Los 562 altos ejecutivos del Ibex cobran 915.000 euros de media

¿Y por qué no sólo 10.000?

Los 562 altos ejecutivos del Ibex-35, el selecto club bursátil que incluye a los principales bancos y monopolios españoles, cobraron sólo en concepto de salario una media de 915.000 euros por cabeza. 61 veces el salario medio. Pero las medias engañan. Y cuando miramos los datos al detalle, el abismo salarial es todaví­a mayor. Los consejeros del Santander cobraron el año pasado 3,6 millones de euros. 240 veces el salario medio. Y el vicepresidente del Santander, Alfredo Sáez, se embolsó 21,3 millones de euros. ¡1420 veces el salario medio! Esta es la, no ya desigualdad sino indignante foso entre un í­nfimo puñado de plutócratas y la mayorí­a de la población, que desata en plena crisis las justas iras de casi todos. Con estos datos en la mano, la propuesta que presentamos desde la candidatura «De Verdad contra la crisis», consistente en implantar por ley un salario máximo de 10.000 euros mensuales -elevando con el dinero ahorrado de este «recorte salarial» a los más poderosos todos los sueldos a un mí­nimo de 1.000 euros- cobra cada vez mayor dimensión.

Los informes anuales de gobierno cororativo muestran que las empresas del Ibex 35 tienen en total 82 consejeros ejecutivos y otros 480 altos directivos. Esa élite que gestiona las principales empresas cotizadas españolas obtuvo en 2008 una retribución de 915.000 euros por persona, según las cifras publicadas por las empresas. En realidad, la cifra de sus ingresos es mucho mayor, y superaría de largo el millón de euros si se computasen en los informes todas las pagas extraordinarias, plurianuales o las aportaciones a los fondos de pensiones de los altos directivos.Pero también dentro de los más poderosos existen clases. Los mejor pagados son los consejeros con funciones ejecutivas, principalmente presidentes y consejeros delegados de las grandes empresas. En este grupo, la retribución media supera holgadamente los dos millones incluso sin contar pagas plurianuales o aportaciones a pensiones.El mejor pagado de todos ellos es Alfredo Sáenz, consejero delegado del Santander, con una paga fija y variable de 9,3 millones y un aumento de su fondo de pensiones de otros 12 millones. Le sigue el presidente del BBVA, Francisco González, con 5,7 millones de paga fija y variable, 11,22 millones de aumento de pensión y otros 3,3 millones en acciones por un incentivo plurianual. El tercero, por debajo ya del listón de los 20 millones, es el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, que ganó 6,5 millones más una gratificación de 10,24 millones "por consecución de objetivos de planes estratégicos plurianuales y situaciones excepcionales y puntuales".Entre los que llevan la etiqueta de altos directivos no consejeros, el sueldo medio es de 700.000 euros. Pero de nuevo sobresalen los directivos del Santander (3,6 millones de media), Telefónica (2,4 millones) y BBVA (1,7 millones, aunque en este caso sin contar el incentivo plurianual).Y estas son las cifras que conocemos, puesto que la Comisión Nacional del Mercado de Valores permite a los grandes bancos y monopolios múltiples subterfugios para presentar, de cara al público, unos “salarios” de los altos directivos inferiores a los que perciben en realidad.

Deja una respuesta