SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Buenos propósitos

El caso es que el Gobierno sigue sin enseñar su estrategia económica propia. Hasta ahora, sus decisiones se han limitado a prolongar la política de recortes presupuestarios aplicada por Gobiernos anteriores, aunque, eso sí, ahora en versión más drástica. Y ello sin asumir con todas las consecuencias que ese ajuste radical ahonda la recesión española. Es la política obligada, impuesta por Europa, para sostener la solvencia de la deuda (…)

Para los ciudadanos más atentos, es evidente que, bien por ignorancia de la profundidad de la crisis, bien por cálculo electoral, el PP erró cuando prometió crear puestos de trabajo y acabar así con la recesión. Los ciudadanos están a la espera de que Rajoy, cumpliendo con su promesa de “decir la verdad aunque duela”, explique las discrepancias y detalle las consecuencias.

Deja una respuesta