Elecciones Andalucía 2018

“Andalucía tiene dos caminos, avanzar en la redistribución de la riqueza, o quedarnos atrás

Podemos y debemos abrir brecha, e iniciar el camino de la redistribución, pero no es pensable una salida de la crisis a espaldas del resto de España

Si miramos los telediarios… ¿Qué piensas de la visión que aparece en los medios sobre Andalucía?

Creo que no le hace justicia. Se presenta una comunidad atrasada y pobre, de jornaleros subvencionados y narcotráfico. Y se alimenta el cliché del andaluz inculto y vago, hasta ridiculizando su acento. Pero la realidad de nuestra tierra nada tiene que ver con eso.

Es cierto que los indicadores de pobreza y paro se disparan en nuestra región, pero, al contrario de cómo la venden, Andalucía es rica, y mucho.

Andalucía es la tercera región que más riqueza genera en España, solo detrás de Madrid y Cataluña. Es el cuarto receptor turístico del país, con 30 millones de visitantes cada año, la segunda flota pesquera nacional en importancia productiva, la tercera en producción científica, tiene industria en sectores estratégicos como la metalurgia, la química o la producción energética y cerca del 57% de su territorio se dedica a la agricultura y ganadería

Pero las riquezas con las que contamos no son sólo materiales. Gozamos de un incalculable patrimonio histórico, artístico y cultural que sobrepasa los fríos muros de los museos. El legado de Camarón, Picasso y Lorca se vive en cada rincón de nuestras calles. Además, Andalucía es enormemente rica en recursos naturales, marítimos y terrestres. Gran parte de la biodiversidad ibérica se puede encontrar en la región, y las costas atlánticas y mediterráneas, además de ser preciosos parajes, albergan multitud de especies que han sido fuente histórica de alimentación.

Y hay una riqueza todavía más oculta, de lucha y solidaridad infranqueables. Que defiende la acogida a migrantes, que lucha por las pensiones, que pelea por la sanidad y educación públicas, que se levantó el 8 de Marzo y que apoya a Juana Rivas… la Andalucía de los astilleros de Cádiz o contra la fusión hospitalaria en Granada, esa que no sale en la tele, pero que todas vivimos.

Andalucía se ha transformado y avanzado en el último medio siglo.

Claro que Andalucía ha cambiado mucho, y para mejor. Han crecido las ciudades, se han mejorado las infraestructuras y comunicaciones, se ha asentado la industria del turismo… Incluso se han instalado campos solares y eólicos, aprovechando las grandes potencialidades de la región para generar energía renovable. Y se han dado grandes avances en los servicios públicos. Creando nuevas universidades, como la de Jaén, o desarrollando el sistema sanitario andaluz.

Desde luego es otra visión de Andalucía y señalas un avance innegable, pero tú como candidata de Recortes Cero cuáles son los problemas, las montañas que hay que remover en Andalucía?

Es muy dolorosa la situación, el 42% de los andaluces está en riesgo de exclusión social. Recursos tenemos de sobra, yo creo que canta por sí solo el hecho de que los sucesivos gobiernos no se han guiado suficientmente por defender los intereses de su gente. Y han primado los intereses de un puñado de oligarcas, de aquí y de fuera, que se han enriquecido a nuestra costa. La corrupción y el despilfarro son un problema evidente en los aparatos burocráticos de la Comunidad -y sin duda hay que acabar con él- pero no es el único, ni el principal responsable de esta situación. La riqueza está muy mal repartida, concentrada en muy poquitas manos y gran parte de ellas extranjeras, como pasa con Deoleo…

Bajo mi punto de vista, el paro y la pobreza son los dos principales problemas que tenemos los andaluces. Acabar con el paro, generando puestos productivos y de utilidad social, obliga a su vez a afrontar lastres como la desindustrialización o con la escasísima inversión en investigación, ciencia y cultura.

Por otro lado, es fundamental llevar adelante un plan de choque contra la pobreza extrema, que permita asegurar las necesidades básicas, empezando por luz, agua y techo, para todas las personas.

