Botí­n crece un 50% desde que empezó la crisis

“Su balance, tomando como referencia el conjunto de sus activos a 30 de junio, alcanzó al cierre del primer semestre los 1,22 billones de euros, un 47% más que a principios de 2007. Se trata del banco que más ha crecido en términos absolutos en los últimos tres años, periodo de referencia de la actual crisis financiera y bancaria.”

Para sostener este esectacular crecimiento ha ampliado capital en 17.600 millones de euros en este periodo entre emisión de acciones nuevas y bonos convertibles en las anteriores. Más recientemente ha emprendido una guerra de depósitos que le han llevado a incrementar su pasivo en más de 100.000 millones sólo entre enero y julio. También estudia desinversiones en filiales. La primera en salir a mercado para ingresar plusvalía y reforzar la estructura de capital ha sido Santander Brasil, todo un ‘megabanco’ que supera por si sólo a BBVA (más de 35.000 millones de capitalización bursátil) . Las siguientes, en este orden, serán los satélites de Reino Unido y México, según fuentes del sector. (EL CONFIDENCIAL) EXPANSIÓN.- Hay que recuperar el tiempo perdido y para ello no sirven paños calientes. Las recetas son bien conocidas: retrasar la edad de jubilación, penalizando el retiro anticipado, ampliar sustancialmente el número de años de cotización para calcular la pensión –actualmente está en 15– y mejorar la proporcionalidad entre lo aportado durante la vida activa y lo percibido. Con toda probabilidad la implementación de este tipo de medidas será motivo de otra gran respuesta sindical, como lo ha sido la reforma laboral, contra la que hay planteada una huelga general el próximo 29 de septiembre. Pero el miedo al malestar sindical no debe condicionar las reformas. ABC.- Zapatero afronta el nuevo curso bajo la sensación general de estar políticamente liquidado. El mandato zozobra sacudido por la crisis, el Gabinete agoniza en estado cataléptico, la legislatura pende del hilo presupuestario y respira gracias al racionado oxígeno de los nacionalistas, y el propio presidente ofrece en las encuestas un encefalograma de moribundo. Sin embargo, es prematuro dar por desahuciado a un hombre que si algo ha demostrado en su errático manejo del poder es una asombrosa capacidad para desdoblarse a sí mismo. Opinión. El Confidencial El ‘devorador’ bancario’: Santander engorda casi un 50% su balance desde que empezó la crisis R. J. Lapetra ¿Qué pasa con el Santander? Son muchos los inversores en todo el mundo que se preguntan cómo un banco español puede tener semejante apetito corporativo. Su balance, tomando como referencia el conjunto de sus activos a 30 de junio, alcanzó al cierre del primer semestre los 1,22 billones de euros, un 47% más que a principios de 2007. Se trata del banco que más ha crecido en términos absolutos en los últimos tres años, periodo de referencia de la actual crisis financiera y bancaria. Para sostener este espectacular crecimiento ha ampliado capital en 17.600 millones de euros en este periodo entre emisión de acciones nuevas y bonos convertibles en las anteriores. Más recientemente ha emprendido una guerra de depósitos que le han llevado a incrementar su pasivo en más de 100.000 millones sólo entre enero y julio, según la presentación que realizó Alfredo Sáenz a finales de julio. También estudia desinversiones en filiales. La primera en salir a mercado para ingresar plusvalía y reforzar la estructura de capital ha sido Santander Brasil, todo un ‘megabanco’ que supera por si sólo a BBVA (más de 35.000 millones de capitalización bursátil) y frente a los 80.000 millones de su matriz. Las siguientes, en este orden, serán los satélites de Reino Unido y México, según fuentes del sector. Desde hace dos años se compra casi todo lo que pasa por sus manos. Apenas si ha desechado unas pocas oportunidades como la del Postbank en Alemania. Ahora mismo tiene dos objetivos prioritarios: Zachodni (Polonia) y M&T (EEUU). El banco que preside Emilio Botín negocia sendas ofertas de compra con su accionista de control, el Allied Irish Bank (AIB). No es casual. Quiere más. "See