Las desigualdades aumentan en Cataluña a un ritmo mayor que en el resto de España

Artur Mas contra los catalanes

El Informe Social 2013 de la Fundación Rafael Campalans, vinculada al PSC revela que la desigualdad en la distribución de la renta en Cataluña aumenta de forma más rápida que en el resto de España y supera, por primera vez, la media europea. Es el resultado de la oleada de recortes sociales impuesta por Artur Mas, que mientras difunde que “España roba a Cataluña” se entrega a atacar sin miramientos a todos los catalanes.

El informe –que se puede consultar en la página web de la fundación, www.fcampalans.cat– ofrece un demoledor diagnóstico de los efectos de los recortes.

Entre 2006 y 2011, el índice Gini –el principal indicador de la desigualdad– ha aumentado en Cataluña desde el 0,28 al 0,33, mientras que en toda España subía desde el 0,31 al 0,34. “El gobierno de Artur Mas nos clava más profundamente la cuchilla de los recortes”

No son “números sin alma”. Definen el drama de muchos catalanes.

En 2006, solo el 7,5% de los catalanes sufrían “privación material”. Ese porcentaje se triplicó en 2011, afectando al 21,6% de la población. Y la “privación material más severa” ha pasado del 2,9% al 8,2%.

Afecta a los sectores más débiles y desprotegidos. Como los niños. El índice de “pobreza moderada” entre los catalanes menores de 16 años era del 17,6% en 2008. Y ahora es del 30%.

Pero sus efectos se extienden a toda la población. El informe habla del “ascensor descendente”, que convierte en “nuevos pobres” a una parte de la clase media.

Y el diagnóstico es el atraco, porque mientras la mayoría somos cada vez más pobres, unos pocos se enriquecen. La brecha en Cataluña entre el nivel de renta del 10% más rico y el del 10% más pobre se ha duplicado en los últimos tres años.

Y mientras esto ocurre, el gobierno de Artur Mas nos clava más profundamente la cuchilla de los recortes.

España es el tercer país de la UE-15 con la universidad más cara. Pero en Cataluña es un 75% más cara que en el resto de autonomías.

Y crecen las listas de espera en la sanidad pública, mientras aumentan las subvenciones a la privada. En Cataluña el porcentaje de sanidad privada por habitante es del 33%, frente al 26% de la media española.

La cantinela de que “España nos roba” no hace sino ocultar el salvaje atraco del gobierno de Artur Mas –uno de los más sumisos ejecutores de los recortes ordenados por el FMI o Merkel– a todos los catalanes.

Deja una respuesta