Ciencia

Analizando la Luz más antigua del Mundo

Durante 15 meses el satélite va a estudiar en detalle la llamada radiación cósmica de fondo. El material de datos acumulados va a tener entretenidos a los cientí­ficos décadas, según la comunicación del 17 de septiembre de la ESA (Agencia Espacial Europea).

Los instrumentos de medición de “Planck” deben detectar oscilaciones de la temeratura con una precisión de ¡millonésimas de grado! Según la ESA, es como si se midiese la temperatura corporal de un conejo en la Luna desde la Tierra. Este especie de eco del Big Bang llena todo el universo y es de una época en la que el joven y caliente Universo es por primera vez transparente. Por eso se le llama también a esta radiación la luz más antigua del mundo. Se formó 380.000 años después del Big Bang, prácticamente nada en comparación con la edad del Universo que ronda los 13.7 mil millones de años. Desde entonces esta radiación se ido enfriando a una temperatura de ¡270,45 grados bajo cero! La longitud de onda se encuentra en la región de las micro-ondas, por lo que también se le suele llamar radiación de microondas de fondo. “Planck” despegó el 14 de mayo de este año junto con el telescopio espacial “Herschel”, que ha comenzado ya con sus observaciones en el infrarojo. En los próximos 15 meses el satélite va a cartografiar el cielo completo y va a dar la carta del eco del Big Bang más precisa hasta el momento. Los cosmólogos se esperan de este proyecto que ha costado 600 millones de Euros respuestas a preguntas fundamentales acerca de la naturaleza y cantidad de la materia y energía oscura así como acerca de la evolución del Universo.

Deja una respuesta