¿Qué intereses hay detrás del “lanzamiento” de Vox?

Vox y el amigo americano

En un tiempo récord, la formación ultraderechista Vox ha pasado del ignorado montón de las fuerzas políticas extraparlamentarias -que raramente son mencionadas en los medios, tertulias o informativas- a llenar minutos de televisión, columnas e incluso portadas. ¿Qué intereses hay detrás de este repentina “publicidad” para un partido de extrema derecha?

Llenar con 10.000 asistentes el Palacio de Vistalegre en Madrid es una demostración del crecimiento de Vox. Pero en publicidad hay un dicho: “no se anuncia lo que se vende, sino que se vende lo que (previamente) se anuncia”. La publicidad -y más en politica- no se otorga sin un interés.

Por eso es preciso hacerse preguntas. En un país como España -donde hay una mayoría social claramente progresista y que ha sufrido 40 años de dictadura fascista- los movimientos ‘ultras’ siempre han ocupado un papel marginal, y en los últimos 30 años jamás se han acercado -ni remotamente- a tener representación parlamentaria.

Sorprende por ello la decisión de varias encuestas electorales (cuyas preguntas están estudiadas al detalle), entre ellas las últimas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), de sacar del grupo de los “otros” a un partido de extrema derecha para colocarlo junto a los partidos sobre los que se pregunta a los ciudadanos en las encuestas, dejando en el “saco del silencio” a fuerzas como Recortes Cero-Grupo Verde (la número 11 en el 26J, con 51.907 votos), a UPyD (la duodécima, con 50.247 apoyos). Vox quedó en decimotercer lugar con 47.182 votos.

Algunos achacan este “interés mediático” a “estimaciones demoscópicas” que insisten el darle a Vox una expectativa de sacar escaños por Madrid, Valencia, Alicante y Murcia. Otros explican este efecto por “la acalorada competición entre las dos derechas [PP y C´s] para ver cual de las dos utiliza munición de mayor calibre contra el Gobierno de los 84, que está dando alas al partido de extrema derecha. (…) Vox se alimenta del fenomenal ruido que en estos momentos emiten el reencuentro del Partido Popular con José María Aznar y las ansias de Albert Rivera para mantenerse en punta después del inesperado cambio de escenario que trajo consigo la moción de censura a Rajoy”, escribe Enric Juliana en La Vanguardia.

Aunque algo de verdad pueda haber en estos factores, lo cierto es que nuestro país es de los pocos países europeos donde la ultraderecha y la intoxicación xenófoba no juega un papel relevante. Las declaraciones alarmistas sobre “que viene la ultraderecha” suenan más a clima de opinión intoxicador.

Pero aunque sea imposible que Vox vaya a jugar el papel que en Francia juega Le Pen, no conviene perder de vista a este partido. Sobretodo se comprueba los apoyos internacionales que está recibiendo la formación ultraderechista. Ni más ni menos que la del ex-asesor y artífice del triunfo electoral de Trump: Steve Bannon, ideólogo de la alt-right (extrema derecha supremacista) norteamericana e impulsor de una “Internacional” de partidos ultras en Europa llamada “The Movement”, que engloba a formaciones como el FN francés, Alternativa por Alemania, o la Liga Norte de Salvini en Italia.“Vox está recibiendo el apoyo del ex-asesor y artífice del triunfo electoral de Trump: Steve Bannon, ideólogo de la extrema derecha supremacista norteamericana.”

La conexión entre Vox y Bannon la personaliza uno de los principales cuadros de la directiva de este partido. Se trata del sociólogo Rafael Bardají, que fue asesor del Ministerio de Defensa durante el mandato de Aznar, luego dirigió el departamento de política internacional de FAES (que también dirige Aznar), y anteriormente fundó el GEES (Grupo de Estudios Estratégicos, otro think tank).

Bardají, columnista habitual de La Gaceta, se autodefine como experto en “pensamiento neoconservador” y tiene una estrecha relación con Bannon. Hasta el punto que en mayo de 2017 Bardají fue recibido en la propia Casa Blanca por Bannon, con el que “departió una serie de notas de evaluación estratégica sobre la crisis de la UE y las relaciones entre EEUU y Europa bajo la Administración Trump”.

