934 víctimas mortales en quince años por la violencia de género

“Debajo de las multiplicaciones hay una gota de sangre de pato” (Lorca). Y en el caso de la violencia machista, es tristemente literal. 934 víctimas asesinadas por la violencia de género en quince años muestran la peligrosa realidad a la que se enfrentan miles de mujeres españolas todos los días

Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, desde 2003 (año en que empezó a hacerse registros) han sido asesinadas 934 personas víctimas de la violencia de género. 41 de ellas tenían menos de 21 años. El año pasado murieron 51 personas, mientras que entre enero y abril de este año llevamos ya 11 asesinadas reconocidas oficialmente.

Claro que estas son las víctimas oficiales. Por ejemplo, asociaciones como feminicidio.net aumentan la cifra de víctimas de 2017 a 99, puesto que cuentan a distintos colectivos que la ley no recoge pero que están consideradas como violencia de género en el Convenio de Estambul, como los niños asesinados, asesinatos de familiares (asesinadas por sus propios hijos o hermanos), prostitutas asesinadas o víctimas del crimen organizado.

De entre las mujeres asesinadas y reconocidas oficialmente, 193 habían presentado denuncia previa a su agresor. Aunque realmente son más, porque el Ministerio sólo empieza a contar denuncias a partir de 2006.

Obviamente, la violencia de género no se reduce a las muertes. Desde 2009, se han producido 1.222.746 denuncias contra la violencia de género, 158.217 denuncias solamente en 2017, de las cuales 115.801 presentan lesiones. Aparte, entre 2011 y 2017 se han producido de media 1.300 denuncias por violación al año. O lo que es lo mismo, se han producido entre 3 y 4 denuncias por violación en España cada día desde 2011.

Desde 2013, hay 99.240 casos con protección policial. Pero de éstos, sólo 714 tienen riesgo alto y 53 tienen riesgo extremo. Esta situación ya suscitó una ferviente crítica social tras la muerte de Andrea Carballo el año pasado, atropellada por su exnovio, quien después de haber presentado tres delitos por lesiones sólo se encontraba en grado de riesgo “medio”.

En septiembre de 2017 se aprobó en el Congreso de los Diputados el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, compuesto por 213 medidas. Consta de un presupuesto de 1.000 millones de euros a invertir en cinco años para llevar estas medidas adelante. 200 millones cada año, el 0’04% del PIB. Pero ¿dónde está el dinero?

En su momento, distintas organizaciones feministas y de mujeres criticaron lo infrafinanciada que resultaban las 213 medidas, en cuanto que al dividirse entre todos los municipios de España, la resultante es que éstos se quedaban con solo 2.000 euros para poder implantar las distintas medidas, una cuantía claramente insuficiente. Este año el gobierno sólo va a invertir 80 millones de euros, en vez de los 200 millones que debería, y sólo va a activar 26 de 213 medidas del Pacto de Estado.

Estos son motivos más que suficientes para salir a la calle y no sólo denunciar, sino exigir, que el gobierno invierta de verdad en la lucha para acabar con la violencia machista ¡Ni una menos!

Deja una respuesta