Los grandes fondos de inversión y de pensiones controlan el 75% del PIB mundial

Bandidos financieros tras la máscara de “los mercados”

Les llaman mercados, pero tras esa máscara impersonal se encuentran las grandes oligarquí­as financieras del planeta, con nombre, rostro y pasaporte. El patrimonio en poder de los fondos de inversión y de pensiones, propiedad mayoritaria de la gran burguesí­a norteamericana y alemana, alcanza su récord, supera en un 31% el capital que controlaban en 2008 y ya equivale al 75% del PIB mundial.

Si los grandes fondos de inversión sólo invirtieran en bolsa, “podrían comprarse todas las compañías cotizadas del mundo”. La afirmación, hecha por un experto analista financiero, pone de manifiesto el poder acumulado por los fondos de inversión y los fondos privados de pensiones. El capital que gestionan entre ambos es de 40,2 billones de dólares, lo que equivale al 75,5% del PIB mundial total. En comparación, la capitalización bursátil de absolutamente todas las empresas cotizadas del planeta, es decir, los mayores monopolios globales o locales del mundo, suma 41,6 billones de dólares. “Un puñado insignificante de bandidos financieros manejan más riqueza de la que son capaces de crear cada año las cinco mayores economías europeas”

Para estos fondos la palabra crisis no existe. Desde 2008, año de la caída de Lehman Brothers, han aumentado en casi 10 billones de dólares el nuevo capital que han pasado a controlar y gestionar.

Del total de sus recursos, 20,4 billones de dólares están invertidos en acciones de grandes empresas, mientras que otros 12,7 billones están dedicados a comprar deuda pública de los Estados. Bastan estas cifras para comprender el poder y la capacidad de que disponen los fondos de inversión para desestabilizar el mercado de un país, dictar sus condiciones, imponer sus intereses…

Mucho más cuando más del 40% de todo el capital que manejan está concentrado en sólo 20 grupos, más de la mitad de los cuales está en manos de los grandes bancos y aseguradoras mundiales. Además, el 52,8% de ese capital está en manos de firmas anglosajonas, principalmente estadounidenses.

Entre los 10 mayores fondos de inversión del mundo, hay 6 norteamericanos, 2 alemanes y 2 franceses. Entre ellos, acumulan un capital superior a todo el PIB de EEUU: casi 18 billones de dólares.

Pero si cerramos todavía más el foco, encontramos que de los 5 mayores, 4 son de EEUU y uno de Alemania. Y solo ellos concentran un capital superior a la suma de los PIB de Alemania, Francia, Inglaterra, Italia y España. ¡Un puñado insignificante de bandidos financieros manejan más riqueza de la que son capaces de crear cada año las cinco mayores economías europeas!

Sólo el fondo estadounidense BlackRock, el mayor del mundo, maneja un capital próximo a los tres billones de euros, lo que supone disponer de recursos equivalente a casi tres veces el PIB español. En nuestro país es uno de los principales accionistas de gigantes como los bancos Santander y BBVA, Iberdrola o Telefónica, y sus paquetes de acciones en empresas del Ibex 35 tienen un valor de mercado de 10.789 millones.

De los 10 fondos que controlan la bolsa española, el IBEX-35, ocho son estadounidenses. Lo que nos permite entender no sólo el poder y la capacidad que tienen para decidir el rumbo de las mayores empresas del país, sino que explica también la necesidad imperiosa de Washington en intervenir, directamente o a través del FMI, sobre nuestra economía a fin de asegurar e incrementar los beneficios que obtienen de nosotros.

Deja una respuesta