Berlí­n y los asesinatos selectivos en Afganistán

“Un elemento de los registros de la guerra que puede provocar un debate considerable es la información que proporcionan sobre la Task Force 373 de los Estados Unidos, cuyo trabajo el Pentágono ha tratado de mantener en estricto secreto durante toda la guerra de Afganistán. La unidad de soldados de élite, que incluye a miembros de la Navy Seals y la Delta Force, recibe sus órdenes directamente desde el Pentágono en Washington y operan fuera de la cadena de mando de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF).”

A esar de que las revelaciones de los registros filtrados involucran a una unidad norteamericana, la nueva información sobre las misiones de los comandos secretos también puede resultar embarazosa para el gobierno alemán. Aproximadamente 300 hombres de la TF 373 han estado estacionados en la base de Camp Marmal, la base de campo alemana en Mazar-e-Sharif, desde el verano de 2009. La unidad especial ha escogido un lugar estratégicamente ventajoso y blindado en el aeródromo, donde opera el Comando Regional del Norte, que está bajo el mando de las fuerzas armadas de Alemania, la Bundeswehr. (DER SPIEGEL) DIARIO DEL PUEBLO.- El 27 de julio, el periódico “Global Times” publicó el artículo ¿Está EEUU “sitiando y conteniendo a China” desde el sur y el norte?, en el cual abordó la peliaguda situación que se ha generado en Asia en los últimos días. Aparente hecho aislado en un principio, las maniobras navales conjuntas de EEUU y Corea del Sur adoptaron un cariz bien diferente el pasado fin de semana, cuando la Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, intentó engatusar a la ANSEA para que confrontara a China en el mar de China Meridional. Varios medios de comunicación de Hong Kong señalaron categóricamente que EEUU se propone “sitiar y contener a China” como parte de su estrategia regional. La revista estadounidense “National Magazine” sostuvo que lo que ha hecho últimamente EEUU “sólo sirve para construir una gran muralla alrededor de China”. Alemania. Der Spiegel La TF 373 y los asesinatos selectivos. La unidad de elite de EEUU podría traer secuelas políticas para Berlín Matthias Gebauer, John Goetz, Hans Hoyng, Susanne Koelbl, Marcel Rosenbach y Gregor P. Schmitz Los registros de la guerra proporcionan nueva información sobre los asesinatos selectivos realizados por la secreta Task Force 373 de EEUU. El hecho de que la fuerza cuente con una unidad estacionada en una base alemana podría resultar embarazoso para Berlín. [Nota del editor] El siguiente artículo es un extracto de la historia de portada de esta semana de Der Spiegel. Los hechos de esta historia provienen de una base de datos de casi 92.000 informes militares estadounidenses sobre el estado de la guerra en Afganistán que fueron obtenidos por el sitio web Wikileaks. El diario británico The Guardian, el New York Times y Spiegel han revisado todo el material y se han informado respectivamente sobre los contenidos de los artículos que se han investigado de forma independiente. Las fuentes de los tres medios de comunicación han concluido que los documentos son auténticos y ofrecen una imagen sin adornos de la guerra en Afganistán – desde la perspectiva de los soldados sobre el terreno. Un elemento de los registros de la guerra que puede provocar un debate considerable es la información que proporcionan sobre la Task Force 373 de los Estados Unidos, cuyo trabajo el Pentágono ha tratado de mantener en estricto secreto durante toda la guerra de Afganistán. La unidad de soldados de élite, que incluye a miembros de la Navy Seals y la Delta Force, recibe sus órdenes directamente desde el Pentágono en Washington y operan fuera de la cadena de mando de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF). La existencia de esta fuerza especial no era un secreto, pero altos oficiales militares se han negado a discutir su polémica misión: la desactivación de los principales talibanes y terroristas, ya sea matándolos o capturándolos. La unidad TF 373 funciona de acuerdo a los listados clasificados de enemigos compilada por la tropas de la coalición que se llama "Listado articulado para llevar a cabo prioritariamente " (JPEL) en la jerga militar. En