Chantaje farmacéutico

5
2 votos
02-12-2017
Publicidad
Montoro obliga a las Comunidades Autónomas a firmar un pacto con las farmacéuticas a cambio de financiación.
 Chantaje farmacéutico
Montoro obliga a las Comunidades Autónomas a firmar un pacto con las farmacéuticas a cambio de financiación.

Hacienda obliga a todas las Comunidades Autónomas necesitadas de financiación, a tragar con el convenio entre el Estado y las multinacionales farmacéuticas, por las que se blindan la compra de medicamentos de marca frente a los genéricos. 

Aceptar el convenio con las farmacéuticas es el nuevo requisito impuesto por el Ministerio de Hacienda para poder tener acceso a los 10.276 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) de 2017 destinados a la Sanidad de 10 CCAA: Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluñaa, Extremadura, Murcia y la Comunidad Valenciana.

El convenio firmado comprometería a las comunidades autónomas a tener que gastar un mínimo del gasto público anual en medicamentos de marca de manera obligatoria. A pesar de la existencia de medicamentos genéricos que resultan mucho más baratos.

¿Quién gana?

Este pacto es un indirecto pero descarado rescate a las farmacéuticas. Puesto que parte del dinero que reciben las CCAA del FLA acaba en manos de éstas a la hora de tener que comprar sus productos por la fuerza. Quienes salimos perdiendo somos nosotros, quienes ponemos el dinero para pagar forzosamente los medicamentos de marca, cuando los genéricos nos resultarían más beneficiosos.

La única contrapartida que tienen las farmacéuticas es la de tener que poner de su parte si alguna comunidad autónoma supera la regla de gasto por tener que recurrir a sus medicamentos. Pero el porcentaje de la regla de gasto la fija la propia Hacienda, por lo que no se espera que esto suponga un problema para la industria farmacéutica.

En España, el 92% de los medicamentos que se venden están sujetos a prescripción médica. En consecuencia, la mayor parte de los beneficios de las farmacéuticas en España proceden de los presupuestos públicos. Por eso es fundamental este convenio para garantizar sus beneficios de manera constante, aunque haya alternativas mejores en el mercado gracias a los genéricos.

El 50% de los medicamentos de marca en España pertenecen a 25 laboratorios farmacéuticos, según datos de AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Farmacéuticos). Cinco son las principales multinacionales farmacéuticas, que concentran más de 1.276 medicamentos de marca en nuestro país y que serían los mayores beneficiarios de este convenio: Pfizer (EE.UU.), Novartis (Suiza), GlaxoSmithKline (Reino Unido), Sanofi (Francia) y Ferrer (España). 

Esta imposición por parte del gobierno es un ataque a los gobiernos autonómicos y a la población que los ha votado. Varios de estos gobiernos ya han tomado la palabra para criticar este chantaje al que Montoro los está sometiendo. Carmen Montoro, consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, denunció como el convenio "pone entre la espada y la pared a autonomías que tienen la necesidad de recibir el FLA ya que sufrimos una grave infrafinanciación".

Por su parte, el gobierno cántabro denunció que el convenio “está carente de transparencia”, y que no es razonable que la FLA "esté ligado a adherirse a un convenio entre la Administración y la industria farmacéutica".

Compromís ha solicitado ya la comparecencia de Montoro en el Parlamento para explicar la imposición de este convenio a las CCAA, criticando "el caciquismo de Montoro, que impone sus reglas para repartir los cerca de 10.000 millones de euros del FLA". Mientras que la Secretaria de Sanidad del PSOE, Luisa Carcedo, ha denunciado como “en lugar de tener una relación estrecha para coordinar las competencias estatales y autonómicas se recurre a esa especie de chantaje”.

Este rescate a las farmacéuticas, realizado mediante el convenio, prueba como el gobierno del PP, a través de Montoro, presiona para intervenir cada vez más en los gobiernos autonómicos y municipales en favor de los intereses de los grandes monopolios como las farmacéuticas. Ya lo hicieron primero con Carmena y ahora lo hacen con las diez comunidades mediante el chantaje puro y duro.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad