Una semana decisiva

La ejecución del artículo 155 de la Constitución es la alternativa del Estado y de la oligarquía frente al desafío independentista en Cataluña, y tal y como sería ejecutada por el gobierno de Rajoy incrementará la división y el enfrentamiento, generará un conflicto de graves consecuencias y dificultará la necesaria unidad del pueblo trabajador. La actuación de la oligarquía, a través de los diferentes aparatos del Estado (judicatura, policía, gobierno…) ha generado peores condiciones para enfrentar los proyectos de ruptura encabezados por la burguesía burocrática catalana.

Primero con la represión policial ejercida contra la población el 1-O. Ahora con la ejecución de la fuerza del Estado a través del artículo 155 de la Constitución.

Tal y como ha sido anunciado por el gobierno de Rajoy supone en los hechos una intervención de la autonomía que genera rechazo en la sociedad catalana, y que contribuye a enfrentarla con el resto de España. Se cesará a todo el govern catalán y el gobierno central controlará directamente a la Generalitat; todas las fuentes de financiación autonómicas pasarán a estar bajo control del gobierno de Rajoy, que pasará a dirigir desde los mossos a los medios de comunicación públicos; el parlament verá sus funciones limitadas, no podrá nombrar ni proponer al president de la Generalitat, y el gobierno de Rajoy tendrá derecho de veto sobre sus decisiones; las próximas elecciones autonómicas serían convocadas directamente desde Moncloa.

Frente a concebir el 155 como excepcional, parcial y limitado, los sectores más reaccionarios del PP aspiran a su extensión. El delegado del gobierno en Castilla La Mancha ha considerado que esa comunidad “empieza a ser merecedora del 155”, como medio para acabar con el gobierno en coalición de PSOE y Podemos. Y el presidente del PP en Euskadi amenaza al PNV con “seguir el mismo camino que en Cataluña”.

Una política “incendiaria” que genera graves problemas tanto al PSOE como a Ciudadanos -comprometiendo su apoyo al gobierno-, agudiza el conflicto y entrega argumentos a las fuerzas independentistas. La oligarquía, su Estado y sus representantes políticos, por su carácter reaccionario solo puede presentar una respuesta que socava la unidad desde la que hacer frente a los proyectos de fragmentación.

Esto no cuestiona o disminuye la responsabilidad de la burguesía burocrática catalana, de Puigdemont, su govern y las fuerzas que lo apoyan.Los sectores de la burguesía burocrática nucleados en torno a Puigdemont parecen apostar por seguir la hoja de ruta: “generar confrontación y forzar la desconexión”, utilizando la DUI para “generar un conflicto que bien gestionado puede conducir a un Estado independiente”. Anunciando un pleno del parlament para el jueves donde podría declararse la DUI.

Ellos, los Puigdemont y Junqueras, son los principales culpables, los que representan los proyectos más peligrosos y reaccionarios.

La emergencia y movilización de los sectores de la sociedad catalana contrarios a la independencia, encabezados por el pueblo trabajador, es el factor clave que ha colocado a la defensiva y en retroceso a los sectores de la burguesía burocrática catalana representados por Puigdemont que han encabezado los proyectos de fragmentación. Quien los ha colocado en esa situación no ha sido “la fuerza de la ley”, la actuación de la justicia y la policía, la negativa de la UE a aceptar una independencia de Cataluña, la huída de empresas o la firmeza del gobierno de Rajoy, sino la irrupción de un protagonista que muchos están empeñados en silenciar: el pueblo trabajador catalán, rechazando la independencia y defendiendo la unidad.

Especialmente posicionándose el 1-O, con una abstención consciente del 60%, que superaba el 80% en algunos núcleos de clase obrera. Reduciendo el apoyo a la independencia al 38% del censo, que baja al 20% o incluso al 15% en las localidades donde se concentra el pueblo trabajador.

Pero que también se manifiesta en la emergencia de una izquierda patriótica a través de los manifiestos, la multitudinaria manifestación del 8 de octubre, los pronunciamientos de importantes líderes de opinión…

Es la posición expresada por estos sectores de la sociedad catalana lo que hace inviable una declaración unilateral de independencia, y lo que pulveriza el clima de opinión difundido por el govern de Puigdemont de que existe “un mandato democrático de la sociedad catalana” para avanzar hacia la independencia.

