Se aprueba en EEUU una ley contra los abusos bancarios a los usuarios de tarjetas de crédito

¿Y por qué no en España?

En pleno centro del capitalismo mundial, Barack Obama acaba de aprobar una ley, calificada de “histórica” por los medios norteamericanos, en la que se penalizan las prácticas abusivas impuestas por los bancos a los usuarios de tarjetas de crédito. La elevación arbitraria de los intereses, las comisiones injustificadas o la imposición de plazos cada vez más cortos para el pago de las deudas -prácticas hasta ahora habituales, y que están asfixiando a millones de norteamericanos- serán desde hoy ilegales. La creciente indignación social contra unos bancos rescatados con miles de millones de dinero público, mientras incrementan su atraco financiero contra la población, ha obligado a Obama a tomar medidas. ¿Por qué no se toman en España medidas, cuanto mí­nimo similares? ¿Es que el atraco perpetrado por los bancos españoles, que ya han recibido 250.000 millones de dinero público, es menos grave?

El residente de EEUU, Barack Obama, ha promulgado una "histórica ley" que ofrece protecciones "firmes y fiables" a miles de consumidores "atrapados" en inmensas deudas de tarjetas de crédito por las prácticas abusivas de los bancos.En la última década las deudas en las tarjetas de crédito se han incrementado un 25%, hasta superar los 7.000 dólares de media por cabeza, y uno de cada cinco estadounidenses paga intereses superiores al 20%.La Federación de Consumidores de EEUU ha denunciado la injusticia de que a los contribuyentes, que ayudaron a rescatar al sector financiero, los bancos les castiguen con multas y altas tarifas mediante "trampas y artimañas" que los ponen al borde del abismo.De hecho, cada año los norteamericanos pagan aproximadamente 15.000 millones de dólares en multas impuestas por los grandes bancos.Este es el volumen de un atraco gigantesco.La ley, que entrará en vigor en nueve meses, prohíbe aumentos arbitrarios en las tasas de interés u otras tarifas ocultas, exige claridad en los términos de los contratos y publicarlos en Internet, y un aviso de 45 días de antelación para cualquier cambio en los intereses.En el corazón del liberalismo financiero, se promulgan leyes contra “los abusos bancarios”. No es que la Casa Blanca haya girado a la izquierda. Obama ha sabido captar el clima de indignación social que la crisis ha desatado contra grandes bancos y monopolios. Por eso intenta encauzar y mitigar esa ira popular, a través de medidas como un tope máximo para los salarios y bonus de los directivos de empresas rescatadas con dinero público, o ahora limitando las prácticas más escandalosamente abusivas.Esto se está haciendo en EEUU. ¿Y qué hace Zapatero en España? Absolutamente nada.El gobierno contempla como los bancos paralizan el crédito, a pesar de haber recibido 250.000 millones de dinero público con el objetivo de facilitar los préstamos. Observa cómo los bancos nos suben los intereses, a pesar de que el Euribor y el precio oficial del dinero no cesan de bajar. Certifica que las eléctricas nos roban a través de recibos inflados artificialmente, o que Telefónica nos impone las tarifas más altas de Europa.Y no hace absolutamente nada. Bueno, sí que hace algo. Preparar un segundo plan de rescate bancario, donde nos obligará a entregar más dinero a los mismos banqueros que nos atracan para mantener sus multimillonarios beneficios.

Deja una respuesta