Barclays se lanza a por la CAM

“Hasta ahora, habí­a fuertes especulaciones en el sector sobre si el banco británico iba a comprar o a vender en España. Los fichajes de Jaime Echegoyen y Pedro Solbes, así­ como la entrevista de Zapatero con el consejero delegado de la entidad, Bob Diamond la semana pasada, apuntaban más a una compra. El propio Diamond despejó las dudas hace unos dí­as en una conference call con analistas e inversores, en la que reconoció que estaban interesados en realizar adquisiciones en nuestro paí­s”

Y su rimer objetivo es la CAM, según las fuentes consultadas, que cuenta con una red de unas 1.000 oficinas que bastaría para aportar la masa crítica que necesita el banco británico. Eso sí, al igual que el resto de entidades interesadas en la caja alicantina, ha solicitado al Banco de España un esquema de protección de activos (EPA), como el que se concedió a BBK para la compra de la intervenida CajaSur, que cubra su inversión de posibles pérdidas en el balance de CAM. (EL CONFIDENCIAL) EL PAÍS.- Tras pasar revista al panorama macroeconómico español, la Comisión Europea recomienda que en el periodo 2011-2012 España “aplique estrictamente los mecanismos existentes de control del déficit y del gasto para los Gobiernos regionales” y que en caso de que la evolución económica y presupuestaria no sea la esperada “se adopten medidas adicionales”. España debe seguir adelante con sus planes de reforma en el sistema de pensiones, reforzar la reestructuración de las cajas de ahorros y explorar la posibilidad de “cambiar la estructura de los tipos de IVA y de la fiscalidad de la energía “ para compensar la reducción de las contribuciones de las empresas a la Seguridad Social y así rebajar los costes no salariales de esas sociedades sin que se vea afectado el presupuesto. Un modo indirecto de recomendar subidas del IVA y de los impuestos a la electricidad y los combustibles. EL MUNDO.- Es preciso desprenderse de toda la ingeniería financiera y empresarial que los ejecutivos regionales han ido inventando a lo largo de los años y que pesa como mantas e impide el desarrollo y la competitividad de las economías regionales. Urge el striptease, esta vez por razones de moralidad… económica. Por eso, los dirigentes del PP y del PSOE deben tener presente que el debate del «¡y tú más!» sobre el agujero de las cuentas autonómicas que ha surgido tras las elecciones es no sólo estéril, sino perjudicial para su ya decaída imagen Banca. El Confidencial Barclays se lanza a por la CAM y pide garantías al Banco de España E. Segovia Definitivamente, Barclays está en actitud compradora en España. El propio consejero delegado de la entidad, Bob Diamond, lo ha reconocido, y varias fuentes conocedoras de la situación confirman que el banco británico está estudiando exhaustivamente la situación de la CAM y ha pedido algún tipo de garantías al Banco de España para hacerse con ella. Un portavoz de Barclays declinó hacer comentarios a esta información. Hasta ahora, había fuertes especulaciones en el sector sobre si el banco británico iba a comprar o a vender en España, ya que hay un consenso en que no puede seguir como está (pérdidas, rentabilidad negativa y falta de masa crítica). Los fichajes de Jaime Echegoyen y Pedro Solbes, así como la entrevista de Zapatero con Diamond de la semana pasada, apuntaban más a una compra. Por el contrario, el cierre de 120 oficinas, el despido de 700 empleados y su nuevo enfoque comercial hacia clientes premium, iban en la dirección contraria. El propio Diamond despejó las dudas hace unos días en una conference call con analistas e inversores, en la que reconoció que estaban interesados en realizar adquisiciones en nuestro país, según fuentes conocedoras de dicha conferencia. Y su primer objetivo es la CAM, según las fuentes consultadas, que cuenta con una red de unas 1.000 oficinas que bastaría para aportar la masa crítica que necesita el banco británico. Eso sí, al igual que el resto de entidades interesadas en la caja alicantina, ha solicitado al Banco de España un esquema de protección