you in the next adquisition" Y es que el Santander viene de hacerse con el control de una cartera de créditos del HSBC valorada en 4.300 millones y otra del Citigroup de 3.200, el 25% de su filial en México (Serfin) que estaba en manos de Bank of America, así como dos redes de oficinas en Reino Unido (del RBS) y Alemania (del sueco SEB). En total se ha ‘subrogado’ créditos por valor de 7.500 millones de dólares y ha desembolsado Se trata de la segunda gran oleada de compras que está realizando Santander. La primera comenzó a finales de 2007 cuando se embarcó en la mayor compra bancaria de la historia, la del ABN Amro, junto al británico Royal Bank of Scotland y el belga Fortis. Finalmente, acabó quedándose sólo con el Banco Real brasileño. En 2008, la entidad español se hizo con tres bancos medianos en Reino Unido y EEUU. Entonces, Botín acuñó una de las frases que ha quedado grabada en el recuerdo de los analistas: "see you in the next adquisition" o el equivalente a un campechano: "nos vemos en la próxima adquisición". Así, marcas históricas en sus respectivos países como el Alliance & Leicester, Bradford & Bingley y el Sovereign acabaron cambiando su logo por el de la llama española. 2009 fue el año de la digestión, pero compró varias financieras al consumo con General Electric o RBS. Generali vende acciones por 100 millones de euros en agosto Pero no a todos los accionistas les está gustando la última carrera de compras del banco. Para muestra el comportamiento de Generali, grupo asegurador italiano y miembro del consejo del banco, que sólo en el mes de agosto ha hecho caja y vendido acciones por un importe superior a los 100 millones de euros en pleno agosto. Su participación en la entidad se ha recortado ostensiblemente, hasta el 0,82%, desde el 1,02% del inicio de 2010 o el 1,3% que tenía en 2008. La última operación la acaba de realizar esta semana con la venta de otros 374.000 títulos por algo más de 3,5 millones de euros. Portavoces de Generali declinaron la posibilidad de realizar comentarios, al igual que desde Santander, que evitó hacer mención de la operativa de su socio. Fuentes de mercado especulan con la posibilidad de que el reciente acuerdo entre el grupo asegurador británico Aviva para la distribución de seguros en exclusiva en Reino Unido está detrás de este alejamiento entre dos socios históricos que siempre se han llevado bien. EL CONFIDENCIAL. 1-9-2010 Editorial. Expansión Más presión para reformar las pensiones Por si quedaba alguna duda de la necesidad de reformar el sistema de pensiones para asegurar su viabilidad futura, ahí está el sistemático descenso del superávit de la Seguridad Social. En los siete primeros meses el saldo positivo del sistema se elevó a 6.135 millones de euros, un 28,7% inferior a los 8.612 millones registrados en el mismo periodo de 2009. Como el que no se consuela es porque no quiere, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, destaca que el superávit es “muy superior” a lo previsto y que en todo caso el ejercicio se cerrará con superávit. Con independencia de que así sea, lo cierto es que en un horizonte de medio plazo el sistema de pensiones se va desangrando paulatinamente por la sencilla razón de que el ritmo de ingresos por cotizaciones sociales es insuficiente para cubrir el exponencial aumento de los gastos. En esta ocasión, incluso, los ingresos han registrado una caída, lo que puede anticipar un peligrosa tendencia si se prolonga en el tiempo el deterioro laboral. Este escenario mete más presión al presidente Zapatero para no eludir la reforma de las pensiones a la que se ha comprometido ante nuestros socios del euro con el pretexto de que no logra reunir los suficientes apoyos. La cuestión es perentoria no sólo porque existe un riesgo evidente de que la Seguridad Social incurra en déficit, sino para evitar que la postergación de las reformas se traduzcan en una situación traumática en un futuro no muy lejano. La favorable evolución del empleo entre 1996 y 2007 frenó la inercia reformista inaugurada por el Pacto de Toledo en 1995. A falta de reformas graduales en ese