En su hoja de ruta, los Puigdemont y Junqueras admitían que era necesario “desincentivar la participación” de “los defensores del NO”. Y han fracaso rotundamente en su empeño.

Es significativa la encuesta publicada por El Periódico: solo 1 de cada 3 catalanes quieren que el procés acabe con la independencia; solo 3 de cada 10 aprueban una DUI; el 61% considera que el govern de Puigdemont es el máximo responsable de la situación al haber vulnerado la ley y el orden constitucional; el 68% aprueban la convocatoria de elecciones -sin una DUI por medio- como única salida posible, posición que comparten el 45% de los independentistas.

Esta es la razón de que Puigdemont y su govern enfrenten serias contradicciones y dificultades para mantener el pulso contra el Estado.

Las últimas manifestaciones -que la Guardia Urbana cifra en 200.000 y 450.000 asistentes, lo que supone un retroceso, y que no superan la participación de la manifestación del 8 de octubre en defensa de la unidad- evidencian las dificultades de mantener una “movilización permanente” cuando se agudiza el enfrentamiento, y cuando la mayoría social por la unidad ha hecho acto de presencia también en las calles.

Y las divisiones y contradicciones en el seno del independentismo aumentan, entre quienes apuestan por declarar la DUI, y los que aceptarían cualquier alternativa que paralizara la ejecución del 155, ante el temor de perder el control de las instituciones catalanas.

La convocatoria de elecciones pactadas que permita expresar la voluntad popular es por el contrario una alternativa democrática a la actual situación capaz de unir a una amplia mayoría.

6 comentarios sobre “Una semana decisiva”

  • Evidentemente los políticos de todos los partidos que tienen representación parlamentaria sólo piensan en sus intereses particulares y en sus carreras políticas. No hay sabiduría ni consciencia y en su ambición arrastran al pueblo a una fricción que levanta viejos rencores, deudas sin saldar, como el de la memoria histórica, que no ha estado presente después de casi 50 años de supuesta democracia. En su codicia arrastran a todos todos los miembros del estado español al conflicto, a un posicionamiento que hará difícil la convivencia en la pluralidad y en el respeto a valores esenciales como la tolerancia y el diálogo. Respeto a la gente, al pueblo, que sólo queremos vivir en paz, un techo, comida, trabajo y justicia entre comillas. Una justicia que no existe y que permite que todos los saqueadores de un bando y de otro se vayan de rositas y no devuelvan todo lo robado. Se ha silenciado el caso Gurtel, el 3% de CiU, y toda la porquería institucional que nos ahoga. Divide y vencerás, pero …¿qué desaprensivo vencerá? Desde luego la gente sólo perdemos , poder adquisitivo, derechos, y esperanza.Eso sí, nos proporcionan miedo a raudales, ansiedad, rabia y desavenencias. Una grieta tan grande que me lleva a recordar los acontecimientos sociales y políticos de hace un siglo. Y los medios de comunicación sólo alimentan el miedo , un miedo que nos bloquea a veces, y otras a un empacho de despropósitos que nos hace vomitar una rabia sin ningún tipo de control.Y ¿Dónde está el sentido común? ¿ Y el raciocinio?
    Estoy indignada, con unos y con otros, con los de Puigdemint, y con los de Rajoy, con los medios de comunicación que alimentan la fisura desde cualquier idiosincrasia, y con ese nacionalismo con apellido catalán o español, ambos trasnochados. Estoy en contra de la manipulación. Y me preguntó, ¿Quién está llenando sus arcas con todo esto?
    Vivimos en una sociedad enferma, podrida, como estuvo el Imperio romano, que desapareció paulatinamente y aparentemente (siempre queda el Vaticano como vestigio) por la incursión pacífica de los bárbaros, de gentes de otras culturas. Y es que una sociedad sin valores y sin espiritualidad y consciencia se autodestruye. Y todo esto me remite a hace un siglo. Y el Alzheimer social es un grave error.Y tengo la impresión de deja vu, porque hace un siglo afloraron los fascismos como reacción a la disgregación de algunos estados, a la exaltación de nacionalismos. Y joderrrrrr, ¿ No nos damos cuenta que todos estamos conectados? Estoy contenta de nutrir amistades en Barcelona, en Madrid , en Sevilla, en Iruña , Donostia y Bilbo. De rozarnos, intercambiar y aprender, mientras los politicuchos siembran la discordia, la separación y la desavenencia social. Se están pulsando las teclas de la autodestrucción, no del estado español sólo, sino de la sociedad del bienestar, de la sabiduría y del respeto, incluso del ser humano. Estoy triste y preocupada, y también indignada. Incluso tengo miedo, y no es algo que me caracterice. ¿Nos hemos vuelto locos? Alguien quiere que lo sintamos.
    Pilar desde Pamplona.