de activos (EPA), como el que se concedió a BBK para la compra de la intervenida CajaSur, que cubra su inversión de posibles pérdidas en el balance de CAM. EPA o banco malo Hasta ahora, el Banco de España se ha negado a conceder esta figura e incluso le dejó fuera del Real Decreto-Ley de recapitalización, lo que hace que sea necesario intervenir una caja para aplicarlo. De ahí que la subasta inicial de la CAM quedara desierta y que la caja que preside Modesto Crespo, asesorada por Nomura, se haya volcado en posibles fórmulas de ‘banco malo’ que le permitan vender sólo el negocio ‘bueno’. Pero estas fórmulas también están pendientes del Banco de España, concretamente de que les conceda el dinero del FROB 1 (en forma de préstamo, no de capital) comprometido para el ya extinto Banco Base en que participaba la caja. No obstante, la semana pasada el gobernador Fernández Ordóñez abrió la puerta a aplicar el EPA para la reventa de las cajas que sean nacionalizadas por el FROB, es decir, en una segunda fase de su reestructuración. Los que siguen en la puja Según las fuentes citadas, aparte de Barclays, siguen en la puja por la CAM los bancos Santander, BBVA y Sabadell, así como Ibercaja. Pero todos ellos están esperando a saber si por fin se abrirá la posibilidad de un EPA o se creará un ‘banco malo’, por lo que el proceso de venta vive actualmente una situación de impasse. Si al final Barclays se lleva el gato al agua, los analistas creen que tendrá que ampliar capital. Circunstancia que podría aprovechar para pedir más dinero al mercado (algunos hablan de 5.000 millones de libras) y reforzar de esta forma sus ratios de solvencia para prepararse para la nuevas normas de Basilea III. ************************************ Opinión. Barreda se va y deja Castilla-La Mancha en manos de la banca acreedora Carlos Sánchez Los problemas de solvencia de Castilla-La Mancha no preocupan sólo a los 2,1 millones de castellano-manchegos que deben hacer frente a un endeudamiento equivalente al 16,5% del PIB regional (seis puntos más que la media nacional). O lo que es lo mismo, 5.844 millones de euros. También a la banca, que prácticamente de la noche a la mañana se ha convertido en su principal acreedor. En concreto, y según revela la Cuenta General de la región publicada por la Intervención General, el año pasado se cerró con unas deudas contraídas con las entidades de crédito que ascendían a 3.360 millones de euros. Esto significa que el 57,6% de lo que adeuda la región lo han prestado los bancos, lo que refleja la alta vulnerabilidad de Castilla-La Mancha respecto del sistema financiero. Aunque también a la inversa. La banca está seriamente afectada por un endeudamiento comercial que no ha dejado de crecer. Para hacerse una idea la evolución de esta variable, hay que tener en cuenta que las deudas a largo plazo contraídas con la banca aumentaron el año pasado (en plena crisis económica) nada menos que un 26%, hasta los 1.671 millones de euros; mientras que en el caso de las deudas a corto, el volumen de endeudamiento alcanza ya los 1.698 millones, lo que representa un aumento del 27,4%. La causa de este fuerte aumento del crédito bancario en sólo un año tiene que ver con el cierre de los mercados financieros para los entes territoriales con mayores problemas de solvencia. Algunos gobiernos autonómicos han tenido que acudir a los llamados bonos patrióticos y otros se han visto obligados a pasarse por las oficinas de los bancos y cajas de ahorros en busca de dinero, en particular las entidades de la propia región. Y en este sentido, el caso de Castilla-La Mancha es paradigmático debido al frenazo en la actividad económica, lo que ha provocado un desplome de sus ingresos. Sus gastos financieros, de hecho, han crecido hasta los 140 millones de euros el año pasado, lo que supone un aumento del 49%. Este fuerte aumento del endeudamiento, sin embargo, no ha sido suficiente para detener la hemorragia. Las cifras de la Cuenta General de la región -el mejor documento para conocer su situación económica-financiera- indican que el ‘agujero’ con los acreedores prácticamente se ha duplicado en sólo un año. Al acabar 2010, las deudas con acreedores ascendían a 580,67 millones de euros, muy por encima de los 243,98 millones con los que se cerró el año anterior. Esto significa que la junta de comunidades tiene sin pagar facturas que suman una cifra equivalente a algo más de dos mensualidades de todos sus empleados públicos. Poco más de 82 millones en caja Los datos de la Cuenta General de Castilla-La Mancha, que hoy mismo hará públicos la consejera de Economía, María Luis Araújo, indican que la tesorería del Gobierno regional se limitaba el pasado 31 de diciembre a 82,9 millones de euros. Una cantidad muy inferior al gasto mensual en la nómina de los empleados públicos. Este hecho ha podido influir en que el Partido Popular haya puesto en duda que haya fondos suficientes para pagar las nóminas. La realidad, sin embargo, es muy distinta. Como puso ayer de relieve el consejero de Presidencia, Santiago Moreno, el gasto en nóminas asciende a 275 millones de euros mensuales, pero cada mes la región recibe 375 millones de euros sólo en transferencias del Estado. Una cantidad que en principio es suficiente para pagar los sueldos, pero hay que tener en cuenta que el Gobierno autonómico también tiene que hacer frente a otros pagos. Y al no contar con recursos suficientes, lo que ha hecho en los últimos años en engordar la morosidad. Lo peor, con todo, es que no se adivina la salida del túnel. Los datos más recientes del Ministerio de Economía reflejan que en el primer trimestre de este año el déficit presupuestario de la región se situó en el 0,97% del PIB. Cerca ya del 1,3% previsto para todo el año. Esto quiere decir que, si se proyecta el desequilibrio alcanzado en los tres primeros meses de 2010 al conjunto del ejercicio, se estaría hablando de un desequilibrio cercano al 4%, casi tres veces más que el pactado en su día con el Gobierno en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. El presupuesto de gastos previsto para este año asciende a 8.616 millones de euros. EL CONFIDENCIAL. 7-6-2011 Economía. El País La Comisión Europea ve necesario un techo de gasto autonómico en España Ricardo M. de Rituerto La Comisión Europea recomendó hoy a España un esfuerzo adicional para asegurar los objetivos de déficit, que incluya "la estricta aplicación de los mecanismos de control de la deuda y el déficit" de las comunidades autónomas. El Ejecutivo comunitario reclama también que se adopte tanto a nivel nacional como en las comunidades autónomas una ley que limite el aumento del gasto por debajo del crecimiento del PIB nominal a medio plazo en todas las Administraciones. En otro renglón, Bruselas también sugiere aumentos del IVA y de la fiscalidad sobre la energía. Las comunidades autónomas españolas absorben buena parte del gasto público y muchas excedieron sus objetivos fiscales en 2010, según constata la Comisión Europea, que aplaude la intención del Gobierno español de tomar medidas adicionales si hace falta para responder a posibles desvíos presupuestarios. De hecho, para cumplir los objetivos presupuestarios fijados para 2011 y 2012 la Comisión recomienda que se garantice “el logro de los objetivos de déficit a todos los niveles del Gobierno [Administración], incluida la estricta aplicación de los mecanismo de control del déficit y de la deuda para los Gobiernos regionales”. El Ejecutivo comunitario reitera que las previsiones españolas de crecimiento para 2011 (1,3% del PIB) y 2012 (2,3%) pecan de optimistas, lo que arroja dudas sobre la consecución de otros objetivos de reducción de déficit y endeudamiento. “Las regiones contribuyen a una buen parte del total del gasto público y muchas excedieron sus objetivos fiscales en 2010”, señala la Comisión antes de hacer notar que “el Gobierno español se ha comprometido a tomar medidas adicionales si se producen desvíos presupuestarios”. Por si hiciera falta recordarlo, Bruselas subraya que “alcanzar la prevista consolidación fiscal en 2011 y 2012 requiere una estricta aplicación de los mecanismos de