Condenado el ex-presidente liberiano

¿Y quién estaba detrás de Taylor?

Por primera vez en la historia, un tribunal internacional condena a un ex jefe de Estado. el antiguo presidente de Liberia, Charles Taylor, por crí­menes de guerra y lesa humanidad. Una gran conquista en la lucha contra la impunidad. ¿Pero es pensable que Taylor estuviera solo? Serí­a el primer genocida local que no tuvo a una gran potencia sosteniendo sus crí­menes.

El diario The Boston Globe revelaba el pasado mes de febrero que el dictador Charles Taylor, presidente de Liberia entre 1997 y 2003, fue, desde mucho antes de su ascenso al poder, un hombre tutelado y al servicio de la CIA y la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa.

Unas relaciones con Washington que vienen de su época de estudiante en el Bentley College de Boston, donde fue instruido para ocupar cargos dirigentes en su país. Cargos que tuvo que abandonar al ser acusado de la desaparición de cientos de miles de dólares. Huido de su país a EEUU, protagonizó una rocambolesca fuga de la prisión con la colaboración de la inteligencia estadounidense, que tenía proyectos más ambiciosos para él.

Tras años de silencio, y a requerimiento del Boston Globe, el gobierno de EEUU confirmaba que Taylor trabajó con la Agencia de Inteligencia de la Defensa, el brazo de espionaje del Pentágono, y con la CIA desde comienzos de la década de los 80, negándose a revelar más detalles para no “dañar la seguridad nacional”.

Si está claro que Washington, la CIA y el Pentágono amamantaron a un dictador y genocida como Taylor, ¿por qué no se les juzga a ellos también?

Deja una respuesta