La farsa de que "las pensiones ganan poder adquisitivo"

2016: Nuevo recorte de las pensiones

Las mentiras tienen las patas tan cortas como el empeño por hacernos creer que revalorizan­do las pensiones un 0,25% “los pensionistas ganarán poder ad­quisitivo este año”. Basta hacer los números, como hace un in­forme de CCOO, para demostrar el engaño. No sólo no se revalo­rizan, sino que en 2016 habrá un nuevo recorte del poder adquisi­tivo de las pensiones.

Es mentira que los ensionistas vayan a ganar capacidad de compra en 2016, como dicen los grandes medios de tirada naciaonal. Los pensionistas volverán a perder poder adquisitivo en 2016. Esta es la verdad frente a las tres mentiras, o gran­des silencios, del gobierno y sus voceros. La primera, como se puede ver en el cuadro adjunto del informe presentado por CCOO, es que la pérdida acumulada del poder adquisitivo de las pensiones duran­te la crisis (2007-2015) es de 1,19 puntos. Por eso, la revalorización del 0,25% no corrige, ni siquiera, los efectos de la con­gelación de 2011 por el gobierno de Za­patero (los pensionistas perdieron ese año 2,9 puntos de poder adquisitivo), ni la de 2012 de Rajoy (que no las regularizó según el IPC y los pensionistas volvieron a per­der 1,9 puntos). En el mejor de los casos, los pensionistas seguirán con una pérdida acumulada del poder adquisitivo de sus pensiones de casi el 1% después de 8 años de crisis. Una realidad que los voceros del gobierno se encargan de silenciar. “En el mejor de los casos, los pensionistas seguirán con una pérdida acumulada del poder adquisitivo de sus pensiones de casi el 1% después de 8 años de crisis”La segunda es que los copagos farma­céuticos, las subidas de impuestos y de los servicios básicos se comen ese 0,25% con el que Rajoy pretende camelar a los pensionistas. Los copagos de hasta 8 euros al mes triplican la media de 2,5 euros que significan las “subidas” de Rajoy. Lo que ha obligado a millones de pensionistas a renunciar o limitar a sus tratamientos mé­dicos. Sólo en la Comunidad Valenciana, según los datos de la Conselleria de Sani­tat, entre septiembre de 2014 y agosto de 2015, 403.334 pensionistas no iniciaron o abandonaron alguno de los tratamientos prescritos por su médico, por los copagos. Una situación aún más sangrante si añadimos a los copagos sanitarios las su­bidas de las tarifas de los servicios básicos (agua, luz, gas, transporte…) y los impues­tos como el IVA que gravan dramática­mente las condiciones de vida de millones de hogares (1 de cada 5) que dependen de una pensión. Según la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO de Catalunya, te­niendo en cuenta todos estos conceptos, la pérdida del poder adquisitivo de los pensionistas llegaría al 14% en el con­junto de España y hasta un 19% en Ca­taluña. La tercera es que si se cumplen las previsiones del Banco Central Europeo, la inflación subirá el 1,5%, por lo que con la subida del 0,25% de Rajoy, las pensiones perderán un 1,25% de poder adquisitivo. O lo que es lo mismo, sólo por este con­cepto los pensionistas perderán este año una media de 158 euros en su capacidad de compra. La conclusión es evicente, el 0,25% de Rajoy no es una subida, es una estafa que trata de esconder un recorte real de las pensiones un año más. Blindar las pensiones en la Constitu­ciónLas mentiras, trampas y chantajes con las que el bipartidismo ha vendido las re­formas y recortes de pensiones estos años, impuestos por el FMI y Bruselas, no han podido ocultar lo que realmente son: un ataque frontal a las condiciones de vida de los pensionistas actuales y futuros y un ambicioso plan de privatización para que bancos, aseguradoras y fondos extranjeros se hagan con el control de más de 110.000 millones de euros del sistema público de pensiones. Blindar las pensiones en la Constitu­ción y elevarlas para que no haya ninguna por debajo de 1.000 euros, recuperando el poder adquisitivo perdido en todos estos años, es una necesidad cada vez más ur­gente. Esta es la primera exigencia del pro­grama de Recortes Cero – Los Verdes: blindar las pensiones en la Constitu­ción, mediante referéndum, para man­tener y aumentar su poder adquisitivo, prohibiendo que se congelen, recorten o privaticen. Es mentira que no haya recursos para mejorar el poder adquisitivo de las pen­siones. Bastaría con una reforma fiscal progresiva, que eleve impuestos a las grandes fortunas, o acabando con los gas­tos superfluos, el derroche y combatiendo la corrupción para disponer de recursos más que suficientes para destinar 12.700 millones a subir el poder adquisitivo de 9 millones de pensionistas, recuperando el poder adquisitivo perdido desde el ini­cio de la crisis, y aumentarlo progresi­vamente para que ningún pensionista cobre menos de 1.000 euros al mes.

Deja una respuesta