control del déficit y de la deuda que han sido puestos en marcha para los Gobiernos regionales”. El marco presupuestario a medio plazo planteado por España puede verse amenazado por la crisis y hace necesario reforzar más la estabilidad fiscal y los aspectos preventivos de la política fiscal. “Eso se vería potenciado mediante la introducción de un techo de gasto basado en el crecimiento del PIB”, dice la Comisión, que avala la iniciativa española en esa dirección al recordar que fue propuesta por Madrid en el Programa de Estabilidad. El propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presentó esta estrategia a sus colegas en el Consejo Europeo de marzo. Tras pasar revista al panorama macroeconómico español (impacto del envejecimiento, dudas sobre las fusiones frías de las cajas, necesidad de esperar para ver si la reforma laboral y las medidas para evitar el fracaso escolar dan resultado), la Comisión recomienda que en el periodo 2011-2012 España “aplique estrictamente los mecanismos existentes de control del déficit y del gasto para los Gobiernos regionales” y que en caso de que la evolución económica y presupuestaria no sea la esperada “se adopten medidas adicionales”. Y desde luego, “mantener el crecimiento del gasto público por debajo del crecimiento previsto del PIB mediante la introducción de un techo de gasto en todos los niveles del Gobierno [Administración], conforme a lo previsto en la ley de Estabilidad presupuestaria”. España debe seguir adelante con sus planes de reforma en el sistema de pensiones, reforzar la reestructuración de las cajas de ahorros y explorar la posibilidad de “cambiar la estructura de los tipos de IVA y de la fiscalidad de la energía “ para compensar la reducción de las contribuciones de las empresas a la Seguridad Social y así rebajar los costes no salariales de esas sociedades sin que se vea afectado el presupuesto. Un modo indirecto de recomendar subidas del IVA y de los impuestos a la electricidad y los combustibles. La vicepresidenta segunda, Elena Salgado, ha descartado, por "inoportunas" para España, las recomendaciones de la Comisión Europea (CE) sobre la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social y el aumento del IVA, y ha dicho que tales medidas habría que estudiarlas "dentro de no sé cuantas legislaturas". "Esa recomendación no la vamos a seguir en el corto plazo. Dentro de no sé cuantas legislaturas, cuando las reformas estén produciendo sus efectos, será ocasión de ver qué dice la Comisión Europea", ha afirmado la ministra de Economía en declaraciones a los periodistas en el Senado. Para Salgado, la recomendación del organismo comunitario está formulada "en términos ligeros y suaves". Ha explicado, en definitiva, que nada de lo que propone la Comisión es lo que tiene que hacer España "en este momento". El Ejecutivo comunitario hace estas apreciaciones a España dentro del ejercicio de recomendaciones de política económica que publicó hoy para cada uno de los Estados miembros de la UE, en base al programa de estabilidad y reformas enviado por el Gobierno español a Bruselas el 29 de abril pasado. Las recomendaciones llegan en plena tormenta política en España por el estado de las cuentas autonómicas, y tras el informe de la agencia de calificación Moody’s sobre la ausencia de armas del Gobierno central para imponerse a las comunidades. El Ejecutivo comunitario ha reclamado además al Gobierno que apruebe la reforma de la negociación colectiva y modifique las cláusulas de revisión salarial "para garantizar que el crecimiento de los salarios refleje mejor la evolución de la productividad, así como las condiciones a nivel local y de la empresa". Bruselas pide también a España que evalúe el impacto de la reforma laboral aprobada en diciembre de 2010 y que, si los resultados son negativos, haga más reformas en el mercado de trabajo para reducir la temporalidad y mejorar el acceso de los jóvenes. Estas recomendaciones de Bruselas de cara a la elaboración de las cuentas públicas del año que viene y a la actualización del programa nacional de