periodo, ahora hay que recuperar el tiempo perdido y para ello no sirven paños calientes. Las recetas son bien conocidas: retrasar la edad de jubilación, penalizando el retiro anticipado, ampliar sustancialmente el número de años de cotización para calcular la pensión –actualmente está en 15– y mejorar la proporcionalidad entre lo aportado durante la vida activa y lo percibido. Con toda probabilidad la implementación de este tipo de medidas será motivo de otra gran respuesta sindical, como lo ha sido la reforma laboral, contra la que hay planteada una huelga general el próximo 29 de septiembre. Pero el miedo al malestar sindical no debe condicionar las reformas. El sistema de reparto español está muy condicionado por la salud del mercado de trabajo y por la evolución demográfica. Y en nuestro caso, ambos factores juegan en contra. Las perspectivas de recuperación del empleo son poco esperanzadoras y el envejecimiento de la población es una realidad inexorable. El resultado es que con menores trabajadores en activo por cada jubilado o se aumentan las cotizaciones, cuestión nada recomendable para no deteriorar aún más el empleo, o se racionalizan las prestaciones. Esto segundo es una prioridad ineludible. EXPANSIÓN. 31-8-2010 Opinión. ABC Las vidas de Zapatero Ignacio Camacho DESPUÉS de su enésima ejecución política a manos de sus correligionarios, el socialista sevillano José Caballos —veterano recurrente de todas las batallas internas del partido desde los años ochenta, que siempre pasaban de un modo u otro por su apartamiento y/o su vuelta— se retiró a la fuerza del primer plano con una amenazadora definición de sí mismo: «Me voy, pero como los gatos tengo siete vidas y según mis cuentas aún me quedan cuatro». Lo habían defenestrado tres veces, en efecto, y en ninguna de las tres habían logrado rematarlo. Zapatero no corre por ahora peligro de sufrir un ajuste de cuentas en sus propias filas —todo llegará cuando pierda el poder, y llegado el caso los ejecutores no van a ser piadosos— pero afronta el nuevo curso bajo la sensación general de estar políticamente liquidado. El mandato zozobra sacudido por la crisis, el Gabinete agoniza en estado cataléptico, la legislatura pende del hilo presupuestario y respira gracias al racionado oxígeno de los nacionalistas, y el propio presidente ofrece en las encuestas un encefalograma de moribundo. Rajoy ya se atreve a sugerir que está jugando a formar equipos de gobierno en el tablero invisible de su enigmática cabeza: pese a su prudencia gallega se ve con el capitoné de mudanzas en la puerta de La Moncloa. Sin embargo, es prematuro dar por deshauciado a un hombre que si algo ha demostrado en su errático manejo del poder es una asombrosa capacidad para desdoblarse a sí mismo. Nadie sabe cuántas vidas políticas tiene Zapatero, pero de momento ya ha resucitado de dos presuntas defunciones. La primera fue tras el fracaso de la negociación con ETA, momento en que todo el mundo dio por finiquitado su mandato bajo los escombros de la terminal de Barajas, y la segunda cuando en el último mayo los célebres «mercados» de la deuda bombardearon como en Pearl Harbour su contumaz optimismo socialdemócrata. Ahora la Presidencia sufre un cuadro crítico agravado: la huelga general, los recortes sociales, el paro en estancamiento casi estructural, la inminente caída del tripartito catalán y el desencanto de un electorado que no parece dispuesto a creer en más piruetas ni más trucos. Pero la legislatura aguantará si el Gobierno logra —que logrará— el respaldo mercenario del PNV a los presupuestos, y luego aún pueden pasar muchas cosas, desde el presentido final de ETA a una posible aunque difícil recuperación económica. El presidente es un desastre en la estrategia, pero ganaría del tirón un Premio Nobel de la resistencia y de la táctica. Y aunque se vaya dejando vidas en cada huida hacia adelante, todavía es imposible adivinar cuántas reinvenciones le quedan a su elástico avatar de camaleón político. Al fin y al cabo tampoco Rajoy, dos veces perdedor, tiene su capital de oportunidades intacto. ABC. 1-9-2010

Deja una respuesta