Las recetas del FMI, CEOE y Banco de España para la reforma laboral

A despido más barato, mayor rebaja de salarios

Zapatero se ha pasado cinco años diciendo que nunca abaratarí­a el despido. Incluso ahora jura que con la reforma laboral “los trabajadores no perderán derechos”. Pero cada vez lo tiene más difí­cil para ocultar la auténtica naturaleza de la reforma laboral que impulsa su gobierno y que abre el camino para abaratar el despido y rebajar los salarios.

Un nuevo arón en la mesa del Diálogo Social (dijeron que habría acuerdo para final de Abril y ya lo anuncian para el verano), donde el gobierno negocia la reforma laboral con los sindicatos, CCOO y UGT, y la patronal CEOE, demuestra dos cosas. Una las presiones de los principales arietes de la gran banca y el gran capital –FMI, Banco de España y CEOE- para llegar aún más lejos. Y otra, que el gobierno y las centrales sindicales no encuentran la forma de encajar los recortes sin que se note demasiado.Las recetas del Gobierno, patronal, Banco de España y el Fondo Monetario Internacional (FMI) coinciden en lo sustancial: implantar un nuevo tipo de contrato más barato.El presidente del BE, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y la patronal CEOE reclaman abiertamente un abaratamiento mayor y la rebaja de las cotizaciones sociales. Les parece insuficiente la propuesta de Zapatero: generalizar el contrato de fomento del empleo que rebaja la indemnización por despido de 45 a 33 días, implantar el modelo alemán para recortar jornada y salarios, y el austriaco para abaratar el despido. Comisiones y UGT, aunque reconocen que la propuesta del gobierno “abre la puerta al abaratamiento del despido”, siguen negociando por un lado y conteniendo la creciente indignación popular por otro.Pero el informe del FMI, presentado esta misma semana por el economista Ravi Balakrishnan, es claro y contundente: “España necesita un contrato único… que abarataría el coste para los empresarios y provocaría la flexibilidad laboral y la flexibilidad de los salarios”.Los economistas del FMI no se andan con rodeos y desnudan las propuestas de Zapatero. La reforma laboral que negocian es una vía de presión y chantaje a los trabajadores, no sólo facilita el despido haciéndolo más barato, sino que a la vez crea nuevas condiciones para rebajar los sueldos. Primero te despiden y luego, cuando te vuelvan a contratar, ya será con menos sueldo.He aquí la esencia de la reforma laboral: menos costes por despido y ahorro salarial para el capital; paro y rebaja salarial para los trabajadores.Es la contribución de Zapatero, una más, al objetivo fijado por la gran banca española y europea y un puñado de monopolios de rebajar el 25% los salarios, favoreciendo el trasvase de miles de millones de euros de las rentas salariales a las rentas del gran capital.

Deja una respuesta