Brasil toma el camino opuesto a EEUU

“La mayorí­a de los brasileños no tienen tales reservas. Es poco probable que la presidenta electa, Dilma Rouseff, escuche a los banqueros brasileños, quienes en una encuesta presentada el lunes dijeron que una polí­tica fiscal más restrictiva mantendrí­a a raya la inflación de una manera más efectiva que elevando las tasas de interés.”

Luego de rometer que "erradicaría la miseria", Rouseff probablemente no va a reducir el gasto de manera significativa. Pero no se sabe si subirán las tasas de interés. La prensa local sugirió durante el fin de semana que Rouseff podría reemplazar al actual presidente del banco central con uno más proclive a recortar tasas que a subirlas. ¿Los exportadores en problemas y los constructores llenos de esperanza? Los contrastes brasileños con EEUU son cada vez mayores. (THE WALL STREET JOURNAL) DER SPIEGEL.- El ministro de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg dijo que Alemania debería estar preparada para utilizar su ejército en defensa de los intereses económicos del país. Comentarios similares le costaron al presidente alemán, Horst Köhler, su cargo a principios de este año. Y una vez más, la oposición en Berlín se ha levantado en armas. A principios de este año, el presidente alemán, Horst Köhler, provocó una tormenta de controversias cuando dijo que los despliegues militares eran necesarios para proteger los intereses económicos alemanes. Ahora el ministro de Defensa alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, se ha hecho eco de esos sentimientos. EEUU. The Wall Street Journal Brasil toma el camino opuesto a EEUU Una lectura de las elecciones legislativas de la semana pasada en Estados Unidos es que los estadounidenses desean que Washington ponga freno al gasto. La mayoría de los brasileños no tienen tales reservas. Es poco probable que la presidenta electa, Dilma Rouseff, escuche a los banqueros brasileños, quienes en una encuesta presentada el lunes dijeron que una política fiscal más restrictiva mantendría a raya la inflación de una manera más efectiva que elevando las tasas de interés. Luego de prometer que "erradicaría la miseria", Rouseff probablemente no va a reducir el gasto de manera significativa. Pero no se sabe si subirán las tasas de interés. La prensa local sugirió durante el fin de semana que Rouseff podría reemplazar al actual presidente del banco central con uno más proclive a recortar tasas que a subirlas. La inflación se aceleró a 5% en Octubre. La reputación de Brasil como un país reformado y un superpoder en commodities mitiga las preocupaciones inflacionarias por ahora. Con las tasas globales de interés tan bajas de momento, el dinero debería seguir fluyendo hacia São Paulo, especialmente porque los controles de capital de momento se concentran en la renta fija y no en las acciones. Esto, a su vez, podría impulsar los incrementos de tasas de interés. Además de la creciente probabilidad de que se implementen mayores controles de capital, esto debería afectar a los exportadores. Las cifras de producción industrial de septiembre, publicadas la semana pasada, fueron más débiles de lo esperado y los fabricantes del país culparon a la fortaleza del real por la reducción en las exportaciones y el estímulo a las importaciones rivales. Por otra parte, las tasas de interés y la laxa política fiscal debería favorecer la actividad de construcción. La favorable demografía de Brasil y su baja proporción de préstamos a valor de 62%, según Deutsche Bank, señalan la continuación de la expansión de la adquisición de viviendas, para beneficio de acciones como la de Rossi Residencial. ¿Los exportadores en problemas y los constructores llenos de esperanza? Los contrastes brasileños con EEUU son cada vez mayores. THE WALL STREET JOURNAL. 9-11-2010 Alemania. Der Spiegel El ministro Guttenberg dice que la economía es parte de la Seguridad Nacional El ministro de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg dijo que Alemania debería estar preparada para utilizar su ejército en defensa de los intereses económicos del país. Comentarios similares le costaron al presidente alemán, Horst Köhler, su cargo a principios de este año. Y una vez más, la oposición en Berlín se ha levantado en armas. A principios de este año, el presidente alemán, Horst Köhler, provocó una tormenta de controversias cuando dijo que los despliegues militares eran necesarios para proteger los intereses económicos alemanes. Sus declaraciones, realizadas durante un viaje a Afganistán, provocaron consternación y fuertes críticas en los medios de comunicación. El resultado, en última instancia, fue su renuncia. Ahora el ministro de Defensa alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, se ha hecho eco de esos sentimientos. Hablando en una conferencia de seguridad el martes en Berlín, Guttenberg dijo que Alemania debería estar preparado para utilizar sus fuerzas militares para proteger las rutas comerciales, por ejemplo, contra la piratería. "En nuestro país realmente tenemos que hacer algo para que la articulación de la relación entre la seguridad regional y los intereses económicos no llegue a un punto muerto", dijo Guttenberg. Al comentar la decisión de Köhler de dimitir en mayo, el ministro dijo: "Yo me sigo preguntando hoy lo que era tan atrevido de sus comentarios." La piratería en todo el Cuerno de África plantea una amenaza para los intereses comerciales de muchos países, incluida Alemania. Guttenberg describió esto como "no sólo una cosa marginal, sino un grave problema para nuestro desempeño económico, para cualquiera que se lo tome en serio." Respuesta de la oposición También se refirió a las exigencias de la competencia sobre las materias primas entre las naciones emergentes y los países industrializados, lo que podría plantear problemas de importancia estratégica para la seguridad alemana. "La seguridad de las rutas comerciales y las fuentes de materias primas deben ser considerada, sin duda, desde el puntos de vista estratégico militar y mundial", dijo en la conferencia, que continúa el miércoles. Como una economía impulsada por las exportaciones, Alemania es muy dependiente de las materias primas del extranjero. Sin embargo, el país es extremadamente sensible sobre el papel de los militares a la luz del pasado nazi de Alemania. Los partidos de oposición, como era previsible, arremetieron rápidamente contra las declaraciones del ministro de Defensa. "Advertimos a Guttenberg contra la reinterpretación del mandato de defensa de la Bundeswehr como un mandato de intervención ofensiva para la ejecución de los intereses económicos alemanes", dijo Thomas Opperman de los socialdemócratas de centro-izquierda, al periódico Die Tageszeitung. "Una lectura de la Constitución hace que sea más fácil llegar a una interpretación correcta de la política de defensa: la Constitución no permite las guerras económicas." El experto en defensa del Partido Verde, Omid Nouripour, criticó los comentarios del ministro de Defensa como "absurdas", diciendo que Guttenberg tiene que examinar "si su enfoque como ministro de Defensa hace justicia a las responsabilidades de su cargo." Nouripour agregó: "No se `puede permitir que la estabilidad se convierta en un vehículo para los intereses económicos." DER SPIEGEL. 10-11-2010

Deja una respuesta