  • el click de manara dice:

    Pues yo lo miro autocríticamente,porque en el artículo «la otan y la independencia de cataluña» defendía el 155,ahora,leyendo éste artículo,me doy cuenta de que es reaccionario.La solución está,como bien dice en «movilización de los sectores de la sociedad catalana contrarios a la independencia, encabezados por el pueblo trabajador, es el factor clave que ha colocado a la defensiva y en retroceso a los sectores de la burguesía burocrática catalana representados por Puigdemont que han encabezado los proyectos de fragmentación.»

  • Es inadmisible,sobre todo en una democracia, que una minoria de la población tenga mayoria absoluta en un parlamento o ayuntamiento. Urge una reforma del sistema electoral: una sola circunscripción electoral :Cataluña en vez de las cuatro provincia. Estricta % entre votos y escaños ( diputados, consejales),en los medios de comunicaion públicos..Taradella dijo que los derechos de los catalanos parlantes no se deben hacer a costa de los castellanos parlantes..LIBERTAD para escoger la lengua en la enseñanza, en la administracion publica. Suprecion de exigir el catalan : % para los hispanos parlante son el 55 % de la poblacion. Los extranjeros son una minoria importante que no pueden votar .No se deben convocar elecciones hasta que los delincuenes paguen.La juentud con derecho al voto esta fanatizada con las mentiras desde hace 37 años (Parlamento catalan ) y 38 años desde los ayuntamientos . Usad a vuestros hijos de 6-7 años como escudo contra la guardia civil y la policia nacional como dijo Puigdemon de 55 años un niño cuando murio Franco en 1975.El tambien es un product y/o complice de Artur Mas ( cada dia menos aunque va a traernos mas Atur ,paro y violencia ) y del viejo honorabilissssimo Jorge Jordi Pujol y su mjer Marta de los Misales. Son una minoria nacionalista, una casta que usan el catalan, una lengua minoritaria en el mundo para quitarse la competencia ,sobre todo de los hispanos parlantes de lengua materna: 500 millones en el mundo sin contar los estudiantes que se paga los estudios del español.L exigencia del catalan es un chollo para unos pocos : colocarse en la adminstracion, recibir subvenciones,… Demasiados complices y tontos en el mundo de la cultura sobre de los progres .Nazien aleman significa :Nacional Zocialismo Obrero Aleman. REFORMA DEL SISTEMA ELECTORAL YA.. Para que un referendum o eleciones sea valido debe ser legal,justo y democratico. Debe participar mas del 50 % del censo,los votos validos superar los nulos ,los votos activos a los votos en blanco, mas del 50 % debe decantarse por el si opor el no o por un partido politico. En caso de reforma de la constitucion o independencia o cuestiones realmente importantes se elevara a 2/3 partes.Solo el referendum de la Constitucion de 1978 cumple . los tres requisitos a pesar de la abstencion que pedian algunos partidos .Ni siquiera el referndum del Estatut bajo el tripartito psor-IU-ERC :SOLO VOTÓ UNA MINORIA 49 %. El 51 % se abstuvo.Solo por eso deberia haberse declararado nulo. SE DESPILFARAN MILLONES DE EUROS Y TIEMPO DE LOS POLITICUCHOS..De los «referendum » del 9-N y DEL 1-O mejor no perder el tiempo. Los gastos electorales pagarlos la minoria que no votÓ . Solo se pagan entre todos cuando la mayoria vot.

Deja una respuesta