los cerca de 92.000 registros filtrados, 84 pertenecen a acciones relacionadas con JPEL, y juntos ofrecen una amplia información acerca de una fuerza cuyo trabajo a veces ha resultado en muertes de civiles. Los documentos no sólo revelan la existencia y actividades de los cazadores de los talibanes –también permiten comprender por qué esta unidad especial provoca tanta ira entre los afganos. Washington ha tratado de evitar que sus fracasos salieran a la luz. Un informe en los registros, de fecha 17 de junio de 2007, incluye una advertencia de que la operación debe ser "mantenida bajo protección", y que los detalles de la misión no deben ser proporcionados a ningún otro país, incluidos los socios de Estados Unidos en la misión en Afganistán. El objetivo de la misión era matar al prominente miembro de Al Qaeda Abu Laith al-Libi. Después de cercar una escuela coránica donde se creyó que se encontraba varios días, fue ordenado el ataque. En vez de golpear el terrorismo, sin embargo, los cinco cohetes estadounidenses mataron a siete niños. Un tema sensible para los líderes en Berlín A pesar de que las revelaciones de los registros filtrados involucran a una unidad norteamericana, la nueva información sobre las misiones de los comandos secretos también puede resultar embarazosa para el gobierno alemán. Aproximadamente 300 hombres de la TF 373 han estado estacionados en la base de Camp Marmal, la base de campo alemana en Mazar-e-Sharif, desde el verano de 2009. La unidad especial ha escogido un lugar estratégicamente ventajoso y blindado en el aeródromo, donde opera el Comando Regional del Norte, que está bajo el mando de las fuerzas armadas de Alemania, la Bundeswehr. El estacionamiento de la unidad fue una cuestión delicada desde el principio, y los funcionarios en Berlín han buscado persistentemente evitar el debate sobre la cuestión. El actual ministro de Defensa alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg también ha evitado el tema. Sólo durante una visita a las tropas en noviembre de 2009 hizo Guttenberg vagamente mención a que los alemanes estaban "agradecidos al Ejército de los EEUU por solicitar su ayuda." Preguntas sobre la TF 373 fueron desestimadas. Los soldados de élite, junto con unas pocas unidades afganas que habían entrenado, acababan de regresar de una ofensiva aérea y terrestre de cinco días contra el bastión de los talibanes de Tepa Gul, al noroeste de Kunduz. De acuerdo con el Ejército de EEUU hubo 130 muertos, todos ellos insurgentes. La Bundeswehr, sin embargo, se había negado a tomar parte en el ataque. El plan, presentado por EEUU como uno de los más importantes, parecía un ataque de exterminio dirigido contra los talibanes. Los documentos militares secretos contienen sólo dos referencias a la operación de cinco días con las coordenadas geográficas de Gul Tepa. Y mientras la Task Force en sí no es mencionada en los registros, la caída de varias bombas sí lo es. La operación se convirtió en un modelo para operaciones similares en los meses siguientes. Mientras las unidades de EEUU daban caza a los talibanes, la única evidencia que los alemanes tenían de las misiones nocturnas eran las áreas prohibidas durante la operación y las detonaciones, que se oían con claridad en la base de Kunduz. Los asesinatos selectivos de los enemigos de la Bundeswehr Recientemente, los asesinatos selectivos han sido discutidos abiertamente. Después de que unidades especiales mataran al nuevo "gobernador en la sombra" talibán de Baghlan, al sur, sólo a una hora en coche de Kunduz, en la noche anterior al 29 de mayo, Kabul informó que el mulá Jabar había sido eliminado con "ataques aéreos de precisión." Cuando los comandantes del contingente alemán de la ISAF se ofrecieron para los asesinatos selectivos de los enemigos de la Bundeswehr, casi como un servicio, el hecho se convirtió en semioficial. Después de que siete soldados alemanes murieran en un corto período de tiempo en la primavera, un alto funcionario de EEUU con sede en Kabul, prometió al oficial alemán de más alto rango de la ISAF, el general Bruno Kasdorf, que los americanos cazarían y matarían a la gente que estuviera detrás de los ataques a los alemanes. Y de hecho, varios combatientes talibanes fueron eliminados en las semanas siguientes. Hasta ahora, el gobierno de Berlín no se ha pronunciado sobre la ampliación de la zona de combate en el sector alemán. Tan recientemente como en otoño de 2009, los miembros del gabinete de la canciller Angela Merkel seguían diciendo al parlamento alemán, que controla el mandato de la Bundeswehr durante los despliegues exteriores como Afganistán, que la misión "núcleo" de la Task Force 373 era simplemente "realizar tareas de reconocimiento e identificar individuos que forman parte de al-Qaeda o dirigentes talibanes." DER SPIEGEL. 