eso mismo, cuanto más hay que exigir y partir de la unidad para acabar con todas las leyes, instituciones e incluso conductas arraigadas que nos impiden avanzar a una España todavía más integradora. Nunca debemos olvidar la consigna de “Española o extranjera, una misma clase obrera”.

Deja una respuesta