Ya en abril de 2018, Bannon mostró públicamente su apoyo al partido de Santiago Abascal. Desde su destitución en agosto de 2017 como asesor presidencial, Bannon no ha parado de visitar Europa para estrechar lazos con los partidos xenófobos, antiislamistas y anti-UE. Bannon se ha reunido con los líderes de Alternativa por Alemania, alienta sin cesar todas las bravatas anti-refugiados y anti-Bruselas de Matteo Salvini y de la Liga en Italia y fue la estrella invitada en el último congreso del Frente Nacional de Marie Le Pen.

El interés de Bannon -como el de la administración Trump, aunque ya no forme parte formalmente de ella- en promover este tipo de partidos en Europa es claro. El auge de la extrema derecha y del nacional-extremismo contribuye a forzar las costuras de la UE, y crea toda una serie de contradicciones y de tensiones, especialmente contra el liderazgo de Alemania en la UE, extremadamente útiles para que EEUU pueda intervenir en los asuntos europeos.“El auge de la extrema derecha y del nacional-extremismo contribuye a forzar las costuras de la UE, algo extremadamente útil para EEUU”

Por su parte, Vox no duda en agradecer este apadrinamiento norteamericano. “La experiencia de Bannon durante la campaña presidencial, construida sobre su papel en la formación y evolución del Tea Party, su conocimiento de la situación de Europa y la coincidencia en el diagnóstico que aqueja a España y sus vecinos, hará que su aportación al debate político español sea de un valor incalculable”, declaró Bardají despues de su viaje a Washington.

Vox considera su inscripción en el club de los grandes partidos de ultraderecha europea como una gran oportunidad para beneficiarse de sus recursos, organización y experiencia para hacer visible su discurso en Europa, justo cuando llega un convulso ciclo electoral a España. Para ello, acentúan su discurso más “españolista” y “eurocrítico”, distanciándose del alineamiento incondicional con la UE que cultivan PP y Ciudadanos.

Pero la superpotencia no tiene amigos, solo intereses. Vox asegura haber recibido el apoyo de Bannon para “establecer estrategias reducir al máximo cualquier apoyo internacional al separatismo catalán”. Pero habrá que estar atento alo que advierte Enric Juliana, que avisa que “los radares han detectado al fundador de The Movement sobrevolando el espacio aéreo de Barcelona. Bannon siente interés por el independentismo catalán, en la medida que podría ayudarle a poner en jaque a la UE. En estos momentos busca interlocutores en Catalunya”. Es muy de Washington no poner todos los huevos en la misma cesta.

6 comentarios sobre “Vox y el amigo americano”

  • Mira,sin embargo,como reacción,ha surgido “actúa”,el partido del juez Garzón y Llamazares en la sede de UGT,para frenar a la “extrema derecha”. Garzón,azote de la ETA,de Pinochet,el caso Gurtel…de irreprochable trayectoria.Uuuuh Casado,que levanta las tumbas.Bienvenidos al frente anti-,hegemonista chavales

  • DeVerdad…¿es de verdad? Menuda manipulacion haceis de la Verdad. Con vosotros se cumple el dicho de «Dime de que presumes…». Progresismo es retraso y manipulacion lingüística. Hasta nunca.

  • La irrupción de Vox, al contrario de lo que dicen las corrientes más revisionistas o izquierdistas, no ha sido porque la población se esté volviendo facha. Analicemos con detenimiento y olvidémonos de tesis empiristas (que lo único que nos llevan es al idealismo más absurdo), la irrupción de Vox se debe a la gran propaganda que le han dado que ha sido diseñada y dirigida por la superpotencia norteamericana.

  • armando de valencia dice:

    bamos que esto no se sabia que tenia el apoyo de uno de los de los ee.uu este sujeto bannon ,que por lo visto es de cuidado y abra que estar muy atento aasus pasos por donde va y dicta sus oraciones de ir por donde los partidos estos de extrema derecha mas bien fascistas este es su nombre real y no otro ,qu estan ala lo qu que posiblemente ordene sus apoyoa de los ee.uu porque de amigos nada intereses de clase y estos intereses son mortales en si mismo para españa ,ahora abra que star muy atentos a sus pasos y ver sus actuaciones para andalucia se mire como se mire

Deja una respuesta