26-7-2010 China. Diario del Pueblo EEUU fomenta hostilidad hacia China en el Mar de China Meridional. Trata de “sitiar y contener” a China desde dos fronteras El 27 de julio, el periódico “Global Times” publicó el artículo ¿Está EEUU “sitiando y conteniendo a China” desde el sur y el norte?, en el cual abordó la peliaguda situación que se ha generado en Asia en los últimos días. Aparente hecho aislado en un principio, las maniobras navales conjuntas de EEUU y Surcorea adoptaron un cariz bien diferente el pasado fin de semana, cuando la Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, intentó engatusar a la ANSEA para que confrontara a China en el mar de China Meridional. Varios medios de comunicación de Hong Kong señalaron categóricamente que EEUU se propone “sitiar y contener a China” como parte de su estrategia regional. El diario hongkonés “Oriental Daily” recordó en un comentario que el presidente estadounidense Barack Obama dijo en algún momento que desea ser el “primer presidente estadounidense del Pacífico.” Si bien su aspiración se corresponde con sus estancias de juventud en Hawai e Indonesia, en esta ocasión la cita podría adquirir otras connotaciones. La revista estadounidense “National Magazine” sostuvo que lo que ha hecho últimamente EEUU “sólo sirve para construir una gran muralla alrededor de China”. Las maniobras navales conjuntas EEUU-Surcorea entraron en su segundo día el 26 de julio. Pero lo que más atrae la atención del mundo no es el contenido de estas maniobras, sino la confrontación de grandes potencias que se percibe detrás de las mismas. El periódico surcoreano “Korea Culture Journal” indicó que la situación periférica de la Península Coreana contiene indicios de que se está gestando una nueva Guerra Fría y de que Estados Unidos y China están retornando a relaciones de Guerra Fría provisional. Las acciones de Estados Unidos en el Sudeste Asiático han dejado bien en claro sus intenciones estratégicas. A criterio del diario japonés “Sankei Shimbun”, las palabras de Hillary Clinton sobre el problema del mar de la China Meridional en una reunión de la ANSEA “sin dudas se convertirán en nuevos motivos de roces entre Estados Unidos y China”. El diario surcoreano “Korean National News” apuntó en un análisis que después del inicio de juegos de guerra el día 25 en el mar del Japón y el Amarillo, Estados Unidos abrió un “segundo frente” en el mar de la China Meridional”. Ciertos analistas perciben detrás de bambalinas un claro propósito de contener a China. El diario canadiense “The Globe and Mail” puntualizó que tras varios años de observar sin inmutarse la creciente influencia de China en Asia Oriental, Estados Unidos, ha vuelto por sus fueros en el área, inmiscuyéndose de nuevo en los asuntos de Asia Oriental y “sitiando y conteniendo a China” desde las fronteras de Asia Nororiental y el Sudeste Asiático. “The Washington Post” señaló el 25 que la Administración Obama ofrece por un lado un “pastel dulce” a los países del Sudeste Asiático y, por el otro, clava afilados puñales para contener a China. Las palabras de Hillary Clinton, que denotan injerencia en las disputas del mar de China Meridional pueden sonar placenteras para Vietnam, pero obviamente llevan la contraria a la posición de China. Tal propuesta sería la segunda que ensaya la Administración Obama tratando de congraciarse con los países del Sudeste Asiático, a la vez que procura contener a China, como demuestra el hecho de que EEUU decidiera descongelar las relaciones con las unidades especiales armadas de Indonesia, las cuales permanecieron inactivas por espacio de 12 años. DIARIO DEL PUEBLO. 27-7-2010

Deja una respuesta