Los problemas que has señalado son grandes montañas que lastran Andalucía. ¿Qué pasaría si las quitamos? ¿Podría Andalucía no ya salir de esos lugares sino ser un referente y uno de los motores económicos de España… para una salida de la crisis favorable a la mayoría y al país?

Radicalmente. Las potencialidades de Andalucía son enormes, no sólo las nombradas anteriormente, sino que contamos con un gigante capital humano de profesionales y trabajadores que no debemos olvidar. Podemos abrir camino para España, sumándonos a la estela portuguesa, y dar un nuevo paso adelante en el avance de Andalucía.

Andalucía tiene dos caminos. Podemos dar avances en la senda de la redistribución de la riqueza, o quedarnos atrás, en la de los recortes y la pobreza. Podemos y debemos abrir brecha, e iniciar el camino de la redistribución, pero no es pensable una salida de la crisis a espaldas del resto de España. La división no entra en la tradición solidaria de nuestra tierra, a parte de que no tiene sentido, los andaluces estamos repartidos por toda España, así como encontramos personas de todo el mundo en nuestras ciudades. Es una suerte enorme que tenemos.

¿Cómo se consiguen esos objetivos?

Yo creo que lo primero que debe quedar claro es que se trata de voluntad política, y hasta ahora ningún gobierno la ha tenido. Una vez aclarado esto, decir lo que no es redistribuir la riqueza. Redistribuir la riqueza no es repartir lo poco que hay, o recortar a las llamadas clases medias, o crear trabajo a base de endeudarse más.

Redistribuir la riqueza es poner los enormes recursos de los que dispone la región al servicio de las necesidades generales y populares, de generar más riqueza y crear empleo. Redistribuir la riqueza es recortar por arriba, a esos muy poquitos que se están haciendo de oro a nuestra costa. ¿Cómo? Primeramente, elevando el poder adquisitivo de trabajadores y pensionistas, permitiendo así reactivar el consumo interno, motor de la economía y principal fuente de empleo. Estableciendo un salario mínimo de 1.000 euros y máximo de 10.000, o limitando los cargos públicos a 5.000.

O con un plan de creación de empleo productivo. También proponemos revertir los recortes en sanidad, educación y servicios sociales de los últimos años. Y financiarlo ampliando el tramo autonómico del IRPF a las rentas de más de 150.000 anuales. Son algunos ejemplos, hay más. Pero lo más importante es tener claro que sí se puede, hay riqueza de sobra, “solo” hace falta voluntad política para defender de verdad los intereses populares.

¿Qué otras cuestiones que se nos hayan quedado en el tintero te gustaría añadir como candidata de Recortes Cero?

Sí, hay un tema que está desaparecido no solo en las elecciones, también durante todo el año, y es el hecho de que Andalucía sea una gigantesca plataforma militar de Estados Unidos. Efectivamente las bases de Rota y Morón son tema tabú en los mítines electorales, y si se habla es para decir que crean trabajo. Mientras, los últimos bombardeos de EEUU a Siria se han hecho desde buques y armamento que está en Rota.

Esto no es aceptable y hay que denunciarlo. El pueblo andaluz, solidario y abierto, no podemos tolerarlo. Además de acoger a los refugiados, que por supuesto es un deber humano hacerlo, tenemos que hacer que nuestra tierra deje de ser sustento de más maniobras asesinas. España y Andalucía deben ser pacíficas y neutrales. Y hacer de Andalucía como dice su himno un referente de la paz por Andalucía, España y la Humanidad.

Me gustaría hacer un llamamiento a todas las personas decepcionadas, hartas de todos “porque todos son iguales”, a que estudien nuestro programa, a que acudan a nuestras asambleas, a que discutan, den su punto de vista y participen. Porque si la indignación se convierte en que pasemos de las elecciones, qué bien se lo han montado “los que mandan”. Y sobretodo, porque seguro que agradecen ver que hay vida “más allá” de los de siempre.

Deja una respuesta