reformas constituyen una de las medidas decididas por la UE los últimos meses para mejorar la coordinación económica entre los Gobiernos y prevenir futuras crisis. Las recomendaciones serán aprobadas en la cumbre de líderes europeos del 23 y 24 de junio. EL PAÍS. 7-6-2011 Editorial. El Mundo El necesario destape de las autonomías EL LUCHADOR griego acudía al combate desnudo por dos motivos. El primero, porque le daba mucha más agilidad de movimientos. El segundo, porque, cuando venían mal dadas, y con el conveniente unte de aceite, al contrario le era mucho más difícil agarrarlo que si peleaba con ropa. A la postre, esto es lo que propuso ayer Mariano Rajoy al Gobierno para empezar a solucionar el gran mal que aqueja en estos momentos a la economía española, que es el descontrol del déficit autonómico. Es preciso desprenderse de toda la ingeniería financiera y empresarial que los ejecutivos regionales han ido inventando a lo largo de los años y que pesa como mantas e impide el desarrollo y la competitividad de las economías regionales. Urge el striptease, esta vez por razones de moralidad… económica. Por eso, los dirigentes del PP y del PSOE deben tener presente que el debate del «¡y tú más!» sobre el agujero de las cuentas autonómicas que ha surgido tras las elecciones es no sólo estéril, sino perjudicial para su ya decaída imagen. Ayer, por ejemplo, José Bono dijo que con lo que debe la televisión valenciana se puede pagar toda la deuda de Castilla-La Mancha. Puede que tenga razón, pero debe entender que con lo que cuesta la televisión pública de esa región -creada por él y en la que puso al frente a Jordi García Candau- es posible que se resolviera el déficit de cualquier ayuntamiento mediano. El déficit y la deuda autonómicos son dos de los principales problemas a los que se enfrenta la economía española y cuya evolución siguen día a día los mercados. Así lo corroboró la ministra Salgado hace sólo una semana al reconocer que las comunidades cerraron el primer trimestre del año con un déficit «superior» al previsto. En conjunto, las autonomías terminaron con un desequilibrio de 4.995 millones de euros, el doble que el de la Administración central, y la mitad de ellas con un desfase en el entorno del 1%. Entre éstas se encuentran Baleares -con presidente socialista hasta ahora-, Cataluña -de CiU- o la Comunidad Valenciana -del PP-. Y al margen del déficit, sí hay retrasos en los pagos. Cáritas denunciaba ayer que el Gobierno de José María Barreda no le ha abonado ni un euro de los 4,5 millones comprometidos para programas de ayudas sociales. A la vez, el presidente de Cepyme, Jesús Terciado, responsabilizaba a las administraciones públicas del cierre de 225.000 pymes en los últimos tres años por no cobrar los servicios prestados. En un momento crucial para la economía española la responsabilidad debería llevar a los políticos a atajar con contundencia el descontrol de las cuentas autonómicas. Rajoy tomó la delantera el pasado miércoles al proponer medidas de reducción del gasto en las autonomías que gobernará el PP y ayer dio otro paso al emplazar al Gobierno a un pacto «a calzón quitado» sobre las cuentas autonómicas en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Los presidentes populares que tomarán posesión en próximas fechas -los nuevos como Bauzá y los antiguos como Camps- deben seguir a Rajoy, plantear en sus discursos de investidura planes de control del déficit serios y detallados y comprometerse a llevarlos a la práctica. Las prioridades deben ser las marcadas por el líder del PP ante los barones de su partido: la principal es el establecimiento de un techo de gasto y, después, meter la tijera en el número de consejerías, en las empresas y entes públicos, en los coches oficiales o en el cierre de televisiones autonómicas. A la vez, el Gobierno tiene que comprometerse a proporcionar a las comunidades los recursos que les correspondan para su financiación, sin enmascarar en ellas sus propias penurias. Es necesario el destape… y con desnudos integrales. EL MUNDO. 7-6-2011

Deja una respuesta